26 oct 2020

Ir a contenido

ESTANCIA EN BALEARES

Caldereta, prehistoria y quesos. La visita de los Reyes a Menorca

Felipe y Leitiza han vistado las instalaciones de Coinga en Menorca, la naveta des tudons y han almorzado en Ciutadella

EL PERIÓDICO

Los Reyes visitan Menorca. / AFP / JAIME REINA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Los Reyes han cerrado este jueves su visita a Menorca con un breve paseo por algunas calles de Ciutadella hasta un restaurante ubicado en el puerto de esta localidad y en el que han almorzado un menú degustación de croquetas de pescado y sobrasada, mejillones de Mahón y caldereta.

Felipe VI y Letizia se han trasladado hasta Ciutadella desde el monumento prehistórico de La Naveta des Tudons, que habían visitado previamente acompañados, entre otras autoridades, por la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

A su llegada a Ciutadella, los Reyes, él con guayabera azul y ella con vestido blanco y alpargatas de cuña, han bajado las escaleras de una de las calles más características del municipio, la de Pere Capllonch, y se han detenido ante algunas de sus tiendas de ropa y complementos. Han entrado en dos de ellas y las encargadas de un establecimiento les han obsequiado con dos mascarillas que confeccionan expresamente para este negocio.

Al llegar a la zona del puerto han sido recibidos con aplausos de varias decenas de personas que estaban sentadas en las terrazas de los bares y restaurantes. También ha habido varias vivas a la república y a la independencia que han provocado que aumentaran los aplausos a la pareja y voces de vivas a España y al Rey.

Los Reyes han accedido a posar para algunos de los vecinos de Ciutadella y turistas que les han pedido inmortalizar el momento en las cámaras de sus teléfonos móviles, y después se han dirigido hasta el restaurante. Junto a ellos han comido Armengol, Grande-Marlska, la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, y la delegada del Gobierno en Baleares, Aína Calvo. También los alcaldes de Mahón (Hector Pons), Alaior (José Luis Benejam) y Ciutadella (Nomí Camps).

Mazazo por la pandemia

Según ha informado la Zarzuela, antes el Rey ha agradecido la labor que ha desarrollado el sector primario en España ante el "mazazo" que considera que ha sido la pandemia de coronavirus. Felipe VI ha trasladado este mensaje de reconocimiento y agradecimiento a este sector en la reunión que ha mantenido junto a la reina Letizia con los responsables de Coinga, la mayor cooperativa de queso Mahón-Menorca, y los directivos de la denominación de origen de este queso.

Ante todos ellos ha mostrado su satisfacción por haber comprobado cómo la cooperativa superó la situación de viabilidad del con un enorme esfuerzo y manteniendo su espíritu. Ha sido entonces cuando ha reconocido el "mazazo" que para este sector como para muchos otros ha sido la pandemia.

A su juicio, en la crisis se ha puesto de manifiesto la importancia del sector primario no solo por la necesidad alimentaria sino también para concienciar sobre los equilibrios medioambientales. En este último aspecto ha considerado que Menorca es un ejemplo, tras lo que ha destacado la importancia de los costes del transporte de los productos insulares.

Dentro de las instalaciones de Coinga, los Reyes han visitado distintas zonas de producción como las salas de amasado, cuajado, oreo, secado y empaquetado y han partipado en una cata de productos lácteos de Menorca, entre ellos el nuevo queso que lleva el nombre de la Isla del Rey.

Coinga fue constituida en 1966, a través de pequeños ganaderos que se unieron para producir el queso Mahón-Menorca bajo una misma denominación. Así nació la Cooperativa Insular Ganadera Coinga, arraigada a la historia y la cultura de Menorca, que cuenta con más de 80 predios asociados y da trabajo a más de 150 personas, de forma directa e indirecta.

Sin sus hijas

Los Reyes, sin sus hijas, han llegado poco después de las 12.00 horas a la fábrica de la Cooperativa Insular Ganadera (Coinga), ubicada en el municipio menorquín de Alaior, y han sido recibidos con frases de 'Menorca tiene Rey', 'Viva España' y 'Viva el Rey' por parte de ciudadanos congregados. Al bajar del coche, han saludado a cerca de 200 personas que esperaban su llegada en el polígono industrial de Alaior, donde se encuentra la fábrica de Coinga.

En los alrededores de la fábrica también se ha concentrado un grupo de personas con banderas republicanas en contra de la monarquía y carteles pidiendo la libertad de los presos del 'procés'. Un cordon policial les ha impedido el paso.

Después de la visita a las instalaciones, se han trasladado a La naveta des tudons. Los reyes han recorrido a pie unos 300 metros del camino que conduce hasta la edificación y la han bordeado siguiendo las explicaciones de los guías de este enclave.

La Naveta des Tudons es el monumento funerario colectivo más emblemático de la cultura taloyótica de Menorca, que se desarrolló durante la Edad del Bronce y la Edad del Hierro, y una de las construcciones prehistóricas mejor conservadas de la isla. Su nombre significa "La nave de las palomas torcaces", tiene forma de nave invertida, fue encontrada y desenterrada a mediados del siglo pasado y cuando fue restaurada se encontraron restos de al menos cien individuos y objetos de la época. La fachada, muros y ábside del edificio consisten en sucesivas capas de bloques calizos encajados entre sí y sin ningún tipo de mortero.

Se trata de la primera visita a Menorca como Reyes de España, ya que la última vez que estuvieron los dos en la isla fue en 2011 en calidad de Príncipes de Asturias.

Temas Familia real