Condiciones laborales

Trabajo replica a los hosteleros que la falta de camareros se soluciona pagando más

  • El Gobierno, la patronal y los sindicatos descartan que España pueda sufrir una dimisión masiva de trabajadores, como ha pasado en Italia o Estados Unidos

Una camarera lleva bandeja con bebidas en un restaurante.

Una camarera lleva bandeja con bebidas en un restaurante. / EFE

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

"Pay them more", les dijo hace unos meses el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a los empresarios que se quejaban de la falta de mano de obra en determinados sectores. "Pagadles más". Y ese mismo mensaje les ha dirigido el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, a los hosteleros que en las últimas semanas han denunciado las dificultadas para encontrar camareros para cubrir la temporada de verano. "La solución es sencilla: Pagar adecuadamente, cumplir con los descansos y las jornadas y permitir la conciliación de la vida laboral y la familiar. Estoy convencido que cuando eso pase las vacantes se esfumarán como la espuma", ha declarado el 'número 2' de Yolanda Díaz en rueda de prensa este lunes. Según los últimos datos del INE, referentes al 2019, los profesionales de la hostelería cobran 1.213 euros brutos al mes.

El Gobierno, la patronal y sindicatos se han reunido este lunes para tratar la falta de vacantes sin cubrir en la economía española. Es decir, analizar porque en un país con un paro de más del 13% hay puestos de trabajo sin cubrir. El diagnóstico compartido por los diferentes agentes ha sido la siguiente: no hay un número significativo de empleos sin cubrir, estos se concentran en sectores muy concretos y no existe riesgo actualmente de que haya una dimisión masiva de trabajadores descontentos, como sí ha pasado en Estados Unidos o Italia y como ya avanzó EL PERIÓDICO el noviembre pasado.

Según los últimos datos del INE, en España hay actualmente 109.085 vacantes sin cubrir, un máximo histórico pero que no deja de representar menos del 6% del total de puestos en la economía. "No hay un problema generalizado de puestos vacantes en nuestro mercado de trabajo", ha declarado el secretario de Estado. Las vacantes se detectan en Madrid, Catalunya, País Valenciano y Andalucía, los motores de la economía española y se dividen en dos perfiles diferentes.

Por un lado, aquellos profesionales digitales y de alta cualificación -mayoritariamente programadores y analistas de datos- que sistemáticamente faltan en las empresas, debido a la muy creciente demanda y la falta de personal debidamente formado para ello. Y, por el otro lado, profesionales de la hostelería, el transporte, la construcción o el sector primario, donde el diagnóstico compartido entre los agentes sociales es que falta personal porque las empresas no pagan lo suficiente. "No se trata tanto de la ausencia de voluntad de trabajar, sino que las condiciones laborales no son lo suficientemente adecuadas", ha resumido Pérez Rey.

La actual escalada del IPC no contribuye a solventar la falta de mano de obra en determinados sectores, especialmente aquellos que tratan de ganar competitividad a costa de menores costes laborales. Las empresas están trasladando a sus precios parte de la espiral inflacionista , tal como constatan varias encuestas recientes. Como la del Banco de España, que cifra en el 60% las compañías prevé subir sus precios a lo largo del próximo año. O la publicada este mismo lunes por ATA, según la cual el 57% de los autónomos ya han subido precios y prevén continuar haciéndolo durante los próximos meses si el precio de la energía y el IPC, en general, no afloja. Mientras los salarios por convenio pierden poder adquisitivo, con unos incrementos medios del 2,4%, frente a una inflación del 8,4%.

Campaña contra el abuso de fijos discontinuos

Noticias relacionadas

La falta de profesionales y cómo revertirla será motivo de futuras reuniones del grupo de trabajo constituido este lunes. Los sindicatos han apretado a la patronal alegando que el bloqueo de distintos convenios colectivos no contribuye a hacer atractivas determinadas profesiones. En Catalunya, por ejemplo, el pliego de condiciones de la hostelería está sin renovar. La CEOE ha declinado comparecer ante los medios después de la reunión y ha pedido al Gobierno un análisis más pormenorizado por sectores y ramas de actividad para pronunciarse al respecto.

La falta de actualización de los convenios provoca que muchas tablas salariales estén desfasadas, con categorías con salarios por debajo del salario mínimo interprofesional que las empresas obligatoriamente deben compensar para no incurrir en ilegalidades. En este sentido, desde Trabajo han anunciado que este jueves empezarán un envío masivo de cartas a empresas donde tienen indicio que podrían estar realizando un uso fraudulento de la figura del fijo discontinuo o de los contratos temporales.