Ir a contenido

SOLIDARIDAD

Patrocina:

En la sombra: las ONG locales que trabajan fuera del foco mediático

Gracias a su esfuerzo diario, organizaciones y fundaciones consiguen que el gesto pequeño se convierta en una gran acción de ayuda a los colectivos más desfavorecidos

Mar Ardèvol

En la sombra: las ONG locales que trabajan fuera del foco mediático

Seguro que a todos, alguna vez, nos habrán parado a pie de calle esas personas con chaleco que, con paciencia y estoicismo ante los desplantes de la mayoría, piden colaboración para proyectos de crisis humanitarias, o para proyectos de larga duración en países del Sur. La razón es más que evidente. El apoyo ciudadano es fundamental en el trabajo de las ONG. Más de 2,3 millones de personas y entidades apoyan a estas organizaciones económicamente o con voluntariado, según el Informe de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo (2017).

Con fondos públicos y privados, así como con aportaciones particulares, las ONG realizan 3.646 proyectos. El 77% de estos recursos se destina a proyectos de desarrollo o de acción humanitaria en los países en los que trabajan. El 23% restante se ejecuta en España, en campos como la educación para la ciudadanía global (6%), captación de socios y donaciones (8%), o el mantenimiento de estructura (7%).

Ayuda imprescindible

Por tanto, igual de imprescindible es toda ayuda que provenga de administraciones o entidades privadas. Una de ellas, por ejemplo, es la que lanza la Fundación Banco Santander todos los años. El pasado mes de agosto, Banco Santander y Fundación Banco Santander, a través del programa Santander Ayuda, anunciaron que se ha destinado 1 millón de euros en casi tres años para mejorar la calidad de vida de colectivos vulnerables en las comunidades locales donde la entidad está presente. Actualmente está en marcha la 13ª convocatoria del programa Santander Ayuda.

Su plazo de solicitud está abierto hasta el 28 de febrero de 2019 y apoyará a 20 organizaciones con hasta 5.000 euros. En términos globales, este programa entrega a lo largo de sus cuatro convocatorias 400.000 euros al año a un total de 80 proyectos sociales que se desarrollarán en el ámbito nacional y en cuya selección se tendrá en cuenta el valor social de la propuesta, la repercusión en su comunidad inmediata y sus prácticas innovadoras.

Lo cierto es que estas ayudas son fundamentales para esas organizaciones que están fuera del foco mediático, que apenas conocemos, pero que día a día muestran su compromiso por el progreso de los colectivos más desfavorecidos y de la sociedad. Estos son algunos ejemplos son:

Fundació el Xiprer (Granollers)

Es un hogar por la acogida y la dignidad de las personas más desfavorecidas. Sus fundamentos recogen que alrededor del símbolo de la mesa se alimenta el cuerpo y el alma. Por eso disponen de servicios como un banco de alimentos, pisos de acogida o un comedor social que sirve desayunos para personas con capacidad para trabajar, pero que no pueden hacerlo por razones de marginación o problemas de documentación. También sirven almuerzos para personas incapacitadas para trabajar y con carencias familiares y de relación. Además, ponen duchas a disposición de aquellas personas que tengan dificultades para cubrir sus necesidades básicas de higiene.

Viajes Tumaini (Madrid)

Se trata de una ONG que facilita la realización de viajes solidarios, voluntariado y prácticas internacionales. La idea principal es que Tumaini sea un lugar de encuentro para las personas que desean colaborar con proyectos pequeños alrededor del mundo y que necesitan recibir voluntarios como apoyo para el desarrollo de sus actividades. Ayuda a buscar el proyecto que más encaja con el perfil del interesado, les asesora a la hora de realizar los trámites y ofrece formación para sacar el máximo partido a su viaje y que la experiencia tenga un impacto positivo en el país que visitan.

Avismón (Barcelona)

Es una fundación privada que trabaja para cubrir las necesidades de las personas mayores. Atienden, principalmente, a personas de 80 años que viven con una pensión mínima y en un piso de alquiler de renta antigua. Son personas que piden ayuda porque manifiestan un fuerte sentimiento de soledad, no tienen familia, o si la tienen, ha sucedido algún contratiempo que los aleja. Por eso, solicitan el apoyo de un voluntario para mantener los vínculos con su entorno social. El voluntario se compromete a ir como mínimo una vez por semana, unas tres horas, al domicilio de la persona, le hace compañía, va a pasear con ella o salen a comprar si lo necesita.

Apramp (Madrid)

La meta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP) es que las víctimas de explotación sexual y trata de seres humanos recuperen la libertad y la dignidad, haciendo valer sus derechos y que logren la autonomía necesaria para emprender una vida fuera del control y abuso de sus explotadores. APRAMP, a partir de la defensa y promoción de los derechos de estas personas, contribuye a prevenir y erradicar la explotación sexual y la trata. ¿Cómo lo hacen? Detectan e identifican víctimas de trata, ofrecen asistencia y apoyo a través de un equipo multidisciplinar que trabaja en distintas áreas (social, sanitaria, jurídica, laboral, etc.) y diseñan itinerarios de formación e inserción laboral.

Más información

Temas: Oenegés