COMEDIA ROMÁNTICA DE JULIA ROBERTS Y HUGH GRANT

La librería de la película 'Notting Hill' cierra después de 32 años

'The Travel Bookshop' se había convertido en una atracción turística de la capital británica

Una escena de la película ’Notting Hill’ con Julia Roberts y Hugh Grant.

Una escena de la película ’Notting Hill’ con Julia Roberts y Hugh Grant.

1
Se lee en minutos
EFE / Londres

Lalibrería deviajes que inspiró la popularpelícula Notting Hillcerrará después de 32 años, a pesar de haberse convertido en una auténticaatracción turística de lacapital británica.

The Travel Bookshop, toda una institución del pintorescobarrio deNotting Hill, dejará en dos semanas de venderbiografías de intrépidos exploradores, libros de viajes y guías de los cinco continentes, según ha confirmado un responsable de la librería.

El colorido establecimiento se había convertido en un lugar deperegrinación para los miles deaficionados de lapelícula, que recaudó tras suestreno en1999 más de 253 millones euros en todo el mundo.

Sirvió de inspiración para los guionistas

Lacomedia romántica cuenta la inesperada historia de amor entre una famosaactriz, interpretada porJulia Roberts, y ellibrero londinenseWilliam Thacker, al que dio vida elactor Hugh Grant. Precisamente, la pareja se conoce cuando la estrella deHollywood entra en la librería de viajes, propiedad del despistado Thacker, para comprar un libro sobreTurquía.

Noticias relacionadas

Aunque en la película no aparece el mismo local que ahora cierra sus puertas,The Travel Bookshopsirvió de inspiración para susguionistas, lo que la convirtió rápidamente en uno de los lugares imprescindibles para los turistas que visitan el barrio londinense de Notting Hill. La cinta hizo también mundialmente famoso al multicultural y carismático vecindario de la capital británica del que toma su nombre y disparó sus alquileres, sobre todo por la fiebre que generó entre losestadounidenses que se mudaron aLondres

Aunque decenas de pequeñas librerías locales se han visto obligadas a dar el cierre en todo el Reino Unido por la competencia de las grandes cadenas y las ventas porInternet, éste no parece haber sido el motivo que ha forzado a vender el icónico establecimiento. Su propietario desde hace 25 años reside enFrancia y ha decidido desprenderse deThe Travel Bookshopya que su único hijo no quiere hacerse cargo delnegocio.