Ir a contenido

CAMPAÑA DAÑINA

Dolce & Gabbana se enfrenta al boicot de China

La firma italiana canceló un desfile en Shanghái tras la polémica suscitada por unos vídeos en los que aparece una mujer china intentando comer con dificultad comida italiana con palillos

El Periódico

Dolce y Gabbana se enfrenta al boicot de China por publicar este vídeo que promocionaba un desfile en Shangái.

Tras generar controversia con la publicación en su cuenta Instagram de varios videos de promoción de un desfile previsto para esta semana en Shanghái en los que se podía ver a una mujer asiática intentando comer pizza y espaguetis con palillos.

Stefano Gabbana y Domenico Dolce, cofundadores y diseñadores de la conocida firma de moda Dolce&Gabbana, han pedido disculpas "a los chinos del mundo entero" tras haberlos enojado  con la cintas y los comentarios considerados racistas. 

"Deseamos decir a todos los chinos en el mundo, y hay muchos, cuánto lo sentimos. Y tomamos esta disculpa y este mensaje muy en serio", ha afirmado Stefano Gabbana en un video difundido en la red social china Weibo.

Por su parte, Domenico Dolce ha añadido: "Reflexionado mucho sobre la polémica". "Nuestras familias siempre nos enseñaron a respetar las diferentes culturas (...) pedimos su perdón si hemos cometido errores en la interpretación", ha subrayado.

La compañía italiana ha indignado a los chinos con la publicación de unos videos de promoción de un desfile en Shanghái en los que se podía ver a una chica asiática intentando comer pizza y espaguetis con palillos bajo las órdenes de una voz masculina en off. Los usuarios de internet juzgaron el contenido de humillante.

"País de mierda"

Pero el problema no terminó aquí. La crisis empeoró tras la difusión en internet de capturas de pantalla de una discusión en las redes entre un usuario y Gabbana, en la cual este último usaba emoticonos de excrementos para definir a China como "país de mierda".

Ante las proporciones que adquirió el escándalo, que provocó la anulación del desfile, la empresa ha explicado que la cuenta de Gabbana había sido hackeada y afirmó que tenía mucho respeto por China.

Sin embargo, según algunos medios chinos, tras el escándalo numerosas empresas locales de venta por internet han retirado los productos de la firma italiana y muchos  consumidores ya la boicotean. Además, la minorista Lane Crawforda ha asegurado que va a retirar la marca de sus tiendas y plataformas en línea en China después de que los clientes devolviesen artículos de la casa italiana, ha informado el diario hongkonés South China Morning Post. Algunos usuarios de Sina Weibo incluso mostraron imágenes de gente tirando los productos de la firma y a algunos dependientes retirando los artículos.

"Aprenderemos las lecciones de esta experiencia y, por supuesto, esto no se volverá a producir", asegura Gabbana en el video que termina con los dos diseñadores diciendo en "perdón" en mandarín.

Ante las proporciones que ha adquirido el escándalo, que provocó la anulación del desfile, la compañía ha desvelado que la cuenta de Gabbana había sido hackeada y ha insistido que sienten mucho respeto por China.

Temas: Moda