Ir a contenido

ENTREVISTA EN LA REVISTA 'SEF'

Sarah Hyland confiesa que pensó en el suicidio antes de su segundo trasplante de riñón

La actriz de 'Modern Family' revela que recibió un órgano de su padre, pero no funcionó, y ahora lleva uno de hermano pequeño

Después de seis cirugías en un año y medio, Hyland dice que ahora está "estable" y "super feliz con la vida"

El Periódico

Sarah Hyland, en una imagen de su perfil de Instagram.

Sarah Hyland, en una imagen de su perfil de Instagram.

La actriz y modelo Sarah Hyland, conocida por su papel de Haley Dunphy en la sitcom de la ABC Modern Familyha concedido una cruda entrevista para el magazine Self en la que confiesa el calvario de enfermedades que ha padecido en los últimos años y sus constantes entradas y salidas al hospital. Tan mala ha sido salud que incluso pensó en suicidarse para dejar de ser "una carga" para sus familiares.

La intérprete, de solo 28 años, fue diagnosticada de pequeña de displasia renal (aparecen quistes dolorosos en uno o en los dos órganos), y en el 2012 recibió su primer trasplante. El riñón era de su padre. En total, ha tenido que pasar 16 veces por quirófano a causa de esta dolencia. 

Sin embargo, aquel trasplante, del que Hyland ya había hablado en alguna ocasión, dejó de funcionar hace un par de años, y ahora cuenta en Self que ha tenido que recibir un segundo trasplante, esta vez de su hermano pequeño. Tambien explica que padece endometriosis, una enfermedad que hace que el tejido que recubre el útero aparezca fuera del útero. Además, cuando en el 2017 le extirparon el riñón de su padre en el mismo quirófano descubrieron que también tenía una hernia abdominal.

"Cuando un miembro de tu familia te da una segunda oportunidad de vivir y fracasa casi sientes que es culpatuya. No lo es. Pero lo es". Este rechazo hizo se sintiera "muy deprimida".

"Una carga"

"Había pasado 26 años de ser siempre una carga, de tener que cuidarme siempre, de que me cuidaran porque siempre he tenido problemas de salud. Y es un sentimiento realmente horrible. Cosas como esta pueden ser muy difíciles para una persona". Por eso la actriz confiesa entre lágrimas -en el vídeo que la revista ha subido a Youtube- que pensó incluso en "suicidarse".

Hace dos años, cuando empezó la diálisis descubrieron que su hermano pequeño era compatible. Y en septiembre recibió su segundo trasplante. 

Meses después, en primavera, volvió al hospital y se sometió a una cirugía para tratar su endometriosis y la hernia. 

Después de seis operaciones en un año y medio, Sarah Hyland dice que ahora está "estable" y "super feliz con la vida".

Temas: Series