Expansión

Flax & Kale capta 21,7 millones para diversificarse y crecer en Europa

Las compañía catalana invertirá 14 millones en dos años para aumentar la producción de kombucha, proteína vegetal y platos preparados 'flexitarianos'

El grupo, que ha adquirido una unidad de producción de platos preparados en Fraga, persigue liderar la fabricación de marca blanca o de gran distribución

Flax & Kale capta 21,7 millones para diversificarse y crecer en Europa
3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Economía

Escribe desde Barcelona

ver +

El grupo catalán Flax & Kale ha cerrado una ronda de financiación de 21,7 millones destinada a financiar un plan de crecimiento para desembarcar en Reino Unido, Países Bajos y Francia. La operación la han liderado los inversores Javier Rubió y Dídac Lee a través de un vehículo de inversión específico, Lino & col; e Inderlabs, de la familia Botet (una de las antiguas sagas propietarias de Caprabo). La familia Barri-Carles, que permite por primera vez la entrada de capital al clan, seguirá siendo el principal accionista tras esta operación que es híbrida, compuesta por deuda y capital, y en la que han participado inversores catalanes y de otras autonomías.

Para acometer este crecimiento, con una estrategia de diversificación que comenzó como consecuencia de la pandemia, la compañía familiar leridana tendrá que invertir más de 14 millones en dos años en su planta de Bell-lloc d’Urgell y la planta de Precocinados Àngel Bosch en Fraga, titular de la cadena de comidas preparadas Tento, en concurso de acreedores y cuya unidad productiva ha adquirido Flax & Kale por 4 millones e incluye a sus 55 empleados. Está previsto invertir tres millones en esta instalaciones en los próximos dos años, según Jordi Barri, consejero delegado de Flax & Kale.

Restaurantes 'flagship'

Las instalaciones de Bell-lloc d'Urgell serán uno de los mayores centros de producción de kombucha (una bebida fermentada hecha con té, azúcar, bacterias y levaduras) en el sur de Europa y la de Fraga se destinará a categorías como la proteína vegetal y los platos preparados ‘flexitarianos’. La compañía invertirá 7 millones de euros en esta planta para adaptarla a producción de kombucha para llegar a producir más de 150.000 hectolitros anuales.

La producción de la kombucha de Flax & Kale se ha incrementado y alcanza el 20% de la cuota de mercado este año, ocho puntos más que el año anterior, después de que, en España, esta bebida probiótica haya experimentado un crecimiento del 101% en el último año, alcanzando los 19 millones de euros. La kombucha es una bebida que duplica su crecimiento cada año y cuyo mercado está valorado en la actualidad a nivel mundial en 3.500 millones de dólares y se estima que en 2030 se acercará a los 10.000 millones.

El plan de expansión de la firma, especializada en la alimentación y productos 'healthy', también prevé ampliar la red de restaurantes ‘flagship’ con aperturas en capitales europeas. El grupo cuenta en la actualidad con seis restaurantes. Cerraron el que tenían en H&M en Barcelona y otro que tenían en Azca en Madrid.

Acuerdo con Lidl

La compañía ha cerrado un acuerdo para producir la kombucha de marca blanca para Lidl y se extenderá a nueves países europeos. El objetivo es convertirse en uno de los principales actores de marca blanca o propia de carnes y quesos vegetarianos para la gran distribución. De hecho, uno de la metas de la ronda de financiación cerrada también es impulsar sus ventas en la gran distribución, que al final de este año supondrá el 40% de su facturación. 

Noticias relacionadas

Los planes de negocio son llegar a 17,7 millones frente a los 10 millones del año pasado y alcanzar los 40,4 millones de ventas en 2023. Está previsto que los nuevos negocios el año que viene supongan ya dos tercios de la facturación. Antes de la pandemia, la restauración era el 100%. El año pasado, tras la diversificación acometida con la pandemia, aún supuso el 60% y el 40% el resto. El año que viene aún pesarán más la kombucha y los negocios para la distribución, sin dejar de lado los restaurantes, aunque centrándose más en locales 'flagship' en lugar de establecimientos más pequeños, ha explicado Barri.

El origen de la empresa es el restaurante vegetariano que el matrimonio de Teresa Carles y Ramon Barri fundó hace más de 40 años, que en la actualidad gestiona uno de los hijos, Jordi Barri  y en la que también participa su hermana Mar y la madre, Teresa Carles, que es la vicepresidenta.

Temas

Empresas