Escandalosas confidencias

"Si te separas, a ti tienen que tratarte mejor que a Lady Di': las 10 bombas de racimo sobre Letizia que suelta Jaime del Burgo en el libro de Peñafiel

Quién es Jaime del Burgo, el excuñado 'resucitado' de Letizia que trata de hundirla desvelando un supuesto 'affaire'

Jaime del Burgo: el excuñado de Letizia Ortiz publica una foto íntima en la que se sugiere un noviazgo con la reina

Jaime Peñafiel: "Felipe VI se ha portado muy mal con Juan Carlos; es un pobre hombre en manos de Sánchez"

Telma Ortiz con Jaime del Burgo, en 2012.

Telma Ortiz con Jaime del Burgo, en 2012.

Laura Estirado

Laura Estirado

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El año pasado, en su anterior libro, 'Alto y Claro' (Grijalbo), Jaime Peñafiel dejaba claro -una vez más- que Letizia no era la "adecuada" para ser reina, que "si se la hubiera investigado un poco no habría habido boda". "Lo mantendré hasta que me muera", juró a este diario. Varios meses después, y a sus 91 años, vuelve a la carga contra la Reina con un nuevo título, 'Letizia y yo. ¿Qué secretos oculta la reina Letizia?', publicado en Arcopress el pasado 21 de noviembre. Esta vez, en lugar de echar mano de ese "archivo de cuatro pisos" que asegura tener el veterano cronista con datos sobre la mujer de Felipe de Borbón, le confía todo el protagonismo a Jaime del Burgo, antiguo amigo de la mayor de las Ortiz, testigo de su boda con el entonces Príncipe de Asturias y exmarido años después de la segunda hermana de Letizia, Telma.

Tras su fugaz matrimonio, el hijo del histórico político navarro se esfumó del mapa. Pero en los últimos meses ha mantenido "conversaciones telefónicas" y ha "intercambiado correspondencia" con Peñafiel, "haciéndolo conocedor de hechos relevantes" de su vida privada. Del Burgo, que el pasado fin de semana ha volcado todo su veneno en internet, y se ha ganado multitud de críticas haciendo viral una fotografía de la Reina embarazada acompañada de una presunta declaración de amor de esta [el famoso selfi de la pashima], le firmó al antiguo redactor jefe de '¡Hola!' un consentimiento para poder hacer públicos esos pasajes.

Estos 10 capítulos son confesiones de impacto:

"Intenté evitar la abdicación"

"Días antes de que el rey abdicara, intenté evitar la ceremonia mediante una conversación que mantuve con el jefe de la Casa. La información que le transmití sé que nunca llegó a oídos del interesado; al contrario, fue usada para propiciar su renuncia. Quizás algún día me plantee hacer una tesis doctoral en derecho sobre el vicio en el consentimiento y aquella abdicación histórica. 'Compórtate', me dije a mí mismo. ¿Frente a la injusticia? ¿Convertirme en un Sancho glotón y perverso? ¡Nunca! Las guerras intestinas en una familia son una cosa, pero ensañarse con un anciano indefenso es otra. ¿Desterrado a morir en tierra de moros? ¿Por qué? Morir lejos de casa es de lo peor que a uno pueda pasarle" (...)

"Hay un rey puesto por el BOE. Y hay otro que vive a cuarenta grados a la sombra y que, en mi modesta opinión, lo sigue siendo, según mi interpretación del derecho y de las leyesde la razó natural aplicadas a las circunstancias del caso".

"El CNI desvalijó mi casa"

"El día que el CNI desvalijó mi casa de Genthod, a las afueras de Ginebra, en el número 9 de la rue de Village, buscando lo que siempre estuvo y sigue custodiado en una caja fuerte de una institución financiera con la orden expresa de ser entregado al defensor de mi memoria en caso de muerte accidental o prematura, ese día, digo, también me comporté a la vista de toda mi intimidad vilipendiada".

"No tengo intereses en España. Ni siquiera una cuente corriente. Hablo una lengua que no es la materna. Practico una religión que no es la católica. He trabajado en 36 países y generado miles de puestos de trabajo., Mis amigos son gente extranjera. Mi patria, el mundo. Mi mujer y mis hijas son suecas. Me doctoré en derecho y trabajo con computadores cuánticos".

"Los años que me queden, los viviré entre Londres y Carmel, en California, las raíces que he decidido darles a mis hijas. Mis memorias, que comencé a escribir cuando tuve conocimiento de que, más temprano que tarde, perderé mis recuerdos, serán las memorias de un donnadie que cambió el dictado de su destino natural -el de ser abogado en la Universidad de Navarra- para terminar siendo un vagamundo universal al que le han pasado muchas cosas; algunas extraordinarias, como mi romance con Letizia".

"Han de tratarte mejor que a Lady Di"

[Antes de la boda que podría haber sido la suya con Letizia, puesto que Del Burgo le iba a pedir matrimonio cuando Letizia le confesó que había conocido al hombre que le iba a cambiar la vida para siempre, Felipe de Borbón, el abogado navarro terció por su más que amiga en el tema de las capitulaciones]. "... Había que dejar todo muy atado ante un posible divorcio, mediante las capitulaciones. Pero había un tema que Letizia se negaba a firmar tal y como estaba redactado por los asesores de Zarzuela: lo referente a los hijos en caso de separación. 'Si te separas, a ti tienen que tratarte mejor que a Lady Di', le dijo Jaime del Burgo. Era una imposición del rey Juan Carlos... Fue Jaime quien aconsejó a Letizia que no las firmara de la manera en que habían sido escritas, alegando que se arriesgaba a que pudieran tratarla como a una Diana de Gales. Zarzuela advirtió a Jaime de Burgo que había que firmar tal y como aparecían en el documento, sin quitar ni añadir nada. Sobre esto, comenta Jaime de Burgo: 'Llamé a Felipe, un hombre de buen corazón. A él tampoco le gustaban las capitulaciones'. Jaime de Burgo me informó en su día que, actuando él como testigo, "Felipe prometió a Letizia que, en caso de que el matrimonio no llegara a buen término, cuidaría de ella y respetaría sus derechos como madre si para entonces tenían descendencia". "Lo juro", fueron las palabras del príncipe.

