Ir a contenido

Sergi Arola reabre este miércoles el 'Gastro' y pone a la venta su moto en Twitter

El chef, con deudas con Hacienda, dice que vuelve "más comprometido que nunca" y que se ha visto "obligado" a deshacerse de su Harley-Davidson

El cocinero Sergi Arola, cuyos problemas con Hacienda le llevaron a cerrar provisionalmente su restaurante en Madrid, ha anunciado en su cuenta de Twitter y en un comunicado que este miércoles reabrirá el  Gastro de Madrid después de dos semanas con las persianas bajadas.  "Nos alegra comunicaros que abrimos este miércoles en Zurbano 31, más comprometidos que nunca!!!", ha tuiteado.

En un comunicado, Arola explica que han "alcanzado un acuerdo con la Agencia Tributaria para poder reanudar" la normal actividad. "Somos conscientes que son tiempos muy difíciles para la pequeña y mediana empresa, y que desgraciadamente esta crisis económica y de confianza nos ha atropellado a todos sin compasión, y que solo con esfuerzo y dedicación podremos salvar esta situación", ha dicho.

"Todos los miembros de este equipo queremos reafirmar nuestra voluntad de llevar a buen puerto el sueño que iniciamos ahora hace cinco años para ayudar a poner a Madrid, con otros queridos compañeros de profesión, como una de las capitales culinarias del mundo", ha agregado.

Adiós a la Harley

Además, el cocinero ha informado en la misma cuenta en Twitter que ha puesto a la venta su preciada motocicleta. Ha explicado que se ha visto "obligado" a venderse a "su pequeña", una espectacular Harley-Davidson. El chef ha colgado una fotografía en la que aparece el vehículo y facilita un número de teléfono y una persona de contacto.

Arola ha sido noticia en las últimas semanas después de que funcionarios del Ministerio de Hacienda precintaran el pasado 25 de junio su restaurante en Madrid, laureado con dos estrellas Michelin, por impago de deudas contraídas con organismos públicos por importe de 148.000 euros. La jefa de sala del local y esposa de Arola, Sara Fort, ha explicado que desde hace ocho meses han estado intentado devolver a Hacienda una cantidad mensual de 2.500 euros para liquidar la deuda, pero esto "no ha sido suficiente" porque les han pedido un aval del que ahora no disponen.

En busca de esa liquidez, Arola ha puesto también a la venta su domicilio en Madrid, un inmueble de dos plantas situado en el barrio de Chamartín. El cocinero pide 825.000 euros tras haber rebajado su precio en 75.000 euros en los últimos días.