Fundación y emporio empresarial

Bill y Melinda Gates se divorcian tras 27 años de matrimonio

  • La pareja anuncia que continuará trabajando en la fundación que comparten

Bill y Melinda Gates se divorcian tras 27 años de matrimonio. En la foto, la pareja en el 2015. / AFP / SCOTT OLSON / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

El multimillonario fundador de Microsoft y filántropo Bill Gates y su esposa Melinda French, antigua ejecutiva de la firma y compañera en la fundación que ambos comparten, han anunciado que se divorcian tras 27 años de matrimonio, tres hijos y un programa mundial de sanidad en varios frentes, incluida la vacunación contra el covid-19 y la lucha contra la malaria en África. El anuncio, idéntico, lo han hecho público ambos por separado en Twitter.

"Tras mucha reflexión y mucho trabajo en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio. A lo largo de 27 años, hemos criado tres increíbles hijos y consgtruido una fundación que trabaja en todo el mundo para permitir que todas las personas puedan tener vidas saludables y productivas", señala.

Los Gates anuncian que continuarán trabajando juntos en la fundación:

"Continuamos compartiendo una creencia en esta misión y continuaremos trabajando juntos en la fundación, pero ya no creemos que podamos crecer juntos como pareja en esta próxima fase de nuestras vidas. Pedimos espacio y privacidad para nuestra familia mientras empezamos este nuevo rumbo vital", concluye el comunicado.

Melinda French, nacida en Texas y licenciada en informática y economía, conoció a su hasta ahora marido cuando trabajaba en Microsoft como responsable de la enciclopedia Encarta. Salieron durante seis años hasta que se casaron y ella dejó su puesto en la compañía para dedicarse a la familia y ocuparse de una incipiente fundación filantrópica que crearon juntos pero que inicialmente solo figuraba a nombre de él. Juntos construyeron una legendaria casa con todos los adelantos tecnológicos en las afueras de Seattle en la que vivían hasta ahora, no muy lejos de otro matrimonio de millonarios que se separaron hace poco más de un año, los Bezos, fundadores de Amazon.

Gates, uno de los solteros de oro en su juventud, había estado saliendo durante bastantes años con la inversora Ann Vinblat, aunque viviendo a cientos de kilómetros de distancia, él en Seattle y ella en San Francisco. Y casi fue la única novia que se le conoció hasta Melinda French. Niño prodigio en una familia próspera de Seattle, creó Microsoft con Paul Allen cuando aún no había terminado la universidad. Su sistema operativo Windows le hizo millonario muy joven y, tras llegar a ser uno de los hombres más ricos del mundo, dejó la empresa que fundó en el 2008, para dedicarse a la filantropía, por influjo de su esposa, pero también de uno de sus grandes amigos, el multimillonario Warren Buffett.

Con French ha tenido tres hijos, una de las cuales es amazona de competición, y a quienes ha prometido no dejarles el grueso de la herencia cuando fallezca y donarla para proyectos benéficos.

Noticias relacionadas

La Fundación Bill y Melinda Gates es la fundación privada más grande del mundo y obtiene sus ingresos en la mayor parte de las ganancias de los Gates. Financia iniciativas en varios ámbitos, entre ellos el de educación, alimentación y sanidad.

Según TMZ, la pareja ya ha presentado la documentación para solicitar el divorcio y no hay acuerdo prenupcial.

Temas

Bill Gates