Ir a contenido

    TRAS EL CONSEJO DE MINISTROS

    Zapatero adelanta las elecciones generales al 20 de noviembre

    El presidente justifica la decisión en que el Gobierno ha completado las reformas que quería emprender para la recuperación económica

    Los Prespuestos del Estado serán prorrogados hasta que el nuevo Ejecutivo tome posesión

    TONI SUST / PABLO ALLENDESALAZAR / Barcelona / Madrid

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado este mediodía su intención de avanzar al próximo 20 de noviembre las elecciones legislativas previstas para marzo.

    Zapatero que por primera vez desde el 2004 no concurrirá a las elecciones y entrega el testigo a Alfredo Pérez Rublacaba como candidato del PSOE, justificó su decisión por la voluntad de "proyectar certidumbre política y económica". El líder socialista consideró "conveniente" que el 1 de enero del 2012 el Gobierno que salga de las urnas esté ya trabajando.

    Por ello, disolverá las Cortes el próximo 26 de septiembre. A partir de ese momento comenzarán a contar los 54 días que establece la legislación antes de la campaña electoral, que comenzará a las 00.00 horas del 4 de noviembre.

    Zapatero centró su comparecencia, ya anunciada y habitual al final de cada periodo de sesiones del Congreso, en la economía. Aunque admitió que falta tiempo todavía para que la situación de crisis se haya revertido, aseguró que se han sentado las bases para una mejora. Por eso, dijo, "ha llegado el momento de anunciar un calendario para las elecciones generales".

    Creación de empleo

    El jefe del Ejecutivo central subrayó que los últimos datos apuntan a la creación de 155.000 puestos de trabajo durante el segundo trimestre, e indicó que aunque parte de la mejora se pueda achacar al carácter estacional del mercado laboral, aprecia "cierto cambio de tendencia", algo que no pasaba desde el 2008. El líder del PSOE justificó que haya decidido avanzar elecciones cuando oficialmente esta no era su intención inicial porque prima "el interés general",

    Zapatero anunció la aprobación de un decreto-ley el próximo 19 de agosto con el fin de contribuir a que las comunidades autónomas pueda reducir su déficit mediante la mejora de la recaudación por impuesto de Sociedades y la reducción del coste farmacéutico del Sistema Nacional de Salud. Preguntado por el caso Faisán, no entró en esta cuestión pero aprovechó para dar por hecho que la actividad de ETA está cercana a su fin: "Razonablemente, estamos en la recta final del terror".

    Leyes pendientes

    El Congreso de los Diputados tiene entre el 1 y el 27 del próximo mes de septiembre para aprobar los 34 proyectos de ley que se encuentran aún en tramitación y que, mayoritariamente, pueden decaer por al adelanto electoral anunciado este viernes por el presidente del Gobierno para el 20 de noviembre. 

    La Cámara Baja comenzará el 1 de septiembre su octavo periodo de sesiones, y el calendario previsto de plenos tendrá que ser modificado para adecuarse al nuevo calendario electoral.

    Presupuestos prorrogados

    El presidente del Gobierno, ha precisado que su intención es sacar adelante la de agilización procesal, la Ley concursal y la de jurisdicción social, así como la inclusión de los trabajadores agrarios en el régimen general de la Seguridad Social, que afecta a un millón de personas, y la ley de protección integral de víctimas del terrorismo. También un decreto para acelerar la reducción del déficit público, que contemplará medidas y "alguna modificación normativa" para mejorar la recaudación del Impuesto de Sociedades y el recorte del gasto farmacéutico.

    Los Presupuestos Generales del Estado serán prorrogados de forma automática a partir del 1 de enero que es la fecha en la que entrar en vigor. Zapatero ha afirmado al respecto que el Ejecutivo no aprobará proyecto de Presupuestos Generales del Estado y ha precisado que por eso quiere que el nuevo Gobierno esté en funciones en enero, para poder tomar "en breve" las decisiones que correspondan. "Ya ha pasado en alguna otra ocasión, el Gobierno entrante tendrá la capacidad de adecuar las necesidades a partir del 1 de enero", ha dicho.


    .