28 sep 2020

Ir a contenido

Irresponsabilidad con mayúsculas. Salud Pública de Alicante ha detectado ya los primeros casos en la provincia de familias que han enviado a su hijo al colegio, pese a tener una PCR positiva. Así lo confirmó ayer el director de Salud Pública de Alicante, Eduardo Alonso. Ante estos casos, Alonso señala que el procedimiento para sancionar a los padres por este tipo de actitudes es muy complejo. "Si a todos los incumplidores los persiguiéramos judicialmente, sería una locura". El sistema judicial, añade Alonso, "es garantista, no podemos basarnos en sospechas. Hay que acumular evidencias, habría que recoger las versiones de todas las partes, no es algo tan sencillo de hacer como multar al que va sin mascarilla".