INGLATERRA, 2 - DINAMARCA, 1

Inglaterra llega en la Eurocopa, por fin, a la segunda final de su historia

  • El inventor del fútbol solo disputó la del Mundial de 1966, que organizó

  • En Wembley, de nuevo en casa, evitó que Dinamarca diera otro bombazo

Los jugadores de Inglaterra, eufóricos, celebran el gol de la victoria.

Los jugadores de Inglaterra, eufóricos, celebran el gol de la victoria. / Nick Potts / Dpa

2
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Parece mentira, pero el país inventor del fútbol va a disputar la segunda final de su larga historia. Solo jugó la del Mundial de 1966, que organizó. Tardó 46 años en jugar una, y ha tardado otros 55 años en la siguiente. Y volverá a ser en casa. En su sacrosanta casa de Wembley, donde ha disfrutado del abrigo de los suyos en cinco de los seis partidos del torneo. Venció a Alemania en el siglo pasado en el viejo estadio. Italia, otro nombre ilustre de nutrido palmarés, mucho mayor que el pírrico historial inglés, le espera el domingo a las 21 horas en el nuevo.  

A punto estuvo Dinamarca de profanar Wembley, llevando al anfitrión hasta la prórroga, después de haber acabado con la larga imbatibilidad (los cinco primeros partidos), que era el argumento que sustentaba la candidatura inglesa para la finalísima. Al conjunto nórdico le falto más dinamita para destruir el sueño inglés; tenía muchas más cargas Southgate que Hjulmand, sobre todo desde que sustituyó a Damsgaard y Dolberg, sus mejores artificieros.

Pickford no logra detener el lanzamiento de falta de Damsgaard que supuso el 0-1.

/ Mike Egerton / Dpa

Ni harto de vino habría sustituido Southgate a Sterling y Kane, autores de los 8 de los 10 goles en el torneo. Y de anoche, por supuesto. Fue tan angustioso y apurado el triunfo inglés que Dinamarca alargó su ilusión hasta la prórroga y Schmeichel paró en primera instancia el penalti que remachó Kane.

No merecía Kjaer, el elogiado capitán danés, que su nombre aparezca como el autor del primer tanto inglés

Golazo de Damsgaard

El enorme logro de Inglaterra de haber permanecido cinco partidos sin encajar merecía terminar con un golazo como el que marcó Mikkel Damsgaard, aunque no era imparable. No merecía Simon Kjaer, el elogiado capitán danés, que su nombre aparezca como el autor del gol inglés, después de su ejemplar papel en el debut en la crisis cardiaca de Eriksen, en los minutos de frenesí británico que se precipitaron tras encajar el 0-1.

La ebullición aceleró el juego local hasta permitirle traspasar la zaga danesa y ganarle la espalda un par de veces. Sterling remató al cuerpo de Schmeichel en la primera y Kjaer trató de impedir, infructuosamente, el seguro gol del extremo del City, especialmente agraciado con el gol a lo largo del certamen.

Noticias relacionadas

Sterling intenta un remate al marco danés.

/ Nick Potts / Dpa

Ficha técnica

Inglaterra: Pickford (6); Walker (6), Stones (5), Maguire (7), Shaw (6); Phillips (5), Rice (5); Saka (5), Mount (4), Sterling (8); Kane (7). Técnico: Gareth Southgate (6). Cambios: Grealish (5) por Saka (m. 69); Henderson (5) por Rice (m. 95); Foden (6) por Mount (m. 95); Trippier (sc) por Grealish (m. 106).Pickford

Dinamarca: Schmeichel (8); Christensen (6), Kjaer (6), Vestergaard (5); St6yger (5), Hojbjerg (6), Delaney (6), Maehle (5); Braithwaite (6), Dolberg (7), Damsgaard (7). Técnico: Kasper Hjulmand (6). Cambios: Wass (4) por Stryger (m. 67); Poulsen (4) por Damsgaard (m. 67); Norgaard (5) por Dolberg (m. 67); Andersen (5) por Christensen (m. 79); Jensen (5) por Delaney (m. 88); Wind (s. c.) por Vestergaard (m. 105).

Goles: 0-1 (m. 30), Damsgaard; 1-1 (m. 39), Kjaer; 2-1 (m. 104), Kane.

Árbitro: Danny Makkelie (5), holandés.

Tarjetas: Maguire (m. 49), Wass (m. 79).

Estadio: Wembley.