El 8 de diciembre se iluminará por primera vez la pieza, de 5,5 toneladas y 12,5 metros de diámetro

Barcelona ya tiene una nueva estrella.

JOAN CORTADELLAS