Entender + con la ciencia

Antonio Turiel: "Las consecuencias del pico del petróleo se nos echan encima"

El covid-19 ha dado el golpe de gracia a la industria petrolera, según el físico. Pero dentro de este sistema económico no hay alternativa viable

Antonio Turiel.

Antonio Turiel. / David Aparicio

Se lee en minutos

Nuestra economía adicta al petróleo se enfrenta a un inminente síndrome de abstinencia, debida al “pico del petróleo”: una caída irreversible en la producción de hidrocarburos. Es esta la tesis del último libro de Antonio Turiel (“Petrocalpisis”, Alfabeto, 2020), físico del Institut de Ciències del Mar (ICM-CSIC) y autor del blog The Oil Crash. Ante este reto, podemos decidir colapsar como el Imperio Romano o florecer como el Japón de la época Edo.

¿Por qué dice que no vamos a salir nunca de la crisis actual?

Un sistema que crece al infinito no se puede sostener en un planeta finito. Todo el sistema económico y productivo que gira entorno al crecimiento no tiene sentido. No saldremos de esta crisis dentro de este sistema económico. Y tampoco en un sistema comunista, que en todo caso estaría orientado al productivismo.

Petroleros varados frente a las costas de California que no pueden descargar por la falta de demanda durante la primera ola del covid-19.

/ EL PERIÓDICO

Hace mucho que se habla de pico del petróleo. ¿Esta vez va en serio?

En 1971, [el geofísico M. King] Hubbert previo que el pico llegaría en 2005. Eso no quiere decir que se acabaría todo el petróleo. Efectivamente, en 2005 se llegó al máximo de la producción del petróleo crudo convencional: lo certificó la Agencia Internacional de la Energía en su informe de 2010. Mientras tanto, se pusieron en circulaciones sustancias que más o menos reemplazan al petróleo [convencional], como la que deriva del 'fracking'. Gracias a la aportación del 'fracking' de EEUU postergamos hasta diciembre de 2018 el pico del conjunto de hidrocarburos líquidos. Desde entonces, estos están en un declive irreversible.

¿No cree que las petroleras encontrarán nuevos yacimientos?

Entre 1998 y 2014 las compañías multiplicaron por tres su esfuerzo para buscar nuevos yacimientos. Desde el 2014, viendo que estaban perdiendo muchísimo dinero, redujeron drásticamente su inversión, un 60%. La covid lo ha acelerado. En EEUU hay una avalancha de quiebras en el sector del 'fracking': veo imposible que se recupere. El World Energy Outlook de 2020 de la Agencia Internacional de la Energía prevé que la producción podría llegar a caer hasta un 50% dentro de 2025, en el peor escenario.

Si eso es cierto, ¿por qué apenas forma parte del debate político?

Los funcionarios europeos conocen perfectamente la cuestión. El problema es que no hay soluciones sencillas y políticamente aceptables. Pero el asunto ya ha entrado en la agenda política. Se habla tanto del hidrógeno verde porque se reconoce que vamos a tener un problema: cómo vamos a mover los camiones.

"El covid-19 ha generado una avalancha de quiebras en el fracking de EEUU"

Antonio Turiel, autor de Petrocalipsis (Alfabeto, 2020)

¿Cuándo vamos a tener ese problema?

Hoy la producción de petróleo ya es el 10% menor que en 2019. Cuando haya recuperación económica, crecerá la demanda pero no habrá la manera de que crezca la oferta. Aunque no hubiera recuperación, lo notaríamos en todo caso en 2023-24. El problema se nos cae encima a toda velocidad. La opinión mayoritaria es que ya estamos en el pico del petróleo. Que ya se ha producido.

¿Este colapso del petróleo llegaría a tiempo para evitar lo peor del cambio climático?

Tendría un efecto beneficio en el sentido de reducir las emisiones. Sin embargo, no se sabe si sería suficiente para evitar los peores efectos. Y si lo hiciera, ¡a qué coste!

