Estrategia de futuro

Cupra lanzará tres nuevos coches antes de 2025 para vender 500.000 coches anuales a medio plazo

La marca de Seat S.A. presenta sus planes y estrena un nuevo modelo híbrido enchufable, el Terramar, que se fabricará en Hungría

Nueva gama Cupra

Nueva gama Cupra

5
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Cupra se ha hecho mayor. La marca de Seat S.A. ha presentado hoy en el circuito de Terramar (Sitges) la nueva estrategia para los próximos cuatro años. Bajo el lema 'Impulse Cupra', la marca ha anunciado la consolidación de su apuesta por la electrificación con una previsión aproximada de ventas de unos 500.000 vehículos anuales a medio plazo, teniendo en cuenta la progresión de los últimos años y, sobre todo, por la llegada de tres nuevos vehículos: los ya conocidos Tavascan (finales de 2024) y UrbanRebel (2025) y el nuevo Terramar (un SUV que se producirá en Hungría y se venderá en 2024). A todo ello habrá que sumar el restyling del Cupra León, el Cupra León ST, el Cupra Born y el Cupra Formentor. Todo listo en 2025.

Los tres modelos formarán parte de la próxima generación de coches de Cupra.La marca anuncia un crecimiento de su red global de Cupra Masters y Cupra City Garages, para poder llegar a este medio millón de coches, un objetivo ambicioso tras alcanzar las 200.000 ventas desde su nacimiento en 2018.

Con este volumen de ventas y teniendo en cuenta el margen por coche, la cifra de facturación podría superar los 15.000 millones de euros también a medio plazo. Como reconoce el presidente de la compañía Seat, Wayne Griffiths, "Cupra es una marca dada a superar retos y así lo indican las cifras tanto de ventas como de facturación, pasando de los 430 millones de 2018 hasta los casi 2.200 millones del año pasado, con lo que hemos superado todas las expectativas". 

La marca probablemente ya facturará más que Seat en 2023, según reconoce el propio Wayne Griifths, con lo que el balance positivo será superior a este año. En este sentido la apuesta por Martorell será crucial, "lucharé para traer más modelos eléctricos a esta fábrica", afirma el presidente de Seat S.A. El crecimiento exponencial de Cupra parece no tener techo, y tras lo visto hoy la apuesta parece segura.

Cupra ya no es un novato en el sector de la automoción, es una marca consolidada, un proyecto de presente y sobre todo futuro que hace cuatro años dio un paso adelante al establecerse como firma independiente, aunque siempre bajo el paraguas de Seat. El Ateca, el León, el eléctrico Born y el Formentor han sentado las bases de Cupra con una gama que completarán sus tres nuevos vehículos.

Nuevo Terramar

El Terramar es el último en incoporarse a la saga Cupra, con lo que la marca rinde homenaje al circuito de Sitges, donde empezó toda la aventura hace cuatro años, cuando se dio a conocer como marca. Este SUV de 4,5 metros de largo llegará en 2024 y se ofrecerá con motores de combustión y con la nueva generación de motores híbridos enchufables con hasta 100 kilómetros de autonomía

El Terramar se producirá en Hungría, en la planta de Audi en Györ y, en palabras de Jorge Díez, director de diseño de Cupra, llamará la atención por su “capó alargado y una nariz de tiburón que representan la determinación de ganar”. El habitáculo estrenará un nuevo concepto de interior orientado al conductor para una experiencia de conducción más satisfactoria y emocionante.

Tavascan, el siguiente

Tras el Terramar, Cupra lanzará ese mismo año el Tavascan, un SUV cupé que desde la marca definen como “un sueño hecho realidad”. La firma de Martorell lo presentó como su primer prototipo en 2019 y avanzó algunos de sus rasgos estéticos con el Tavascan Extreme E Concept el año pasado, una versión de competición para la Extreme E.

La marca promete que “se mantendrá fiel” al prototipo presentado hace tres años y que le permitirá “expandir su presencia hacia otros mercados”. Llegará con motorizaciones microhíbridas y, de nuevo, con la nueva generación de motorizaciones híbridas enchufables de la marca. El modelo debate su producción entre Alemania y China.

UrbanRebel, el de Martorell

El último en llegar, en 2025, para culminar la gama Cupra será el UrbanRebel, un coche eléctrico urbano basado sobre la modificación de la plataforma MEB desarrollada por Seat para coches pequeños. “El UrbanRebel será el mayor proyecto de nuestra compañía en los próximos años, ya que es clave para nuestra transformación en una marca completamente eléctrica”, ha asegurado Werner Tietz, vicepresidente de investigación y desarrollo de Cupra.

La voluntad es que este vehículo de 4,03 metros de longitud sea el eléctrico elegido por los que buscan emoción, deportividad y un diseño radical sin renunciar a la eficiencia y le sostenibilidad. La selección de materiales tendrá una base biológica y los procesos de producción contarán con la tecnología de impresión 3D, que permite reducir el impacto medioambiental de su fabricación mejorando la calidad percibida. Es, en resumen, el coche urbano más emocional de los que el Grupo Volkswagen lanzará a mediados de la década.

Su motor eléctrico de 226 CV será suficiente para conseguir una aceleración de 0 a 100 en apenas 6,9 segundos y su batería permitirá recorrer hasta 440 kilómetros entre cargas. “Este modelo democratizará la movilidad urbana. Emocional, sexy, divertido de conducir y, al mismo tiempo, accesible”, ha adelantado Wayne Griffiths, CEO de Cupra. “Con él demostraremos que los coches eléctricos no tienen por qué ser aburridos”, ha añadido. Cupra lo producirá en Martorell tras adaptar la planta para la producción de eléctricos y la construcción de la planta de baterías de Sagunt, Valencia. No obstante, los primeros UrbanRebel no tendrán batería valenciana ya que éstas empezarán a salir en 2026.

La 'tribu' Cupra

Noticias relacionadas

Cupra ha presentado este plan de lanzamientos, que han bautizado como “Impulse” en el mismo circuito de Terramar acompañada de toda la Tribu Cupra, con socios y embajadores como Alexia Putellas, Balón de Oro y premio The Best Fifa, representantes del Grupo Volkswagen y miembros de las familias de accionistas Porsche y Piëch. Nadie se ha querido perder el siguiente paso de una marca que genera muchas expectativas de cara al futuro.

Cupra encara el futuro con optimismo tras cuatro años en los que se han convertido en una de las firmas más deseables del mercado. “Sabemos exactamente dónde queremos ir y prometo que el futuro no será nada aburrido”, ha anticipado Griffiths. De eso no hay ninguna duda porque si algo ha caracterizado a la marca, es la pasión por sus coches y por el automovilismo, una pasión que se ha traducido en una filosofía única, emocionante y preparada para encarar un futuro eléctrico. “Nos mantendremos fieles a nosotros mismos y seremos auténticos”, ha advertido antes de cerrar con una declaración de intenciones. “El futuro es eléctrico. El futuro es Cupra”.

Temas

Seat