Primer lunes de mayo

La Gala Met 2023 rendirá tributo a Karl Lagerfeld, cuatro años después de la muerte del 'Káiser de la moda'

'Karl Lagerfeld: A line of Beauty' será el nombre de la próxima exposición del museo neoyorquino

El diseñador alemán Karl Lagerfeld, al final de su desfile de moda femenina primavera/verano 2013 para la casa de moda francesa Chanel, en octubre del 2012.

El diseñador alemán Karl Lagerfeld, al final de su desfile de moda femenina primavera/verano 2013 para la casa de moda francesa Chanel, en octubre del 2012. / REUTERS / BENOIT TESSIER

3
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Karl Lagerfeld (Hamburgo, 1933 - Neuilly-sur-Seine, Francia, 2019) solía visitar el Instituto del Traje del Museo Metropolitano de Arte con asiduidad. Pero según el director responsable de esta ala del célebre museo ubicado en la 5ta Avenida de Nueva York, Andrew Bolton, para el 'Káiser de la moda', paradójicamente la moda no era arte. "Karl nunca se cansó de decirme que la moda no pertenecía a un museo. Cuando trabajamos juntos en la exposición de Chanel [en 2005], fue increíblemente generoso con lo que nos prestó, pero estaba muy poco interesado por la exposición en sí. Decía: 'La moda no es arte; la moda debe estar en la calle, en el cuerpo de las mujeres, en el de los hombres'".

El creador considerado como uno de los más influyentes de la segunda mitad del siglo XX y que dirigió con maestría casas tan importantes como Balmain, Patou, Chloé, Fendi, Chanel y su propia marca homónima, se convertirá cuando se cumplan cuatro años de su fallecimiento en el tema central de la clásica exposición que se inaugura cada primer lunes de mayo. No podemos saber si el modisto de la coleta y las gafas oscuras se revolverá en su tumba, pero seguro que sí disfrutaría con el desfile de vanidades a su mayor gloria de la Gala MET, a la que acudirán los rostros más importantes del mundo de la moda previa invitación de la todopoderosa jefa de 'Vogue', Anna Wintour.

Del boceto al vestido

Amanda Harlech, que trabajó durante mucho tiempo junto a Lagerfeld, será, además, la asesora creativa de la muestra, que llevará por título 'Karl Lagerfeld: A line of Beauty' ('Karl Lagerfeld: una línea de belleza'), siguiendo la teoría de la estética descrita por William Hogarth en su libro 'Análisis de la belleza', de 1753. La muestra centrará su atención en la relación de los bocetos del diseñador y sus creaciones terminadas a lo largo de toda su trayectoria, y cómo sus ideas evolucionaron de las dos dimensiones a las tres. “Cada uno de sus diseños comenzó con un boceto”, ha comentado Bolton sobre su método de trabajo, que concebía dibujar como respirar.

Y es que el propio Lagerfeld solía decir con orgullo: "Aprendí a dibujar antes que a hablar".

"Pueden parecer encantadores y expresionistas para el ojo inexperto, pero para sus 'premieres' eran casi matemáticos en su precisión, casi como un lenguaje secreto entre Karl y los talleres", ha expresado sobre sus famosos dibujos Bolton.

La exposición, que se abrirá al público el próximo 1 de mayo, incluirá unas 150 piezas de las cinco firmas por las que pasó Lagerfeld: Balmain, Patou, Chloé, Fendi y Chanel, además de su propia marca homónima. Un proyecto faraónico, pues deberán seleccionar entre las "5.000 y las 10.000 piezas" que han recopilado de los diferentes archivos de cada 'maison', además de las que están en manos de algunos coleccionistas privados y del archivo del propio MET. Cada prenda vendrá acompañada de su respectivo boceto, y habrá un vídeo con entrevistas con los principales responsables de cada taller, orquestado por el icónico cineasta francés Loïc Prigent, que ya trabajó con Chanel en un documental en 2005.

Noticias relacionadas

Otros creadores que también tuvieron su propia muestra en el MET fueron Rei Kawakubo (2017), Charles James (2014), Alexander McQueen (2011), Paul Poiret (2007), Gianni Versace (1997), Christian Dior (1996), Yves Saint Laurent (1983) o el español Cristóbal Balenciaga (1973). Prada y Schiaparelli tuvieron la suya propia, pero en paralelo.