Ir a contenido

SIN PENSIÓN COMPENSATORIA

Alba Carrillo y Feliciano ya están oficialmente divorciados

La separación del tenista y la modelo se hizo pública horas antes de que la madre de la modelo realizase sus primeras declaraciones en televisión

Alba Carrillo y Feliciano brindan el día de su boda.

Alba Carrillo y Feliciano brindan el día de su boda. / EFE / ISMAEL HERRERO

Alba Carrillo y Feliciano López ya están oficialmente divorciados. La modelo no recibirá la pensión compensatoria ni los 120.000 euros que había solicitado. Tras firmar el divorcio, se ha sabido también que Carrillo tendrá que pagar las costas del juicio. 

A pesar de todo, la exmujer de Feliciano, entró en directo en 'Sálvame Deluxe' para mostrarse contenta y “muy feliz de estar divorciada”, ya que aún queda por saber qué pasará con el litigio que su abogada Teresa Bueyes ya ha presentado y donde solicita la anulación del documento que Carrillo firmó en el que aceptaba la separación de bienes en el matrimonio."No he perdido ningún juicio, es un tema de costas, que ya explicará Teresa Bueyes. Por eso tuve que cambiar abogada porque no viene al caso pedir una pensión compensatoria, tengo dos manos para trabajar. El tema de los gananciales es una cosa aparte", puntualizó.

El divorcio de Alba y Feliciano se consumaba solo unas horas antes de que la madre de Carrillo, Lucía Pariente, asistía a 'Sálvame Deluxe' para arremeter contra el ya exmarido de su hija. La exsuegra del tenista aseguraba después que pese a todo su hija "está muy feliz de estar divorciada". 

Pariente aseguró que para el tenista, "un pobre desgraciado", su hija "fue un capricho, no tiene ni idea de lo que es el amor, no sabe qué es eso". También declaró que su hija había estado muy enamorada y que la madre del tenista "la llamaba "tonta" delante de mi". 

Además, explicó que tanto ella como su marido celebran cuando el tenista pierde alguno de sus partidos. “Nos alegra que Feliciano pierda. Si mi marido y yo no estamos juntos en ese momento nos mandamos un whatsapp y decimos: cayó. Nos lo tomamos a mofa”, añadiendo que dichos comentarios evitan hacerlos delante de su hija ya que “Alba aún tiene heridas muy tiernas”, concluyó.