26 oct 2020

Ir a contenido

Cuba llama a un cirujano español para tratar la enfermedad de Fidel

El doctor José Luis García Sabrido viajó el jueves en un avión fletado por el Gobierno de La Habana

El especialista debe realizar un examen médico a fondo para decidir si hay que operar de nuevo

MARGARITA SÁENZ-DIEZ / MADRID

Un prestigioso cirujano español ha sido llamado en consulta médica a La Habana para que dictamine qué pasos podrían adoptarse para detener el progresivo deterioro de la salud del presidente cubano Fidel Castro, según ha podido saber EL PERIÓDICO de fuentes sanitarias. El doctor José Luis García Sabrido, jefe del servicio de Cirugía del hospital público Gregorio Marañón de Madrid, salió el pasado jueves rumbo a la isla caribeña.

García Sabrido voló en un avión que el Gobierno cubano había fletado al efecto para que llegara sin demora a tratar al mandatario gravemente enfermo. De las gestiones previas para concertar la visita, así como de la planificación del viaje hasta los últimos detalles, se ocupó la Embajada de Cuba en España.

APOYOS TÉCNICOS

El avión trasladó también material clínico de última generación del que no se dispone en La Habana en previsión de posibles intervenciones quirúrgicas o de nuevos planteamientos terapéuticos.

Aunque el doctor García Sabrido había sido informado por el equipo médico que atiende a Castro, estaba a la espera de practicarle un reconocimiento a fondo para decidir si era aconsejable o no practicar otra intervención. En el hospital Gregorio Marañón aguardan cualquier petición de nuevo material que les pueda llegar desde La Habana.

RESONANCIA INTERNACIONAL

García Sabrido es un reconocido especialista de cirugía general que ha tratado a personalidades importantes cuyos nombres se mantienen en la reserva. Lo que no es ningún secreto es su palmarés de aciertos, y también su resonancia internacional.

Asiduo participante en los congresos de su especialidad, se da la circunstancia que muy recientemente, José Luis García Sabrido dictó una conferencia magistral, como otros muchos colegas, en el IX Congreso Cubano de Cirugía que se celebró en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El médico español llamado a tratar a Fidel Castro fue discípulo del cirujano José Luis Barros, que sentó escuela en Madrid con nuevas técnicas quirúrgicas en los años 60 y 70. Cuando a Barros le fue diagnosticado una grave enfermedad intestinal eligió a su discípulo más experto en aparato digestivo, García Sabrido, para que le interviniera quirúrgicamente.

INTERROGANTES

Aunque el diagnóstico de la enfermedad de Fidel Castro permanece resguardado por la deontología profesional de quienes le asisten, los servicios norteamericanos de información apuntan la posibilidad de un proceso cancerígeno en la zona del abdomen. No obstante, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, negó rotundamente que se tratara de un cáncer.

El presidente de Brasil, Luis Inàcio Lula da Silva, comentó ayer a un grupo de periodistas que planea visitar a Fidel Castro en Cuba a mediados de enero.