De estilo victoriano

El príncipe Guillermo y sus hijos ayudaron a elegir uno de los retratos del 40º aniversario de Kate Middleton

El fotógrafo italiano Paolo Roversi hizo bailar a la duquesa de Cambridge durante la mágica sesión por su cumpleaños

Esa imagen aún no ha visto la luz

El príncipe Guillermo y sus hijos ayudaron a elegir uno de los retratos del 40º aniversario de Kate Middleton

PAOLO ROVERSI / DUKE AND DUCHESSOFCAMBRIDGE INSTAGRAM

2
Se lee en minutos
El Periódico

Durante el pasado fin de semana Kate Middleton ha hecho públicos tres maravillosos retratos de aire victoriano tomados por el fotógrafo italiano Paolo Roversi con motivo de su 40º aniversario, el 9 de enero, y que además formarán parte todas ellas de la exposición permanente de la National Portrait Gallery de Londres a partir del próximo año, cuando volverá a abrir sus puertas. Hasta entonces, se expondrán en Berkshire, St Andrews y Anglesey.

Para una ocasión tan señalada, la duquesa de Cambridge ha vuelto a confiar en la firma británica de referencia, Alexander McQueen, autora de los tres vestidos que luce cual actriz de Hollywood la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra. De los tres retratos solo uno ha sido a todo color, con un despampanante modelo en rojo de escote asimétrico con manga abullonada. Es en realidad un vestido modificado de la firma, especialmente para la duquesa. El original, llamado 'Anemone' y a la venta en la web de la marca por 3.790 euros, tiene varias tonalidades, además del rojo pasión que luce Kate.

Roversi le ha contado al diario italiano 'Corriere Della Sera' cómo ha sido trabajar con la duquesa de Cambridge, así como detalles nuevos como que el príncipe Guillermo y los tres hijos de la pareja -los príncipes Jorge, de 8 años, Carlota, de 6, el pequeño Luis, de 3- han ayudado a escoger una de las fotos que ha compartido su madre. Se trata de la foto del vestido rojo en el que muestra un hombro y lleva el cabello suelto, ondulado. Según el fotógrafo, es "donde se le ve volver a la chica despreocupada" (de antes).

Tres facetas diferentes

Cada uno de los tres retratos muestra un lado "diferente" de Kate, ha comentado Roversi al rotativo. La imagen en blanco y negro, en una pose tradicional de perfil, es un homenaje a muchos retratos reales a lo largo de la historia. "Es majestuosa y tiene una madurez que va más allá de su edad, y el vestido blanco amortigua la seriedad de una efigie", ha explicado el autor sobre esta foto. 

Por otro lado, la imagen de Kate con el vestido rojo y con un hombro al aire es "más glamurosa".

Tal como explica el artista, quería dar a los retratos un toque "contemporáneo" usando "solo luz natural, poco maquillaje y sin peinado".

La duquesa bailando

De aquella sesión de noviembre no se han publicado todas las fotos. Por ejemplo, hay una donde sale la duquesa bailando. "Al final quise hacer fotos en movimiento, así que con esa falda abullonada maravillosa la hice bailar frente a mi cámara, una especie de vals acelerado mezclado con una pizca de rock 'n roll”, ha comentado.

Noticias relacionadas

Roversi también ha revelado que la duquesa, una gran aficionada a la fotografía que en múltiples ocasiones se ha encargado ella misma de los retratos oficiales de su familia, le mostró obras de los artistas de mediados del siglo XIX Dante Gabriel Rossetti y sir David Coyle Burne-Jones "para que me inspirara". De hecho, Kate hizo su tesis final de la carrera de Historia del Arte en la Universidad de St. Andrews (donde conoció a Guillermo) sobre fotografía victoriana.

Las últimas fotos de Kate también recuerdan mucho a las de Cecil Beaton, el fotógrafo que capturó a la reina Isabel , la princesa Margarita y la reina madre en las décadas de 1930 y 1940. También fue el elegido como fotógrafo oficial en la coronación de la reina Isabel en 1953.