Educar es todo

REFORMA UNIVERSITARIA

La UB da por fin luz verde a la nueva facultad de Ciencias de la Salud

El centro tendrá más de 8.000 alumnos, casi tantos como estudiantes de grado hay en la UdL

Instalaciones de la facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona.

Instalaciones de la facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

2
Se lee en minutos
MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

El consejo de gobierno de la Universitat de Barcelona (UB) ha dado luz verde este miércoles a la creación de la nueva facultad de Ciencias de la Salud, que integrará bajo una única dirección los estudios de Medicina, Odontología, Enfermería y Podología. El nuevo centro será uno de los mayores de la UB, con más de 1.100 profesores e investigadores y con casi tantos estudiantes matriculados (8.300) como alumnos tienen algunas universidades entre todas sus titulaciones de grado, como la de Lleida (UdL). Pese a las protestas protagonizadas por algunos sectores, en concreto por estudiantes y profesores de Enfermería, la aprobación de la creación de la nueva facultad ha contado, en el consejo de gobierno, con el apoyo de 34 miembros, cinco abstenciones y cuatro votos en contra.

La nueva facultad de Medicina y Ciencias de la Salud supone un paso más en la reforma de la UB, que el pasado verano se inició con la unificación de Pedagogía y de Formación del Profesorado en un único centro, la nueva facultad de Educación. "Con las sinergias que generaremos a nivel académico, de investigación y de transferencia de conocimiento y, junto con la presencia de dos campus referentes, como son el Clínic Bellvitge, dispondremos de un área de salud con más recursos y mayor proyección internacional", ha celebrado el rector, Dídac Ramírez.

Ligero aumento presupuestario

De los nuevos ingresos, 2,5 millones serán para afrontar el posible incremento salarial del 1% proyectado por el Gobierno y otros 2,7 servirán para sufragar el primer pago de la ampliación de la facultad de Derecho.

La reforma, que según Ramírez "no representará una pérdida de empleos", busca entre otras cosas que cuando la UB quiera colaborar con otra universidad extranjera no haya disfunciones o falta de coordinación como a veces ocurre ahora".

Noticias relacionadas

La reestructuración de la UB implica la concentración de las 18 facultades que tenía la UB a principios del 2015 en tan solo 10 y reducir hasta el 50% sus 106 centros, escuelas y facultades. Lo que persigue insiste el equipo de gobierno es "eliminar duplicidades" y reducir la carga horaria del profesorado en tareas de gestión para que estas puedan ser dedicadas a investigación, docencia y transferencia.

TRATO DIFERENCIAL A ENFERMERÍA

Tras las protestas de Enfermería, que teme que con la unificación de facultades sus estudios queden relegados a un segundo plano, se ha acordado que tanto el plan de estudios de Enfermería y el consejo de estudiantes sigan teniendo entidad propia, para, entre otras funciones, hagan "el seguimiento académico y docente de las titulaciones, diseñen el plan de estudios y asignen la carga docente". "La escuela de Enfermería de cara al exterior continuará ejerciéndola la directora de la Unidad de Formación e Investigación de Enfermería, que mantendrá los lazos con los colegios profesionales de la enseñanza", ha indicado la universidad en un comunicado.