Entrevista en colaboración con BBVA

“Queremos detectar el alzhéimer antes que dé síntomas”

  • mjn-neuro ha lanzado al mercado un dispositivo para detectar la epilepsia, y ahora trabaja en otro para prevenir esta enfermedad neurodegenerativa

  • Su cofundador y CEO, David Blázquez, explica qué ha supuesto para el proyecto recibir el Premio BBVA a la Investigación y la Innovación Tecnológica

David Blázquez, cofundador y CEO de mjn-neuro.

David Blázquez, cofundador y CEO de mjn-neuro.

6
Se lee en minutos

-Han diseñado un dispositivo ‘wearable’ para la detección precoz del alzhéimer. ¿Cuáles son sus claves?

-El alzhéimer es una de las enfermedades más prevalentes en las personas de la tercera edad, siendo la enfermedad neurodegenerativa más frecuente en todo el mundo. Según la OMS afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo y se prevé que esta cifra se triplique en 30 años. El diagnóstico precoz de la enfermedad supone un reto en la práctica clínica, ya que los pacientes suelen manifestar síntomas clínicos que pueden ser muy sutiles y posiblemente atribuidos a diferentes diagnósticos médicos e incluso a un deterioro asociado a la edad. No cabe duda de que la detección precoz del alzhéimer, previa a la manifestación de signos clínicos apreciables por el paciente, familiares o el médico, nos situaría en un nuevo paradigma de conocimiento.

El objetivo principal de Dreamer es la detección precoz de signos que permitan el diagnóstico del alzhéimer, aún cuando esta patología se encuentre en la fase preclínica, entendiendo esta fase como la ausencia de signos y síntomas de deterioro de funciones cognitivas para el paciente.

-Han recibido por este dispositivo el Premio BBVA a la Investigación y la Innovación Tecnológica. ¿Qué supone este impulso?

-Para mjn neuro es muy importante este premio, para poder llegar lo antes posible al mercado, de forma que las personas con alzhéimer puedan beneficiarse del producto. A nivel general, este premio en Investigación e Innovación Tecnológica significa un reconocimiento por las cosas bien hechas de todo el consorcio de Dreamer (Elausa, KIN, IMP, Projectes Galgot, mjn-neuro y en colaboración con el equipo del Dr. León del Hospital San Pau de Barcelona en los aspectos clínicos y el equipo eXiT de la UdG de la Dra. Beatriz López en inteligencia artificial). También nos permite la promoción del proyecto en las tierras gerundenses y en consecuencia en el resto del país y, no quiero dejarme, el agradecimiento a la asociación AENTEG, Asociación de Empresas de Nuevas Tecnologías en Girona, por todo el trabajo que está llevando a cabo dentro de la investigación e innovación tecnológica de las empresas y ‘start-ups’, así como la promoción de los proyectos.

Estos premios e-Tech han sido los primeros para el proyecto Dremaer pero esperamos que sean muchos más, y que esto nos ayude a hacer una difusión del proyecto, de la solución y también de la enfermedad del alzhéimer, parte muy importante en la nuestra empresa donde tenemos el impacto social incrustado en nuestro ADN. En este sentido, mjn-neuro está catalogada como empresa de impacto social por la Fundación Ship2B desde 2017.

-¿Cuáles son los planes de desarrollo de la compañía?

-A finales del 2020 hicimos el lanzamiento de mjn-SERAS, un producto para la detección precoz de las crisis de epilepsia. Salimos al mercado a inicios del 2021, donde hemos podido estar trabajando con los early adopters de forma muy directa y sobre todo con aportaciones de mejora de nuestro producto. Un feedback que nos ha ayudado muchísimo al poder tener un producto recién exitoso.

El producto está en el mercado español con el marcado CE de dispositivo médico y estamos trabajando ya una estrategia de comercialización en Europa en los próximos meses, principalmente Reino Unido, Países Bajos, Alemania, Francia e Italia. Seguidamente daremos el paso hacia Estados Unidos donde ya estamos trabajando toda la regulatoria con la FDA.