"Si Felipe no cumplía, la cuidaría yo"

"Más tarde vendría la segunda promesa, todavía y siempre en vigor, la mía propia hacia Letizia. Consistente en que, en caso de no cumplir Felipe, lo haría yo por él en cuanto al cuidado de su bienestar y la protección de su persona. Y que impugnaríamos, si llegaban a darse las circunstancias, los términos de regulación de la custodia (...). ["Ahora entendí por qué Jaime del Burgo aceptó ser testigo de aquella boda que... ¡podría haber sido la suya!", escribe Peñafiel].

"¡Cuánto te quiero!"

[Escribe Peñafiel: "Meses después de la boda, Jaime me reconoce que sustituyó a los amigos 'mamporreros']: "Ellos me invitaron a Baqueira y a Marivent. "Con Felipe tuve una gran relación de amistad. Yo le contaba mis problemas, y él, los suyos. Cuando conocí a su familia, los reyes, las infantas y demás, me decepcionaron, o creía que tenían un nivel intelectual más alto, pero descubrí que cada cual pensaba solo en sí mismo (...). Letizia era una zorra en el gallinero (...). Con el nacimiento de Leonor, pasé a ser el tito Jaime. Por entonces, yo vivía en Londres, pero, cuando venía a Madrid, solía pernoctar en mi 'cuarto' de Zarzuela. Un día bajé a la piscina y me encontré que allí estaba Letizia. Hacía tiempo que no coincidíamos los dos a solas. Siempre estábamos rodeados de personas. Sentados en sendas hamacas, uno frente al otro nos miramos largamente y en silencio, hasta que la oí decir: '¡Cuánto te quiero!'. Yo le respondí lo que sentía: "Yo, también".

"Esas niñas me alegraban la vida"

[Cuando nació Sofía, Jaime se convirtió en el tío de las dos, escribe Peñafiel] "Fue un periodo hermoso. Yo no tenía hijos, y esas niñas me alegraban la vida... Trabajando en Brasil, sufrí una embolia pulmonar. Permanecí en la UCI durante 15 días. Conseguí que en el hospital Albert Einstein de Sao Paulo me facilitaran un teléfono con el que Letizia y yo hablábamos cada día. 'Me voy a verte'. 'Imposible'. '¿Y si te pasa algo?'".

"Cogidos de la mano en el cine"

"En mis visitas a Madrid siempre íbamos al cine los fines de semana Felipe, Letizia y algunos amigos. Letizia y yo siempre nos sentábamos juntos, cogidos de la mano. Eran instantes de felicidad. Pero en agosto de 2011 fue la única vez que discutimos. En Marivent. Y en noviembre de ese año, encontrándome en Londres, recibí una llamada. Fue muy breve: 'No podemos seguir viéndonos'. Y colgó".

Letizia, "mujer humillada y maltratada"

"Letizia, una mujer al borde del colapso, pero, en esta ocasión, además, humillada y maltratada. La mafia institucional no sabía de un amor que nació en Venecia antes del año 2000" (...).

[Peñafiel deja caer que los examantes siguen tratándose en la actualidad] "Hoy le he pedido a Letizia que colabore para que el rey pueda morir en su casa y en su patria. Los elefantes viejos regresan al lugar donde nacieron. Aunque Juan Carlos nació en Roma, por accidente, su casa es España. Es lo que haré yo también. Un día marcharé desde donde esté y regresaré a Pamplona".

Lo de Telma

Jaime del Burgo lo pasó muy mal hasta que una muy buena amiga le animó, aconsejándole: "Anímate y llama a Telma". "A Telma la conocí en la primera etapa de mis relaciones con Letizia. En la seguna, esta me prohibió, terminantemente, que la viera. Pero un día, coincidimos en la Zarzuela y los cuatro (Letizia, Felipe, Telma y yo) nos fuimos al cine. Al salir, llovía a mares... Me pidió que fuera a verla a Barcelona, donde entonces vivía. Y es lo que hice. La llamé y fui. Le dije que su hermana no debía saber que había ido. No se sorprendió. A ella también le había prohibido verme. Se vieron en Aspen, adonde la había invitado, y no solo se enamoraron, sino que le pidió que se casaran".

"Volveremos a estar juntos"

[Aunque Letizia no asistió a la ceremonia de su hermana en el monasterio navarro de Leyre, en 2012, sí aceptó viajar a la que los novios celebraron en Roma dos meses más tarde] "Cuando los invitados nos felicitaron, llegó el turno de Letizia, que me besó en la mejilla y al oído me dijo: 'Volveremos a estar juntos' (...). Nunca he llegado a saber qué sucedió. Durante los tres años siguientes, intenté lo imposible. Pero Letizia no paró hasta conseguir que mi relación con su hermana fracasara".

Suscríbete para seguir leyendo