Turismo

La patronal hotelera de la Costa Blanca pide al Gobierno que amplíe la partida del turismo del Imserso hasta los 110 millones de euros

Hosbec traslada a la ministra Belarra que la subida de la energía provoca que la luz sea ha el 27% de los gastos totales de los hoteles

La patronal hotelera de la Costa Blanca pide al Gobierno que amplíe la partida del turismo del Imserso hasta los 110 millones de euros
4
Se lee en minutos
F. J. Benito

La patronal hotelera de la Costa Blanca y la Comunidad Valenciana (Hosbec) ha aprovechado este miércoles, en la víspera del día en el que el Gobierno lleva este jueves los Presupuestos de 2023 al Congreso, que dote de más fondos al programa de turismo social de la Tercera Edad, salvado este año en el último minuto en la provincia debido a las subvención de 5 millones de euros aprobada por el Consell. Ayuda que ha permitido salvar 3.000 empleos y que miles de jubilados españoles puedan pasar una semana de vacaciones, por ejemplo, en Benidorm, primer destino peninsular de "sol y playa". Hosbec reclama que el programa se dote con 110 millones de euros y un millón de paquetes. La situación de los hoteles sigue siendo delicada, sobre todo por el descontrol energético, que ha elevado el peso de la luz del 12% al 27% en los costes de producción de los establecimientos.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, se dirigió a principios del pasado mes de septiembre tanto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como a la Ministra de Política Social, Ione Belarra, para recordarles que el compromiso de diseñar un nuevo marco del programa de vacaciones de mayores del Imserso para la temporada 2023-2024 tiene que tener su correspondiente reflejo en los Presupuestos Generales del Estado para 2023, que deben contemplar un incremento de esta partida presupuestaria.

"El compromiso que públicamente ha expresado el Gobierno de España es hacer frente a un nuevo pliego de condiciones del programa Imserso para la temporada 2023-2024 renunciando a la posibilidad de una tercera prórroga del pliego actual. Y en este compromiso se encuentra un nuevo diseño económico que permita a todos los actores del programa, en especial a la industria hotelera, trabajar al menos al precio de coste de producción", subraya Hosbec en un comunicado.

La patronal señala que si se quiere cumplir este compromiso lo primero que debe gestionarse y aprobarse es la nueva partida presupuestaria dentro de los PGE2023 que actualmente se están trabajando para someterlos a aprobación y publicación antes de final de año como Ley. Con el incremento del presupuesto por parte del Gobierno para este programa de vacaciones se podrá acometer la elaboración de los nuevos pliegos de condiciones para proceder a su adjudicación durante el primer cuatrimestre de 2023.

En la carta remitida, Hosbec solicita "incrementar el presupuesto hasta casi doblarlo, 110 millones de euros con un doble objetivo: por un lado poder crecer en plazas ofertadas hasta alcanzar un millón de paquetes o más, y por otro lado garantizar que la industria hotelera, no trabaja por debajo de precios de coste.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, ha recordado al presidente del Gobierno y a la ministra que "en la actualidad el presupuesto destinado es de 63 millones de euros, se ofertan 820.000 paquetes y los hoteles cobran por estar en este programa 22 euros (24 euros si incluimos el IVA) por persona y día que viaja". Tarifa que incluye en ese importe alojamiento, desayuno, almuerzo y cena, vino y agua en las comidas, animación, wifi y todos los servicios que presta un hotel de 4 estrellas. "El sólo conocimiento de esta cifra ya debería ser una razón de peso para reformular todo el programa IMSERSO por constituir un evidente desfase con cualquier magnitud económica que podamos manejar", señala Mayor.

Según Hosbec, con los incrementos derivados de inflación y de la crisis energética y el resultado es que producir una pernoctación hotelera para el programa de vacaciones de mayores tiene un coste mínimo de 34-35 euros para cualquier hotel. Sólo el coste de la energía se ha incrementado cerca del 300% y ha pasado de ser el 12% de los gastos de un hotel a escalar hasta el 27%.

La alimentación y bebida, componente muy importante de este programa porque todo se comercializa en régimen de pensión completa, también se ha incrementado un 13% en este último año. Los gastos de personal también se han visto incrementados entre un 5-6% tanto de los incrementos salariales acordados en convenios colectivos como por los efectos de la última reforma laboral.

Por último, desde Hosbec se destaca que el que verdaderamente hace negocio con este programa es el propio Estado, que de cada euro que invierte recibe 1,6 euros en concepto de impuestos, cotizaciones a la seguridad social y prestaciones por desempleo que deja de pagar. En la carta remitida también se hace un especial hincapié en aspectos formales cruciales para que toda la planificación se produzca sin retrasos: si la adjudicación debería hacerse durante el primer cuatrimestre del año, los nuevos pliegos deberían estar listos durante el mes de enero sin más retrasos.

Los responsables del Imserso sostienen que el argumento de que "nadie pone una pistola en el pecho de los hoteleros para que contraten con el Imserso" para justificar el desastre económico y social de su planteamiento.

Noticias relacionadas

Desde Hosbec queremos recordar a estos responsables políticos que "no pisan el suelo ni la calle, que nuestra prioridad son nuestros trabajadores". Para cualquier familia y trabajador de un hotel sería un drama la decisión empresarial de no trabajar con el Imserso y cerrar el hotel. Pasar a cobrar durante 4 o 5 meses la prestación por desempleo sería un duro golpe para la economía de nuestros trabajadores, todavía más grave en la actual coyuntura económica, y un riesgo de seguir perdiendo capital humano con las dificultades que hemos tenido para conseguir trabajadores en esta temporada. Si no podemos garantizar un empleo estable y de calidad, algo estamos haciendo mal.

En realidad, quien nos pone la pistola en el pecho es el propio Imserso negando las evidencia económicas y sociales y manteniendo lo insostenible y ruinoso para todos.