Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Marta Bordès: "A los niños les digo que soy la 'fisio' de sus ojos"

De niña, le costaba más estudiar que a sus compañeros. Ahora enseña a los niños a ver mejor con ejercicios.

Óscar Hernández

Marta Bordès, en su consulta.

Marta Bordès, en su consulta. / ALVARO MONGE

Cuando Marta Bordès Garcia (Barcelona, 1973) descubrió que podía ayudar a los niños a ver y leer mejor con ejercicios de rehabilitación no se lo pensó mucho. Tras formarse en un centro de terapia visual y realizar un máster, decidió abrir el suyo en Muntaner, 258. Fue en el 2011 y entonces solo había cinco en Barcelona. Hoy hay medio centenar de centros que reeducan la mirada.

Un ‘boom’.
Hasta ahora el Col·legi de Óptics potenciaba más la óptica como tienda. Pero como las ópticas no dan tanto dinero, hay un auge de los optometristas.

¿Por qué eligió esta profesión?
Me hice optometrista porque me gustaba la física y quería dedicarme a algo que estuviera relacionado. Cogí un listado de aplicaciones y vi la carrera de óptica, en Terrassa, que era muy técnica. Allí descubrí la terapia visual, de la que solo había una asignatura de tres meses. No quería dedicarme a vender gafas sino a la disfunción visual y a la terapia. Hice prácticas en uno de los tres únicos centros que había en Barcelona y me quedé seis años hasta que abrí Maddox.

Descubrió su vocación.
Me gusta ayudar a la gente dándoles una capacidad visual que unas gafas por sí solas no te dan. Las gafas ayudan cuando ves pequeño o borroso, pero no te dan la habilidad visual para mejorar, por ejemplo, el enfoque. La terapia visual da la posibilidad de tener mas capacidad para fijar la visión. Hay muchos niños y adultos que ven doble o que les cuesta enfocar. 

La vista es fundamental en la escuela.
Para los niños la movilidad del ojo es muy importante. Si se entrenan para adquirir más rapidez lectora, por ejemplo, pueden aprender mejor. Si un niño no enfoca bien no puede obtener el beneficio de todo lo que se le está enseñando. Cuando ven que leen mejor, todos se sienten más seguros.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

¿Cómo se toman los niños eso de hacer ejercicios visuales después de clase?
Yo les digo que soy la 'fisio' de sus ojos. Nunca hay que hacerles sentir mal porque no lean igual que los demás. Les explico que tienen unos ojos traviesos. Y que les ayudaré para que ellos mismos enseñen a sus ojos. 

Y funciona.
En dos meses ya leen más rápido. Y la rehabilitación nunca dura más de un curso escolar. Hay muchos menores que están mal diagnosticados de dislexia, cuyo tratamiento es muy largo, y que recuperan su capacidad lectora con mis ejercicios. También tratamos el ojo vago y el estrabismo.

¿De dónde vienen los pacientes?
Normalmente son los profesores los que lo detectan y avisan al psicólogo del centro que luego me los envía a mí.  Otras, los mismos psicólogos, o padres aconsejados por otros. También algunos oftalmólogos. Aunque muchos no creen en nuestro trabajo, eso está cambiando y empiezan a derivarlos. Somos un centro sanitario regulado por la Generalitat pero no estamos subvencionados. Hay optometristas en ambulatorios que gradúan la vista, pero no hacen terapia. Yo recomiendo hacer una revisión antes de la lectoescriptura, en P-5, y al empezar la ESO. 

Debe costar aprender sin ver bien.
A mí no me gustaba estudiar porque necesitaba más esfuerzo que mis compañeros. Ellos leían sin cansarse y retenían bien la información. Yo no. Eso me ayuda ahora a entender a los niños. Si ven bien, si leen bien, son más felices y tienen más interés por las cosas. Si ven mal, les afecta hasta corporalmente. Están cerrados hasta en su postura.

¿Cuándo se les compra su primer móvil?
Cuanto más tarde mejor. Y siempre hay que poner normas.  Es preferible potenciar el juego al aire libre y salir, pero es difícil si  los padres están enganchados al móvil. 

0 Comentarios
cargando