En España estamos trabajando el modelo B2C, directo a consumidor a través de nuestro e-commerce. Pero en otros países el modelo de negocio cambia y se adapta, trabajaremos con distribuidores especializados, distribuidores los cuales exigimos una serie de características y condiciones, por tanto, hablamos de un modelo B2B2C. De esta forma, podemos testear el modelo de negocio, no tenemos tantos esfuerzos físicos y económicos, y reducimos riesgos, para poder tener un crecimiento más perceptible.

Al mismo tiempo estamos negociando con empresas farmacéuticas con el fin de realizar una distribución internacional, tanto en Europa, Estados Unidos y algunos intereses que hemos tenido de Japón principalmente.

Pero como contábamos, ya estamos en el desarrollo de Dreamer, nuestro segundo producto para la detección precoz del alzhéimer. En mjn-neuro ofrecemos actualmente un producto para mejorar la calidad de vida de las personas con epilepsia, pero seguimos trabajando para aportar soluciones innovadoras y tecnológicas para otras enfermedades neuronales: Alzheimer, Parkinson, TEA, etc.

-¿Qué importancia tendrá la tecnología ‘wearable’ en el campo de la salud? ¿Aún queda terreno para su evolución?

-La tecnología mejora cada día y a velocidades altísimas. Tenemos que ser capaces de seleccionar y trabajar la tecnología que nos pueda ofrecer soluciones para mejorar nuestro día a día, es decir, nuestra calidad de vida. Creo que queda mucho terreno por recorrer en diferentes ámbitos: mejoras en el tratamiento, mejoras en fuentes médicas, mejoras en la atención del paciente y sobretodo en el tema de la base de datos de los pacientes (‘big data’ e Inteligencia Artificial).

No obstante, la introducción de estos avances hace que el sector de la salud se enfrente a un reto importante: el de la ciberseguridad. En el sector sanitario se da el agravante de que los datos e información que se manejan son especialmente sensibles, por lo que los mecanismos de protección frente a potenciales robos son cruciales.

-Su primer diseño fue un dispositivo para la detección de la epilepsia, motivados por un caso muy cercano. ¿Cómo fueron estos inicios?

-El origen y el objetivo de mjn-neuro es personal, yo tengo una hija, Marina, que sufre la epilepsia desde los 2 años. La voluntad de ayudarla a ella y a otras muchas personas en la misma situación es nuestra motivación principal.

Como todos los inicios, hay dificultades, está siendo una carrera larga, al principio era poder desarrollar desde cero un nuevo dispositivo, luego fue la regulatoria de producto sanitario, muy difícil, y actualmente todo el proceso de comercialización que implica España e internacional. Pero al final todos estos procesos han sido enriquecedores y de momento satisfactorios, aunque no faltos de problemas y retos. Una vez superadas las barreras de regulatoria y técnicas ahora mismo nos enfrentamos a barreras de comercialización y internacionalización. La comercialización será dificultosa, por los procedimientos y las licencias, pero va por buen camino. La internacionalización también será un proceso complejo, estamos ya trabajando los mercados y distribuidores de Alemania, Reino Unido, Holanda, Francia e Italia; y al mismo tiempo la regulatoria y el mercado de USA, pero contamos con las ayudas suficientes para enfrentarnos a esto retos y lo conseguiremos, algunos en breve, otros más tarde.

 -¿En qué otros dispositivos están trabajando?

Noticias relacionadas

 -mjn-neuro sigue trabajando para ofrecer nuevas soluciones a otras enfermedades neuronales, en colaboración con otros centros clínicos y tecnológicos, sobre todo estamos muy en contacto con la parte médica que nos permite conocer bien las problemáticas que existen e intentar buscar las mejores soluciones para abordarlas, ya sea con dispositivos, con tecnología o con inteligencia artificial. Por eso tenemos otros planteamientos pendientes como pueden ser un “Holter” EEG, una aplicación para detectar los períodos Off del Parkinson, aplicaciones por esquizofrenia, TEA o incluso enfermedades mentales donde nos hemos presentado con un proyecto RIA europeo.

 

Temas

BBVA