Ir a contenido

EN EL 'MALIZIA II'

Greta Tunberg inicia su aventura trasatlántica

La activista viaja con su padre, un cineasta y al timón se turnarán Boris Hermann y Pierre Casiraghi

El Periódico

La activista sueca Greta Thunberg, en el puerto de Plymouth. / AFP / BEN STANSALL

La activista sueca Greta Thunberg, en el puerto de Plymouth.
Greta, su padre y el el patrón Boris Hermann, en el interior del barco.

/

La aventura ha comenzado. La activista medioambiental sueca Greta Thunberg, que rechaza viajar en avión para evitar las emisiones contaminantes, zarpó ayer miércoles desde el puerto deportivo de Plymouth, al suroeste de Reino Unido, con destino a Nueva York, donde en septiembre tiene previsto asistir a la cumbre de la ONU sobre el clima y pretende, aunque no está nada claro que lo consiga, entrevistarse con Donald Trump.

La adolescente, de 16 años y que se ha tomado un año sabático en el colegio para desarrollar su faceta de activista, viaja a bordo del velero de competición Malizia II acompañada, por su padre, Svante, por un cámara que dejará constancia del viaje, el cineasta Nathan Grossman. Y al mando del timón, el hijo menor de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi y por el patrón del barco, Boris Herrmann.

Tal como contaron antes de zapar, la embarcación cruzará en principio el Atlántico en unas dos semanas, por lo que la joven llegará con tiempo suficiente para participar, a finales del próximo mes, a la cumbre.

«Hicimos una prueba de navegación hace dos días, salimos durante varias horas y no me sentí mal. Me mareé durante uno o dos minutos, y luego estuve bien», explicó la adolescente a los medios antes de zarpar. «Nunca he hecho nada como esto, no puedo decir cómo va a ser este reto, voy a tener que descubrirlo», agregó.


El Malizia II está dotado de paneles solares y turbinas subacuáticas que permiten utilizar electricidad a bordo sin emitir dióxido de carbono. «La navegación no será divertida», ya aventuró el patrón. «Dentro el espacio es muy reducido y la nave no dispone de lavabo».

Greta explicó que  tiene por delante un largo periplo que la llevará también a Canadá, México y finalmente a Chile, donde en diciembre prevé asistir a otra conferencia sobre la emergencia climática. En ese caso, la joven sueca tiene previsto desplazarse en trenes y autobuses de un extremo a otro del continente americano. 

Greta Thunberg comenzó hace un año unas protestas semanales frente al Parlamento de Suecia bajo el lema 'Fridays For Future' (Viernes por el Futuro), para exigir a los gobernantes que escuchen a los jóvenes y sus demandas de acción contra el cambio climático. El movimiento se fue extendiendo por otros países y ya es reconocido como una campaña internacional.