Mercado de divisas

Japón respalda al yen por primera vez desde 1998 para evitar la devaluación

La subida de tipos de interés en EEUU y Europa, sumada a la especulación, lastra la moneda nipona

Billetes de yenes.

Billetes de yenes. / REUTERS

3
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO

Japón ha intervenido en el mercado de divisas en apoyo del yen. Desde 1998 que no se abordaba una medida semejante, escudada en la necesidad de evitar una devaluación más profunda ante el mantenimiento de los tipos de interés en el país mientras EEUU y Europa han aplicado subidas reiteradas del precio del dinero. El Gobierno de Japón se resiste a subir los tipos de interés ya que la inflación parece controlada en torno al 3%. El Banco de Japón mantiene los tipos en el -0,1%.

Como consecuencia de la intervención del Banco Central de Japón, el yen subió hasta un 2,5% frente al dólar, retrocediendo bruscamente desde los mínimos del día cuando había superado un nivel psicológico clave de 145. El principal funcionario de divisas del Gobierno de Japón, Masato Kanda, aseguró que el Ejecutivo está tomando "medidas decisivas", informa Reuters. La cotización del yen este jueves era de 139,66 yenes por un euro, tras caer el 1,77%.

El Banco de Japón tiene el objetivo de situar la inflación en un 2% de forma estable. La inflación japonesa se situó en el 2,8% en agosto, por encima del 2% por quinto mes consecutivo, pero la inflación subyacente, que excluye el precio de la energía y los alimentos por su volatilidad, fue del 1,6% con respecto al mismo mes del año previo. Actualmente se estima que llegará al 3%, muy por debajo de los niveles de inflación registrados en EEUU y Europa.

La intervención muestra que el Gobierno del primer ministro Fumio Kishida ha llegado al límite de su paciencia después de que el yen cayera alrededor de un 24% frente al dólar este año debido a que los fondos de cobertura siguieron sumando apuestas cortas en el yen. La acción coordinada de los fondos de inversión, apostando por la devaluación de la moneda, puede afectar a la cotización de manera drástica. La pregunta ahora es si la acción unilateral por parte del Gobierno funcionará en un contexto internacional marcado por las incertidumbres.

El yen tiende a devaluarse y ha alcanzado la cotización más baja en dos décadas frente al dólar y el euro. La tendencia bajista de la divisa nipona durante varias semanas se atribuye al enorme contraste de las políticas monetarias impulsadas por el banco central japonés y el estadounidense.

Nobuyasu Atago, economista jefe de Ichiyoshi Securities y exfuncionario del Banco de Japón, advirtió de que es necesario aplicar medidas coordinadas entre el Banco de Japón y el Gobierno. En las primeras horas de negociación de Nueva York se alcanzó máximo intradiario de 140,50 por dólar. "El Gobierno japonés está preocupado por los movimientos excesivos en los mercados de divisas y tomamos medidas decisivas en este momento", dijo Kanda a última hora de la tarde. "Estamos viendo movimientos especulativos detrás de los movimientos repentinos y unilaterales actuales en el mercado de divisas".

Apuestas bajistas

La intervención, ordenada por el Ministerio de Hacienda, conlleva riesgos si no se logra reducir el impacto de los especuladores. Los fondos de inversiónse han sumado a las apuestas bajistas sobre la moneda, con Goldman Sachs Group Inc. advirtiendo que puede caer hasta 155. "En el mejor de los casos, su acción puede ayudar a frenar el ritmo de depreciación del yen", dijo Christopher Wong, estratega de divisas de Oversea-Chinese Banking Corp.

El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, insistió en una sesión informativa en Tokio que no se están preparando subidas de tipos de interés y que la orientación sobre la política futura no cambiará por el momento, incluso durante dos o tres años en principio. "El resultado de hoy fortalece mi opinión de que la posibilidad de un cambio de política es casi nula bajo la presidencia de Kuroda", dijo Masamichi Adachi, economista jefe para Japón de UBS Securities.

Noticias relacionadas

La postura de Kuroda lo distingue de otros bancos centrales que también habían tenido tasas negativas anteriormente, con el Banco Central Europeo y el Banco Nacional Suizo haciendo alzas para hacer frente a la creciente inflación.

"Por el momento, podríamos ver cierta relajación de los cortos del yen, particularmente si el Banco de Japón continúa interviniendo en el mercado en nombre del Ministerio de Finanzas a principios de la próxima semana", dijo Jian Hui Tan, estratega de Informa Global Markets. "Lo que probablemente hace es comprarle algo de tiempo a Japón, con la esperanza de que la fortaleza general del USD se modere un poco y se pueda frenar cualquier depreciación adicional del yen".

Temas

Divisas Japón