Entender + la derecha española

¿Un Tea Party para Isabel Díaz Ayuso?

La presidenta de la Comunidad de Madrid sigue la estela de Esperanza Aguirre y Cayetana Álvarez de Toledo, comulga con la Sarah Palin que se postuló a vicepresidenta de EEUU y, al igual que Trump y sus adláteres, pregona que la economía es la medida de todas las cosas

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, en un centro comercial. 

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, en un centro comercial.  / José Luis Roca

4
Se lee en minutos
Alfonso Armada
Alfonso Armada

Periodista.

ver +

El mundo se ha vuelto un libro difícil de leer. No es un libro. 

Frances McDormand leyó ‘País nómada: supervivientes del siglo XXI, de Jessica Bruder’ (Capitán Swing), y persuadió a la directora de ‘The Rider’, la chino-americana Chlóe Zhao, para que la dirigiera. Aunque suavizó los aspectos más duros de las cadenas de embalaje de Amazon, en cuyos aparcamientos viven muchos de los empleados sin casa, como Fer, el personaje que interpreta McDormand, 'Nomadland', candidata a varios Oscar, forma parte de ese estrato estadounidense que vive en la carretera. El coste de su libertad es alto. Se han visto obligados a vivir en caravanas, pero Fer y los supervivientes lo prefieren a una cama en casa de los hijos o endeudarse para hacer realidad el sueño americano. Filme político, no impugna un sueño que implica movimiento continuo y desdeñar lo que huela a socialismo, y desdén por el juego de Washington. Con no pocos de ellos conectó Trump, apelando a unos Estados Unidos legendarios. Desclasados ("basura blanca") que han dejado de confiar en la democracia, pero que no reniegan de su bandera y se denominan libertarios conservadores.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La batalla es cultural

En 2019, una candidata que parecía venir de la nada se presentó a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso, periodista, en 2006 fue fichada por el consejero de Justicia e Interior del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Se ganó la confianza de su musa, Esperanza Aguirre, con un desempeño insólito: gestionar la cuenta de Twitter del perro de la presidenta, ‘Pecas’. Especializada en comunicación política, se encargó de la campaña digital de otra caída en desgracia, Cristina Cifuentes. Divorciada de 42 años, ha mantenido una relación con el peluquero Jairo Alonso. ¿Rasgos de la nueva política, atizados sin complejos por Trump, inspirador de un populismo que ha resquebrajado los cimientos del sistema? En las elecciones recién convocadas por ella misma, Díaz Ayuso ya es la estrella mediática de la derecha. En la sombra, Miguel Ángel Rodríguez (rompehielos de José María Aznar), fogonero cuyos escrúpulos se miden en eficacia, en sintonía con Steve Bannon, ex estratega de Trump hasta que se convirtió en lastre. Siguiendo la estela de Aguirre, y de Cayetana Álvarez de Toledo, ella sí sabe, a diferencia del líder de su partido, Pablo Casado, que la batalla es cultural. Y sobre sus formas (puño de hierro en guante de látex) dice su mentora, Aguirre: "Isabel es un ejemplo de que la moderación no es una virtud, sino un defecto". Dureza que compran quienes pescan en el caladero de Vox.

La inspiradora Sarah Palin

Buscando mimbres ideológicos en Ayuso, otra raíz sería el Tea Party de la exgobernadora de Alaska, Sarah Palin, candidata republicana a la vicepresidencia en 2008, y que también sirvió de barbecho para el trigo de Trump. Un segmento del Partido Republicano que busca otras esencias. Algunos de los mensajes que esgrimió en su día Palin para distinguirse del ‘establishment’ podría suscribirlos Ayuso: "Es inspirador ver a gente real, no a políticos profesionales, salir, ponerse de pie y defender los principios conservadores de sentido común. Estados Unidos está listo para otra revolución". Su Tea Party era una invitación “a la acción desde cero”. Volvamos a esta orilla y escuchemos a un cocinero catalán, Rafa Zafra, chef de Estimat en Barcelona y Madrid. Entrevistado en ‘ABC’, empezó a hacerle la campaña a Ayuso antes de que hubiera disuelto el Parlamento: "En Madrid gusta lo nuevo (…). Madrid va disparada. Todos los hoteles importantes están abriendo en Madrid. La explosión de la ciudad cuando el covid acabe va a ser brutal". A la pregunta de ¿cuál es la mejor ciudad para abrir un restaurante?, responde: "Sin duda, Madrid. Madrid lo permite todo. Hay público para todo. Jóvenes, turistas, la colonia mexicana, la colonia venezolana. Ayuso y su primo el alcalde han llevado las cosas de tal manera que yo solo puedo quitarme el sombrero". ¿En qué electorado encaja Zafra?

La liberalización total

Noticias relacionadas

Frente a la economía como medida de todas las cosas, la opinión de una doctora en primera línea contra la covid: "La obsesión de la presidenta madrileña es destruir el sistema sanitario público. Liberalización total. Nunca ha puesto a las personas en el centro, sino en la rentabilidad. Los cierres perimetrales no le han salido mal. No está dispuesta a que la pandemia dicte su política. Es lo más parecido a Trump que tenemos. El mensaje es contradictorio, aunque su apuesta es libertad económica por encima de todo. Aunque parezca un contrasentido con lo anterior, el Zendal tenía su sentido. Si llevamos años reduciendo el porcentaje del producto interior bruto dedicado a sanidad, es lógico que ante las carencias de los hospitales uno contra la pandemia alivie la presión sobre el sistema sanitario. Pero representa el fracaso de la sanidad pública".

Byung-Chul Han, filósofo coreano afincado en Alemania, insiste en su análisis del cansancio acentuado por la pandemia: "Nos explotamos voluntariamente y apasionadamente creyendo que nos estamos realizando. Lo que nos agota no es una coerción externa, sino el imperativo interior de tener que rendir cada vez más (…) quien fracasa lo hace por su culpa". ¿La filosofía de Isabel Díaz Ayuso?