Una periodista del 'Sunday Times' mantiene relaciones sexuales para elaborar un reportaje

Según 'The Guardian', la reportera trató de convencer a un dentista para que practicara la ablación de clítoris a dos jóvenes

La edición digital del diario ’Sunday Times’.

La edición digital del diario ’Sunday Times’.

1
Se lee en minutos

Una reportera del 'Sunday Times', cuya identidad no ha sido desvelada, mantuvo relaciones sexuales con un dentista con el fin de elaborar un reportaje sobre la ablación femenina dentro una investigación iniciada por el 'falso jeque' Mazher Mahmood, según publica el diario británico 'The Guardian'.

La reportera se "extralimitó" en su trabajo para conseguir que el odontólogo Omar Addow, de 56 años, accediera a practicar la mutilación genital de sus dos sobrinas. Addow, que estaba siendo grabado por una videocámara oculta en el bolso de la periodista, insistió en un primer momento en que estaba totalmente en contra de este ritual ilegal, pero entonces desapareció junto a la chica y pasaron al menos una hora dentro de una habitación.

A su regreso, el dentista ya había cambiado de opinión y le aseguró a la reportera que accedería a su petición: "Lo haré por ti. Entre tú, yo y Alá solamente".

Investigación legítima

El diario, que ha sido acusado de incumplir la deontología profesional, ha defendido la publicación de esta historia y asegura que la reportera se negó a mantener relaciones sexuales con el dentista. "La periodista en cuestión era una 'freelance' que participaba en una investigación legítima sobre la mutilación genital femenina, que es un asunto de interés público. Ella niega categóricamente haber tenido relaciones sexuales o cualquier otro contacto sexual íntimo con el Dr. Addow", ha dicho un portavoz este miércoles.

En su declaración a la policía, Addow dijo oponerse a la ablación femenina y explicó que él mismo había hecho campaña en contra de esta práctica porque su madre y su esposa habían sido mal circuncidadas en Somalia. No obstante, no tuvo ningún problema en admitir que exploró a la mujer y mantuvo relaciones sexuales con la reportera. "Hicimos sexo", admitió el doctor.

Penas de 14 años

Noticias relacionadas

Realizar o ayudar a la mutilación genital femenina conlleva una pena máxima de cárcel de 14 años, aunque no hay ningún precedente exitoso de condena anterior. Addow no tendrá que enfrentarse a ningún cargo por practicar sexo con la periodista, ya que no era su paciente y el acto no se realizó en su consulta.

Sin embargo, sí se le acusa de realizar un exámen médico a la mujer no registrado en el Consejo Médico General, así como de planificar la ablación genital de dos jóvenes.