Ir a contenido

67ª EDICIÓN DE LOS OSCAR DE LA TELE

'Juego de Tronos' y 'Veep' triunfan en la gran noche de los Emmy

Viola Davis hace historia al ser la primera mujer negra en ganar como actriz dramática en 67 ediciones

La serie de HBO se alza con 12 premios mientras Jon Hamm ('Mad Men') se lleva por fin la estatuílla tras ocho nominaciones

RICARDO MIR DE FRANCIA / WASHINGTON

El reparto de Juego de tronos, la gran triunfadora de la noche de los Emmy 2015. / PAUL BUCK (EFE)

El reparto de Juego de tronos, la gran triunfadora de la noche de los Emmy 2015.
Jon Hamm por fin logró su galardón por la laureada Mad Men.

/

Quienes esperaban unos Emmy más representativos de la diversidad social de Estados Unidos, respiraron tranquilos. Y quienes esperaban un poco de justicia para nombres repetidamente ninguneados, se sientieron revindicados. La gran fiesta de la televisión estadounidense encumbró anoche en Los Ángeles a 'Juego de Tronos' como mejor serie dramática y a 'Veep' en la categoría de comedia. Pero también fue la noche de la mini-serie 'Oliver Kitteridge' y de la cadena HBO, a la que pertenecen todas ellas.Jon Hamm (Mad Men)se llevó su Emmy tantas veces aplazado y Viola Davis hizo  historia al convertirse en la primera mujer negra en triunfar como actriz dramática en las 67 ediciones de los premios. 

Los productores de 'Juego de Tronos' dieron las gracias a la HBO "por creer en los dragones" al recoger el último y más importante galardón de la noche. Tras cuatro años consecutivos quedándose con la miel en los labios, los siete reinos surgidos de la literatura fantástica de George R.R. Martin, que estuvo sentado junto al equipo de la serie, obtuvieron finalmente su recompensa.También la tuvieronsu director (David Nutter), sus guionistas (David Benioff y D. B. Weiss) y, por segunda vez, Peter Dinklage por su interpretación de Tyrion Lannister como actor de reparto. Un triunfo rotundo.

'SKETCHES' PREGRABADOS

La gala presentada por Adam Samberg tuvo sus momentos. Su humor 'Saturday Night Live' ganó con los 'sketches' pregrabados, aunque posiblemente abusó de las bromas internas de la industria. La platea se puso en pie para ovacionar finalmente al seductor y carismático Don Draper de 'Mad Men'. La serie se despedía tras siete temporadas que han marcado un antes y un después y, tras 16 nominaciones, se hizo justicia con Jon Hamm. Su discurso no estuvo a la altura, pero quizás era lo de menos.

Mucha más huella dejó el de la oscarizada Viola Davis, que abrió su parlamento citando a la abolicionista negra del siglo XIX, Harriet Tubman. "Lo único que separa a las mujeres de color del resto son las oportunidades. No puedes ganar un Emmy cuando los papeles para hacerlo no existen", dijo emocionada. Davis entra en la historia por su papel en la serie de la cadena generalista ABC, 'How To Get Away With Murder'.

La comedia política 'Veep' acabó con el reinado insultante de 'Modern Family' que, de haber repetido estatuilla, se hubiera convertido en la comedia más celebrada de la historia de la televisión estadounidense. 'Veep' se llevó cuatro Emmy, incluido el de mejor actriz para Julia Louis Dreyfus, que encarna en la pantalla a la presidenta Selina Meyer y repite por cuarta vez consecutiva.

Tampoco hubo sorpresas respecto al mejor actor de comedia. Fue para el celebrado Jeffrey Tambor, que tras una vida en la piel de personajes secundarios ha enamorado a la crítica en la nueva serie de 'Amazon Transparent', en la que encarna a un padre transexual que en plena vejez decide salir del armario. Tambor dedicó el premio a la comunidad trans. "Gracias por vuestra paciencia, gracias por vuestro coraje, gracias por vuestras historias, gracias por vuestra inspiración, gracias por dejarme ser parte del cambio".

ADIÓS NOTABLES

Esta temporada se han despedido series notables como 'Parks and Recreation', 'Mad Men' y 'Empire', pero también se iba tras tres lustros en antena el 'Daily Show' de Jon Stewart, seguramente el programa de sátira política más ácido, inteligente y divertido de la televisión estadounidense. Y tuvo el último reconocimiento que merecía. Tres Emmy y un adiós marca de la casa. "Muchas gracias, ya nunca tendréis que volver a verme vez", dijo el genial cómico judío. 

Pocos conocían 'Olive Kitteridge', la miniserie de cuatro horas que cuenta con nombres como Bill Murray y Frances  McDormand, pero la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión la convirtió en una de las sensaciones de la noche. Cuatro estatuillas, incluidos dos para los actores mencionados. Un crítico de 'Los Angeles Times' la ha descrito como una "encantadora, despiadada, magistralmente contenida contemplación del amor, el matrimonio, la paternidad, la enfermedad mental y la identidad".

0 Comentarios
cargando