Los derechos de los pasajeros

Equipaje de mano gratis en los aviones: ¿qué cambia con la moción del Parlamento Europeo?

El Gobierno expedienta a varias aerolíneas de bajo coste por cobrar el equipaje de mano

Las compañías aéreas no pueden cobrar por los equipajes de mano, según la OCU

El Gobierno investiga a aerolíneas low cost’ por cobrar por el equipaje de mano y por elegir asiento

El Gobierno investiga a aerolíneas low cost’ por cobrar por el equipaje de mano y por elegir asiento

Silvia Martinez

Silvia Martinez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El pleno del Parlamento Europeo vota este miércoles una resolución critica -aunque no vinculante- con las "políticas y restricciones divergentes" que aplican las compañías aéreas y en la que recuerdan que el equipaje de mano en los aviones, según una sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la UE hace nueve años, debe considerarse un "elemento indispensable" que no puede ser objeto de un "suplemento de precio". El texto recibió el aval unánime de la comisión de peticiones hace dos semanas.

¿Cuál es la situación actual?

Cada compañía aérea tiene sus propias normas sobre el tamaño del equipaje permitido y las tasas que exigen a los pasajeros que a veces son "discrecionales y arbitrarias". Además, en caso de cambio de compañía aérea en el mismo trayecto, las dimensiones del equipaje permitido pueden ser diferentes. Todo esto genera "confusión, molestias, experiencias de viaje menos cómodas, retrasos y, en ocasiones, conflictos entre los pasajeros y el personal de las compañías aéreas", denuncia la resolución que fue aprobada por unanimidad en la comisión de peticiones del Parlamento Europeo hace dos semanas y sobre la que este miércoles se pronunciará el pleno.

¿Pueden las aerolíneas cobrar por el equipaje de mano?

Según una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 2014 -de una demanda contra Vueling- el equipaje de mano debe considerarse un "elemento indispensable" del transporte de los pasajeros, siempre y cuando dicho equipaje responda a las "exigencias razonables" relativas a su peso y dimensiones, y que su transporte, por tanto, no puede ser objeto de un recargo en el precio. Es decir, las aerolíneas no deberían estar cobrando por el equipaje de mano que se lleva en cabina.

¿Es una práctica abusiva?

Los eurodiputados consideran que las políticas incoherentes respecto al equipaje de mano permitido por las diferentes compañías aéreas "podrían considerarse una práctica abusiva o desleal", además de un reto para los viajeros que suelen volar con varias compañías aéreas o realizan vuelos de conexión con diferentes aerolíneas. También entienden que la libertad de fijación de precios que se reconoce a las aerolíneas en el reglamento que establece las normas comunes para la explotación de servicios aéreos, adoptado en 2008, no incluye los precios del equipaje de mano.

¿Qué piden los eurodiputados?

En primer lugar, armonizar a escala europea los requisitos sobre el tamaño, el peso y el tipo de equipaje de mano, así como el equipaje facturado para todas las compañías aéreas que operan en la Unión Europea, porque de esta forma aumentará la transparencia y la protección de los consumidores para el conjunto de viajeros aéreos. Además, reclaman a la Comisión Europea que presente medidas estratégicas concretas para aplicar la sentencia del TJUE.

¿Hay que reformar el reglamento sobre servicios aéreos de 2008?

Los eurodiputados piden que se defina el alcance y los requisitos específicos del peso y las dimensiones "razonables" del equipaje de mano y abordar la complejidad de las normas la revisión del reglamento actual. En el marco de esta revisión legislativa, que la Comisión Europea ya ha puesto en marcha, el pleno pide al Ejecutivo comunitario que aborde también otros ámbitos que no están claros y que dan lugar a costes ocultos y adicionales, como la asignación de asientos o la complejidad de las ofertas de las compañías aéreas en relación con su política de equipajes, lo que "restringe" la posibilidad de que los pasajeros comparen ofertas y limita su capacidad de elegir la mejor oferta.

¿Cuál será el impacto de la resolución?

La moción no tiene carácter vinculante, lo que significa que a corto plazo no tendrá ningún tipo de impacto directo, pero sí supone una llamada de atención a la Comisión Europea para que revise la legislación actual con vistas a mejorar la protección e información de los pasajeros aéreos, reforzar sus derechos y garantizar que las compañías aéreas operan en condiciones armonizadas en un mercado liberalizado.

Suscríbete para seguir leyendo