FONDO DE INVERSIÓN SAUDÍ

La compra de Newcastle es "una vergüenza para fútbol inglés", clama la prometida del asesinado Khashoggi

Hatice Cenzig sostiene una fotografía de su pareja, el periodista asesinado Jamal Khashoggi.

Hatice Cenzig sostiene una fotografía de su pareja, el periodista asesinado Jamal Khashoggi. / Twitter

2
Se lee en minutos
AFP

La compra del Newcastle por un fondo saudí es "una vergüenza para el fútbol inglés", llevada a cabo sin preocuparse por "los derechos humanos" y "la justicia", denunció este viernes Hatice Cengiz, la prometida del periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi.

"Estoy realmente triste. Supongo que el dinero es más importante que todo en esta vida", dijo a Sky News Cengiz, un día después de la compra del equipo inglés por un consorcio que incluye al fondo de inversión saudí, PCP Capital Partners, y los hermanos David y Simon Reuben.

El príncipe herederero, señalado

Su prometido Jamal Khashoggi, que fue cercano al poder saudí antes de convertirse en un feroz detractor, fue asesinado en el 2018 en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, fue señalado por responsables turcos y estadounidenses como el que ordenó el asesinato. 'MBS' dijo más tarde que asumía, como dirigente, la responsabilidad del asesinato, pero negó tener conocimiento del mismo antes de que se cometiera.

La adquisición del club del noreste de Inglaterra, que pertenecía desde hacía 14 años al empresario británico Mike Ashley, está cifrada en unos 350 millones de euros por los medios de comunicación británicos. El fondo de inversión soberano saudí ostentará el 80% de las acciones.

Llamamiento a los aficionados

Noticias relacionadas

"¿Cómo pueden los jugadores, los hinchas y el director del Newcastle aceptar esta situación?", se preguntó Hatice Cengiz. "¿Dónde están los valores? ¿Dónde están los derechos humanos, la responsabilidad y la justicia para todos? Me rompe el corazón recordar a Occidente estos valores", agregó. "Es una verdadera vergüenza para el Newcastle y para el fútbol inglés", afirmó, pidiendo a los seguidores del club "posicionarse" a su lado para "defender nuestros valores y (pedir) justicia para Jamal".

Antes de que la compra se hiciera oficial, Amnistía Internacional había pedido a la Premier League endurecer los criterios para poder adquirir un club de fútbol en Inglaterra, "en lugar de permitir a gente implicada en graves violaciones de los derechos humanos entrar en el fútbol inglés simplemente porque tiene los bolsillos llenos".