MALESTAR SOCIAL POR EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA

Rebelión en L'Hospitalet para frenar los desahucios

El movimiento, que organiza protestas en los bancos, ya ha detenido dos desalojos

Los vecinos alertan de 200 ejecuciones hipotecarias desde el pasado septiembre

Una pareja amenazada por un desahucio, en su piso del Gornal.

Una pareja amenazada por un desahucio, en su piso del Gornal. / JONATHAN GREVSEN

2
Se lee en minutos
DAVID PLACER
BARCELONA

El malestar por los desahucios hipotecarios llega a la calle. Los movimientos vecinales de L'Hospitalet comienzan a organizar protestas frente a las sucursales bancarias por los crecientes desalojos de vecinos en paro que no pueden pagar la hipoteca. La federación de vecinos considera que este problema es el más grave del municipio y desde septiembre ya ha recibido 200 peticiones de ayuda. Con protestas y acciones judiciales han logrado detener dos desalojos de familias en paro.

La asociación asegura que se ha descubierto que muchas hipotecas tienen cláusulas en la frontera de la legalidad, lo cual es aprovechado como único resquicio judicial para frenar los desahucios hipotecarios. «Presionamos por la vía legal pero también acudimos a las entidades bancarias para presionar a nuestra manera: con pancartas, pegatinas y mucho ruido. Si no están dispuestos a dialogar, montamos una manifestación dentro de la misma sucursal, una acción muy negativa para la imagen de cualquier banco», explica Manuel Piñar, presidente de la federación de vecinos de L'Hospitalet.

La entidad trabaja para combatir este problema desde septiembre pasado. También ha logrado el compromiso verbal de una entidad financiera de que no cobrará la deuda a los desahuciados después de que se subaste su vivienda, según han explicado los vecinos. La federación teme que este año se produzca una avalancha de desahucios, ya que muchas familias con problemas para pagar la hipoteca no han podido salir del paro.

MODIFICAR LA LEY / La federación, que se ha acogido a la plataforma de afectados por las hipotecas, participó la semana pasada en una propuesta para reformar la ley hipotecaria. «Hemos pedido, entre otras cosas, que se incorpore la figura de la dación para liquidar la deuda como sucede en muchos países. Si una persona no puede seguir pagando, debería terminar con su deuda al entregar la vivienda para la cual se hipotecó y no quedar endeudado para el resto de su vida», explica Piñar.

Noticias relacionadas

La propuesta fue presentada la semana pasada por el grupo de ICV-EUiA en el Parlament para que pudiera llegar en forma de petición al Congreso de los diputados, la institución con competencias para modificar la normativa. La iniciativa también pide moratoria de hipoteca para los desempleados, algo que apoyan igualmente las plataformas de afectados por las hipotecas de Barcelona, Cerdanyola, Sabadell y Granollers, entre otros municipios.

Los desahucios son especialmente numerosos en el colectivo de inmigrantes. Segundo Zapata, que perdió su casa por impago hace más de un año y ahora es miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en L'Hospitalet, recoge casos de vecinos a punto de perder sus viviendas. «Es un verdadero drama. No conocen sus derechos ni tienen una buena asesoría legal», explica Zapata. «Siempre les recomendamos venir pronto, porque cuando se subasta la vivienda, ya no hay nada que hacer», remata.