Ir a contenido

INTERNET DE LAS COSAS

Objetos encontrados, la magia inversa

Una persona puede llegar a pasar más de dos meses a lo largo de toda su vida buscando cosas desaparecidas en su hogar y fuera del el

La solución V-Bag de la operadora Vodafone evita que se pierdan y permite localizarlos allí donde se encuentren

P. Enériz / Barcelona

Objetos encontrados, la magia inversa

No hay mago que se precie que no incluya en su gala un número de escapismo. En sus manos las cosas y, ellos mismos, desaparecen como por encanto. Son malos clientes para el V-Bag, un sistema que permite al usuario localizar objetos y consecuentemente evitar su pérdida. Por el contrario, el resto de humanos agradecerá la citada solución, sobre todo, en esta época de viajes frecuentes, vacaciones a la vista, caos de maletas en aeropuertos y desesperantes perdidas de las cosas personales en cualquier rincón del planeta.

No hay muchos datos al respecto, pero los que hay son muy curiosos. Un estudio realizado en Francia puso de manifiesto que un francés pasa 2 meses de su vida buscando cosas. No deben ser muy diferentes las cosas en nuestro suelo, dónde tenemos fama de ser, incluso, más despistados que nuestros vecinos.

Los datos

Ya sea magia o despiste, la cuestión es que perdemos cosas y de lo que se trata es de aplicar soluciones, es decir, proporcionar al 86% de la población que pierde tiempo buscando objetos, ahorrárselo y, sobre todo, conseguir encontrarlos.

Otro curioso dato: el tiempo invertido en buscar cosas equivaldría globalmente a 1,2 mil millones de horas, es decir, el tiempo de trabajo de 659.000 personas que trabajan 35 horas a la semana durante un año,  con el resultado es de 11,5 mil millones de euros.

¿Dónde lo habré metido?

El mercado ofrece distintos modelos de trackers o llaveros conectados, como la popularísima Tile, que se colocan en los objetos para poder conectarlos al teléfono móvil. Dependiendo de modelos, estos integran geolocalización en el último punto de conexión, varios tipos de alarmas, configuración de distancia de alarmas, doble sentido de localización, etc.

Estos dispositivos pueden enlazarse con cualquier cosa capaz de perderse (mochilas, maletas, ordenadores, llaves) lo que mejora drásticamente la situación respecto a las soluciones anteriores: acudir a las oficinas de objetos perdidos o confiar en la buena fe de quien lo encuentre.

Los nuevos dispositivos conectados mediante Internet de las Cosas resultan especialmente útiles en época de viajes y nos ahorraran tiempo y estrés en su búsqueda.

Las soluciones

Dispositivo Alcatel  / Servicio V-Bag, Vodafone

Una de las últimas y más innovadora propuesta llega de la mano de V by Vodafone y, en concreto, con V-Bag un nuevo servicio que incorpora una pieza de hardware, como son los propios localizadores diseñados para el uso que le vamos a dar, así como la conexión a la red móvil.

El hardware de esta solución llega con Alcatel y su Movetrack un aparato localizador con V-Sim de Vodafone integrada, que podemos meter en la maleta o colgarlo de cualquier bolsa, mochila o equipaje

También lleva acompañada una app, disponible para iPhone y Android, que nos permitirá ver en el mapa dónde está nuestro objeto en todo momento. El coste del dispositivo es de 49,90 euros de pago único.

Control mediante una aplicación

El servicio en si está compuesto por una SIM y una aplicación. La tarjeta es válida para cualquier dispositivo, se activa desde la app y tiene un precio único de 9,90 euros. Por su parte, la aplicación permite no sólo activar la tarjeta, sino encenderla y apagarla o recibir soporte on line. Desde el terminal se pueden controlar todos los objetos conectados.

La operadora ha diseñado una suscripción para cada categoría, el precio es fijo, sin sorpresas ni cargos inesperados, lleva roaming en la UE y no tiene permanencia.

0 Comentarios
cargando