18 sep 2020

Ir a contenido

LÍO DIPLOMÁTICO

La revista 'Caras' se disculpa por llamar 'plus size' a la heredera holandesa

Amalia y su madre, Máxima Zorreguieta, ocupan la portada de la publicación, que además asegura que la joven ha sufrido 'bullying'

Laura Estirado

La princesa Amalia, de amarillo, junto a su madre y sus hermanas, Alejandra (derecha) y Ariadna (segunda por la izquierda).

La princesa Amalia, de amarillo, junto a su madre y sus hermanas, Alejandra (derecha) y Ariadna (segunda por la izquierda). / ANP / AFP / PATRICK VAN KATWIJK

Después de abrir casi un conflicto diplomático entre Argentina y los Países Bajos, la revista del corazón 'Caras' ha tenido que pedir disculpas. Su última portada, con la princesa Amalia y su madre, la reina Máxima Zorreguieta, levantó ampollas al describir a la heredera al trono holandés como 'plus size' [talla grande], además de aventurar que la joven, de 16 años, ha sufrido 'bullying'. Un atrevimiento por el que ha acabado pidiendo perdón en Twitter la propia directora de la publicación, Liliana Castaño:

La joven Amalia, la primogénita del rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos, y su madre aparecieron cogidas de la mano en la tapa de 'Caras' junto a un título que reza: "La hija mayor de Máxima luce con orgullo su 'look' 'plus size'". Para después continuar explicando que "defiende su figura de 'mujer real'", intentado hacer un juego de palabras con su pertenencia a la realeza y su condición física.

Por su parte, la casa real holandesa, que siempre ha sido muy discreta con la vida de sus hijas -a Amalia le siguen Alejandra (15) y Ariadna (13)-, nunca ha dado espacio a  especulaciones sobre si su hija ha sufrido acoso, por lo que la citada publicación se habría extralimitado en sus aseveraciones.

Alud de críticas

La portada de 'Caras' ha generado un alud de críticas en las redes sociales, y hasta la ministra de Mujeres, Política de Género y Diversidad Sexual de Buenos Aires, Estela Díaz, ha denunciado que "la referencia al cuerpo de las mujeres es una constante de violencia simbólica y mediática". En Twitter, también ha subrayado que portadas como eta "reproducen un mandato estético discriminador que reduce a las personas a estereotipos".

El rechazo al artículo en las redes ha sido tan fuerte que la polémica ha cruzado el océano y ha llegado hasta  Holanda. Entre otras reacciones, el periodista holandés especializado en realeza, Rick Evers, ha manifetado en Twitter: "Amalia se convirtió en un tema de tendencia en la Argentina. Una revista defiende un artículo sobre Amalia referido al acoso y a la vergüenza corporal".

En principio, los editores de 'Caras' defendieron la portada. En Instagram el vicedirector de la revista, Héctor Maugeri, argumentó que "la historia de Amalia, la hija de Máxima y heredera del trono, es una historia de superación y resiliencia". Sin embargo, pasados unos días la propia directora ha reconocido el error "sin mala intención" de la publicación.  "Estamos aprendiendo a oír voces que abren nuestros ojos para hacernos ver cosas que no logramos ver en su momento, es parte de este aprendizaje (...). El respeto, orgullo y admiración que sentimos por Máxima Zorreguieta y toda su familia no se reflejó en el titulo de nuestra última tapa", lamenta en una carta publicada en la revista.