Ir a contenido

LES NOU FONTS

Fuente de los enamorados

El merendero cayó en el abandono con los años, aunque para Esteve Amills nunca ha perdido su hipnótico encanto. El alcalde se comprometió a recuperarlo

MARC ESPÍN

Les Nou Fonts es un merendero con más de 100 años de antigüedad. Esteve Amills aún no había nacido cuando su tío Marcel·lí participó en su adecuación. Alrededor de los manantiales, que brotan de una pared enmohecida y cosida de raíces, montaron tres mesas de piedra. Según dicen, una de ellas tenía un tablero de ajedrez incrustado y las sillas eran rocas con forma de seta. El rincón recomendado por Esteve era frecuentado entonces por vecinos de Guardiola de Berguedà y veraneantes llegados de Barcelona y Manresa que celebraban allí comidas campestres y bailes populares.

Durante los bombardeos de la guerra civil, Les Nou Fonts y las cuevas del entorno sirvieron de refugio a los habitantes de los pueblos cercanos, y más tarde a los maquis, guerrilleros antifranquistas. Bien entrada la dictadura volvió cierta normalidad y no pasó un verano sin que Esteve visitara, desde Barcelona, a su familia de Brocà. No era más que un niño cuando conoció a Margarida y se hicieron novios. Algunos veranos lo eran más, otros menos, hasta que una tarde de agosto de 1962 quedaron en Les Nou Fonts para bailar con un tocadiscos portátil y se prometieron amor. El tiempo, la distancia y el torbellino hormonal de la edad fueron enfriando la relación hasta que una riña en 1965 les hizo partir peras. Esteve se acabó casando en Barcelona con otra y Margarida se quedó soltera en Guardiola.

Pasaron los años y Les Nou Fonts cayó en el abandono. La vegetación se fue comiendo el lugar. Hoy hay desprendimientos y árboles cruzados en algunos tramos del camino. La huella del hombre ha sido borrada del merendero; las antiguas mesas de piedra, excepto una, están cubiertas de verdín, y el muro que da a la poza del salto de agua, semiderruido. Vecinos de la comarca, como Boris Lapuerta, han mostrado interés en recuperarlo y el alcalde de Sant Julià ha asumido el compromiso. En todo caso, pese al descuido, el rincón de Esteve nunca ha perdido su encanto. La sinfonía hipnótica de los chorros de agua, los haces de luz que se cuelan a través de la frondosidad vegetal y el frescor de las profundidades del bosque embelesan.

No es extraño que la magia de Les Nou Fonts motivara todo tipo de leyendas. La preferida de Esteve se la contaron sus tías en la época en que Margarida era su chica. Aseguraban que en la zona del merendero habitaba un buen dragón. No muy lejos de allí, en la Ermita de les Esposes, dos prometidos (la doncella, de Bagà, y el joven, de Brocà) se confesaban amor hasta que, un mal día, el conde que pretendía a la doncella se enteró y mandó soldados para secuestrarla y matar al joven. Al verlos venir, los prometidos corrieron hacia las fuentes. El dragón los escondió en una gruta y dio muerte a los soldados. Actualmente, sobre la única mesa que queda en pie, hay una formación calcárea que con un poco de imaginación se parece al dragón. La leyenda corrió como la pólvora y el lugar fue rebautizado como La Font dels Enamorats.

Quién sabe si seducidos por la leyenda, persuadidos por la promesa de amor que se hicieron en los 60 o movidos simplemente por un capricho del destino, en 1989 Esteve y Margarida se reencontraron. Él se había divorciado un tiempo antes y no podía dejar de pensar en ella. Ella tampoco lo había olvidado. Ese mismo año se casaron, y no se han vuelto a separar. Ya jubilados, viven en Borredà, un pueblo que queda justo detrás de la Font dels Enamorats, al otro lado de la Serra del Catllaràs.

ACCESO

Por la C-16 hasta Guardiola de Berguedà; tomar la BV-4021 en dirección a Sant Julià de Cerdanyola y, a mano derecha, en la primera curva, una señal marca el camino (15 minutos a pie).

ALOJAMIENTO

En Guardiola de Berguedà, desde una habitación compartida en el refugio de montaña Cal Companyó (19 euros), hasta una doble en el Hotel El Jou (95).

OCIO

Senderismo, paseos en bicicleta y a caballo y deportes de aventura.

LUGARES DE INTERÉS

La cueva que hay un poco más arriba de Les Nou Fonts, donde se refugiaban los vecinos durante los bombardeos de la guerra civil. Y la mina de petróleo de Riutort, con 340 metros de galerías.

Información turística: www.elbergueda.cat

Díganos cuál es su lugar favorito de Catalunya y qué vivió o le sucedió en él.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.