Ir a contenido

EXPERIMENTO EN EXPANSIÓN

Impossible Whopper, la hamburguesa sin carne que sabe a carne

Burger King sirve en 59 locales de EEUU la última versión de la empanada vegetal elaborada por la empresa Impossible Foods, de la que Bill Gates es inversor

La idea es conquistar el creciente consumidor vegano y servir el menú en 7.100 establecimientos a finales de año

Laura Estirado

Burguer King lanza su primera hamburguesa vegana. / ZML

El archifamoso Whopper que Burger King lanzó en 1957, con su característica carne de vacuno a la parrilla, tiene desde el pasado 1 de abril una versión para paladares veganos. La Impossible Wopper de momento solo se sirve en 59 establecimientos de Sant Louis (Estados Unidos). Pero si gusta entre los consumidores, prometen incluirla en los menús de los 7.100 locales de todo el país para finales de año. 

El precio de esta hamburgesa de carne sintética es de un dólar más que la versión habitual. Este trozo de carne nada tiene que ver con las hamburguesas vegetarianas que estamos acostumbrados a encontrar en algunas cadenas de alimentación, que están hecha con tofu, seitán o avena. Ni por su aspecto, pues parece verdadera carne picada roja, ni por su sabor, más acorde con la que lleva proteína animal.

Burger King ha decidido incluir en su nuevo menú las Impossible Burger de segunda generación de la compañía fundada por Patrick Brown, Impossible Foods, que tiene entre sus principales inversores al dueño de Microsoft, Bill Gates. Esta empresa pionera se hizo famosa hace dos años por anunciar al mundo entero que había logrado crear carne artificial en el laboratorio. Está compuesta principalmente de proteínas, grasas y nutrientes procedentes de plantas, principalmente por hemoglobina de soja, ingrediente también conocido como Heme.

Impossible Foods obtiene este ingrediente de los nódulos de la raíz de la soja, donde es parte de una proteína llamada Leghemoglobin. La molécula también contiene átomos de hierro, lo que acaba dando el sabor a sangre.

La Impossible Whopper lleva los mismos complementos que el Whopper de toda la vida: las dos rebanadas de pan, queso, tomate, pepinillo... También tiene el mismo valor proteínico que la hamburguesa tradicional, aunque es ligeramente más baja en calorías y en colesterol (90%) y tiene 0% de grasas trans. 

"Queremos dar la opción a las personas que quieren comer una hamburguesa cada día, pero no necesariamente quieren comer carne a diario", explica Chris Finazzo, presidente de Burger King de EEUU. Al parecer, la cadena llevaba ya un año barajando la idea, pues a juicio del directivo "hay un gran interés en las hamburguesas veganas". Finazzo, además, asegura que esta nueva hamburgesa no pierde sabor. De eso se encarga la famosa proteína Heme, con un gusto muy parecido a la carne. Además, "los consumidores no lo consentirían", dice. 

Sabor muy similar

En el vídeo promocional de la cadena diferentes personas prueban a ciegas la nueva hamburguesa y aseguran que se parece muchísimo a la original.

El CEO de Impossible Foods -que en el 2017 ya distribuía su carne en 20 restaurantes de Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y Las Vegas- asegura que su intención es comercializar en todo el mundo su carne sin carne que hasta parece sangrar, eso sí, previa distribución y asentamiento en todo Estados Unidos (lo cual significa que aún tardará un tiempo en llegar a España). 

Conquista de todo el mundo

Actualmente Impossible Burger se distribuye ya en 6.000 restaurantes estadounidenses, como en las cadenas Momofoku White Castle. Sin embargo, la alianza con Burger King significará el gran salto a la conquista del público masivo. De entrada implica duplicar la producción actual y crear una segunda línea para preparar a medida las hamburguesas para la gran cadena de fast food (según los estándares de la marca han de ser más finas).

Impossible Foods no es la única empresa que está triunfando con la carne de laboratorio. Otras empresas competidoras en Silicon Valley también explotan el mismo concepto de carne vegetal. Desde enero, por ejemplo, las hamburguesas vegetarianas de Beyond Meat están disponibles en más de mil restaurantes Carl's Jr.

Versión 2.0

Las hamburguesas suministradas a Burger King se basan en la nueva fórmula 2.0 de Impossible que se anunció en la feria CES de Las Vegas el pasado enero. Entre otras mejorea, esta carne aguanta mejor en los ambientes de restaurantes, en bandejas calientes o el salto desde la cinta transportadora hasta la parrilla donde se asan en "exactamente" dos minutos y 35 segundos.

"Estamos haciendo carne a partir de las plantas. Eso nunca se había hecho antes", asegura ufano Pat Brown. ¿El objetivo? Frenar la desmedida producción de carne, utilizando menos recursos y, por tanto, minimizando el impacto negativo para el medio ambiente.

Sigue a Extra en Facebook