¿No sería bueno deshacernos del petróleo de golpe?

No podemos prescindir del 50% del petróleo de la noche a la mañana. Habría problema de abastecimiento de alimentos, tensiones políticas, guerras. A un adicto no le puedes quitar una sustancia de golpe. Algo tan rápido puede ser muy destructivo. Piensa en las tecnologías de la información. Se basa en minería alimentada con petróleo, en transporte de larga distancia y en una producción concentrada en pocos sitios. La fabricación de chips se vería seguramente afectada.

"Prescindir de golpe del 50% del petróleo causaría guerras y tensiones"

Antonio Turiel, autor de "Petrocalipsis" (Alfabeto, 2020)

¿No basta con apostar fuerte por las renovables?

La transición hacia las renovables no es fácil. El 80% de la energía que consumimos no tiene forma de electricidad [que se puede reemplazar fácilmente por renovables]. Además, no va a haber 25 millones de coches eléctricos en España. El hidrógeno verde tampoco es viable: es un vector con muchas pérdidas de energía, difícil de manejar y con impacto ambiental. La caída del petróleo dificulta la transición. Para montar un parque eólico necesitas camiones, acero, excavadoras, etcétera. 

Ni petróleo, ni renovables. ¿Cuál es la solución?

No hay ninguna tecnología que permita mantenerlo todo igual, cambiando las fuentes de energía. Hay que cambiar el modelo social. No hay ninguna duda de que el futuro será 100% renovable. Pero ese total debería ser bastante menor que el actual. Hay que producir menos. Se puede montar un sistema económico que garantice un buen nivel de vida, pero no orientado al crecimiento.

La renovables representaban el 43,6% de la "tarta" eléctrica de España, a diciembre de 2020.

/ El Periódico

¿Cómo sería ese sistema?

La globalización es posible por tener mucho petróleo barato. Hay que relocalizar la producción: no es viable fabricar en China y llevar productos en carguero. También hay que cancelar la deuda. En un mundo en contracción económica, las deudas son impagables. Luego hay que hacer reformas que garanticen la plena ocupación sin una economía en expansión. El fin social de la empresa no debería ser repartir beneficios a sus accionistas sino dar empleo a sus trabajadores. Es el modelo de las empresas pequeñas, donde el jefe trabaja para llegar a fin de mes como un empleado más.

Es pedir mucho. ¿Cómo se pueden hacer cambios como esos?

Ahora es implanteable. Sería como subir una montaña altísima de prejuicio social. Pero cuando la sociedad vea cierto grado de colapso, una situación de crisis económica persistente, va a estar receptiva a un replanteamiento. La altura de esa montaña va a bajar. Sin embargo, si el cambio se hace de forma desordenada, se pueden perder muchas capacidades industriales. Como en el colapso del Imperio Romano, donde se perdió mucho conocimiento.

"Las renovables no permiten mantener el crecimiento. Hay que producir menos."

Antonio Turiel, autor de "Petrocalipsis" (Alfabeto, 2020)

¿Vamos a caer en otra edad media?

Hay decenas de civilizaciones que han colapsado. Es un evento relativamente frecuente. Pero también hay casos contrarios. El Japón de la época Edo ejercía una enorme presión sobre unas islas, pero supo producir un cambio de vida que generó un florecimiento. Los valores de esa cultura eran el equilibro con la naturaleza, vivir dentro de tus límites, lentamente, pero con perfección. Siempre estamos a tiempo. Y los colapsos también se pueden revertir.

Te puede interesar

Quizás al planeta le convendría que nos extinguiéramos.

Hasta en eso hay una cierta arrogancia antropocéntrica. El planeta ha vivido cosas peores que nosotros. No es necesario autoextinguirnos. Si somos capaces de vivir en armonía con el ecosistema, podemos llegar a un equilibrio.