Ir a contenido

CANTANTE INVESTIGADA

La Fiscalía se querellará contra Shakira por fraude fiscal

Hacienda ha investigado a la cantante por un fraude fiscal de 14,5 millones de euros

J. G. Albalat

Shakira, en una rueda de prensa en el Camp Nou, en marzo del año pasado.

Shakira, en una rueda de prensa en el Camp Nou, en marzo del año pasado. / AP / MANU FERNÁNDEZ

La Fiscalía de Barcelona se querellará en los próximos días contra la cantante Shakira por un fraude fiscal millonario, al entender que evadió impuestos a Hacienda entre los años 2012 y 2014 simulando residir en paraisos fiscales. La Agencia Tributaria le reclama 14,5 millones de euros.

La Fiscalía toma esta decisión tras una investigación de Hacienda que se cerró el pasado 29 de noviembre, cuando acababa el plazo, y ha concluído que la cantante, entre el 2012 y el 2014, defraudó presuntamente 14,5 millones de euros a la hacienda española con los impuestos de IRPF y patrimonio. Dos días antes de cerrarse la investigación, el abogado de la cantante José Ángel Gonzalez Franco presentó un escrito solicitando el archivo del caso, que ha sido rechazado, de lo que se desprende que se presentará la querella . El abogado pidió la declaración de Shakira y de Piqué. 

En sus explicaciones a Hacienda, Shakira dijo que residía en Bahamas, donde en 2004 compró una casa con su expareja Antonio de la Rúa. Según fuentes cercanas a la artista, en 2013 pasó medio año grabando en Estados Unidos su participación como jurado en el programa 'La Voz' y no fue hasta finales de ese año, cuando tuvo su primer hijo con el defensa del Barça Gerard Piqué, Milan, cuando la pareja decidió comprar una casa en Esplugues de Llobregat. Shakira se declaró oficialmente residente en España en 2015.

La clave de la investigación sobre la cantante nacida en Barranquilla  hace 41 años ha sido precisamente saber dónde fijó su residencia fiscal al menos desde 2011, cuando se hizo pública su relación con Piqué. En su informe final, la Agencia Tributaria sostiene que desde entonces vivía en Barcelona. La ley establece que, si un ciudadano pasa la mitad del año (más un día) en España, se le debe considerar residente a efectos fiscales. Tiene que tributar en concepto de IRPF por los ingresos que obtiene en todo el mundo. Y hacerlo al tipo máximo, que ha variado con los años pero que, para las rentas más altas, se sitúa cerca del 50% de los ingresos. Según Hacienda, Shakira simuló vivir en Bahamas para eludir el pago de impuestos.

Los inspectores trataron de acreditar la residencia de Shakira observando su vida cotidiana: visitaron los establecimientos a los que acude con frecuencia, como su peluquería habitual, en Barcelona, y rastrearon su actividad en redes sociales como Instagram. Aunque el informe admite que en ninguno de los tres años bajo investigación (2012, 2013 y 2014) se ha podido probar que pasara en el país más de la mitad del año, la Agencia Tributaria, de todos modos, la considera igualmente residente porque el resto del tiempo tuvo "ausencias esporádicas" motivadas por su trabajo como artista internacional.

Ya en enero pasado, y tal y como avanzó El Periódico, la Agencia Tributaria remitió un primer informe a la fiscalía de delitos económicos de Barcelona, que abrió entonces diligencias de investigación. Tras aquel anuncio, los asesores de la cantante decidieron abonar 20 millones de euros para saldar las cuentas con Hacienda relativas al año 2011, ya prescrito penalmente.

"No debe ninguna cantidad", según sus abogados

Por su parte, este viernes el despacho de abogados de la cantante colombiana ha emitido un comunicado en el que mantiene que no existe ninguna deuda pendiente: "Shakira ha cumplido en todo momento con sus obligaciones tributarias y no debe ninguna cantidad a la Hacienda española. Tan pronto como conoció el importe que según la Agencia Tributaria Española debía abonar, procedió a pagarlo en su totalidad y, por tanto, actualmente no existe ninguna deuda".

Según el comunicado, Shakira siempre ha actuado siguiendo el criterio y las recomendaciones precisas de la firma Pricewaterhouse (PwC), quienes fueron sus asesores desde el 2012. Según los abogados, "se trata de un caso único al ser una ciudadana extranjera en España cuyos ingresos proceden en su práctica totalidad (96%) del extranjero. Hay que tener en cuenta –prosigue el comunicado–que Shakira tiene una actividad profesional muy intensa y fuera de España y, por tanto, su estructura familiar es muy diferente a los modelos convencionales. Hasta 2015, Shakira nunca pasó más de 183 días en España, lo cual está comprobado, e incluso pasaba largas temporadas con sus hijos en otros países y singularmente en Estados Unidos, de donde procede la mayor parte de sus compromisos laborales. En este sentido, el pago por la artista de la deuda estimada por la Agencia Tributaria Española es una muestra de su disposición a solucionar la discrepancia, y se ha realizado pese a la existencia de criterios técnicos contrarios a su consideración como residente fiscal en España antes de 2015".

Los abogados de Shakira, que lleva meses inmersa en su gira El Dorado, insisten en que, al no existir deuda tributaria pendiente, el único tema en discusión es sobre la correcta interpretación de la norma en torno a cuándo se inició la aplicación del criterio de residencia fiscal en España por parte de la artista.