Así han llegado Shakira y sus hijos a Sevilla para los Grammy Latinos

Rosalía se mensajea con Malacara para recibir recomendaciones de bares de Sevilla

La confesión de Piqué: "Más de una vez a la semana"

Shakira llega a Sevilla con sus hijos para asistir a la gala de los Grammy Latinos

VÍDEO: EUROPA PRESS

Europa Press / Chance

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Comienza el desembarco de estrellas en Sevilla para la gran gala de los Grammy Latinos que se celebrará por primera vez en la ciudad hispalense este jueves 16 de noviembre. Y una de las más madrugadoras, Shakira, que este lunes aterrizaba en la capital andaluza acompañada de sus hijos Milan y Sasha, y de su inseparable hermano Tonino, dispuesta a aprovechar de su regreso a España estos días con sus pequeños.

Tras una parada en Madrid en la que según 'Y ahora Sonsoles' habría aprovechado para ir a la peluquería a retocarse sus rubias mechas, la cantante de 'Session 53' llegaba a Sevilla en avión privado a media tarde y de lo más esquiva. Y es que lejos de atender a los fans que la aguardaban ilusionados, la colombiana entraba rápidamente en una furgoneta intentando pasar desapercibida y evitando así responder a las preguntas de los medios de comunicación.

Siete nominaciones

Apostando por la comodidad, Shakira ha lucido una sudadera negra, una gorra en el mismo color y unos originales vaqueros oversize con deshilachados por la parte trasera. Esquiva, la artista ha dejado en el aire cómo afronta el juicio contra Hacienda -por el que podría ser condenada a 8 años de prisión y a una multa de 24 millones de euros- que arranca en tan solo una semana en Barcelona.

Pero antes reaparecerá por todo lo alto este jueves en la gala de los Grammy Latinos, donde actuará con su compatriota y amigo Maluma y donde opta a siete gramófonos por algunos de los temas que ha lanzado en los últimos meses y en los que no han faltado los dardos a Gerard Piqué -como 'BZRP Music Sessions, Vol. 53' o 'TQG' con Karol G- sobre el que también ha guardado silencio a su llegada a Sevilla.