La evolución del astro

Maradona recibe el alta hospitalaria

El mito argentino aparece sonriente en su primera imagen antes de volver a casa tras una operación más compleja de lo que se suponía

Según su apoderado, el excapitán de Argentina atravesó una situación sin precedentes que puso en riesgo su vida

Maradona junto a su médico de cabecera, Leopoldo Luque.

Maradona junto a su médico de cabecera, Leopoldo Luque.

Se lee en minutos

Abel Gilbert

"Diego está increíble. Hay que seguir trabajando. Hay un equipo muy grande de médicos, yo estoy a su lado", dijo el médico personal de Diego MaradonaLeopoldo Luque, ocho días después de haberlo operado de urgencia en una clínica de las afueras de la ciudad de Buenos Aires por un hematoma en la cabeza. El excapitán del seleccionado argentino ha sido dado de alta. Antes de que abandonara su habitación, se divulgó en las redes sociales la primera imagen postoperatoria. El ídolo fue fotografiado sonriente. La cámara tómo la zona de su cabeza donde se extienda una venda de protección en la zona intervenida. A su lado se encuentra Luque, feliz también por la evolución de su paciente.

La internación de Maradona generó un estado de preocupación colectiva entre los argentinos. A más de una semana de que le extrajeran el coágulo de sangre ubicado entre el cráneo y el cerebro, Matías Morla, su representante, aseguró que  "es un milagro" que el ex jugador retorne a su hogar. "Diego pasó el momento tal vez más duro de su vida". El "derrame", como lo denominó Morla, "pudo haberle costado la vida". A su criterio, todo habría sido peor si Luque no hubiera detectado el problema "a tiempo".

Anomalías en la cabeza

Según Morla,  "lo que hace falta ahora es una unión de la familia y que esté rodeado de profesionales de la salud". El ex astro necesita "estar en paz con sus parientes, que se respeten entre ellos, que se pueda coordinar las visitas". Hijos e hijas, ex parejas y amigos, subrayó, deben privilegiar "el bien común que es la salud de Diego"

Te puede interesar

Antes de que se le detectara la anomalía en la cabeza, Maradona tuvo que ser ingresado en otro sanatorio bonaerense por un " "bajón anímico" y con un cuadro de deshidratación.

El actual entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata había cumplido 60 años el 30 de octubre y lo obligaron a presentarse en un homenaje en el estadio de ese club en un estado penoso, con dificultades para caminar y sin exponerlo a hablar ante los micrófonos. Los médicos han interpretado que la abstinencia que afronta Maradona es al alcohol y no a las drogas, con las que tuvo problemas en su pasado.

Temas

Maradona