imagenesnoreste Fotos 1 145888802 (1) (1)

imagenesnoreste Fotos 1 145888802 (1) (1) / Enric Fontcuberta

2
Se lee en minutos
Paula Castillo

Este viernes día 2, los ministerios de Trabajo y Seguridad Social han anunciado un hito para el mercado laboral: por primera vez se ha alcanzado en España los 20,8 millones de trabajadores en activo. Aunque se trata de un dato generalmente positivo, lo cierto es que el célebre economista Santiago Niño Becerra se muestra escéptico con esta nueva información, alegando a una serie de matices que muestran la cara negativa de la noticia.

Los problemas están en el detalle

El catedrático en Economía ha compartido una serie de publicaciones en su perfil oficial de Twitter donde tiene más de 230.000 seguidores. En el hilo de la red social del pajarito se pueden leer diversos textos exponiendo los principales motivos por los que no deberíamos alegrarnos en exceso por la actual situación laboral. Tal y como se menciona en el tuit, aunque los datos en un primer momento "pueden mostrar un aspecto saludable", al detalle la cosa cambia.

En el primero de los mensajes se exponen deficiencias respecto a los salarios de los trabajadores, que han perdido el 6,1% de poder adquisitivo, así como de los contratos, ya que se ha producido un aumento de las contrataciones a tiempo parcial. De la misma manera, Niño Becerra explica que " se continúa sin publicar el número de personas con un contrato fijo discontinuo inactivas en un momento dado", un hecho que demuestra que los datos proporcionados no son del todo claros.

Noticias relacionadas

Respecto a la vivienda, el economista da a conocer información preocupante, debido a que la demanda de hogares de alquiler supera la oferta, concretamente en 1,2 millones. Además, al mismo tiempo hay 3,4 millones de viviendas que se encuentran vacías en España. Los datos de pobreza tampoco son esperanzadores, ya que, según informa el catalán, se "halla en cifras récord."

Finalmente, lejos de señalar como único culpable de la situación al actual Gobierno, el catedrático menciona que, por ejemplo, la problemática de la vivienda viene de lejos, concretamente desde hace seis décadas, y durante este periodo "ha habido gobiernos de todos los colores."