En Tarragona

La surcoreana Iljin abrirá una fábrica de componentes de baterías en Mont-roig del Camp (Tarragona)

La firma asiática invertirá 600 millones y generará 500 empleos directos en las cercanías de Tarragona

La fábrica de componentes de baterías que la empresa surcoreana ILJIN tiene en Malasia. / FOTO Y VÍDEO: ACN / ILJIN

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Catalunya tendrá su primera fábrica de componentes de baterías eléctricas para vehículos en 2024. La empresa surcoreana Iljin tiene previsto abrir una fábrica en Mont-roig del Camp (Baix Camp, Tarragona), invertir para ello 600 millones de euros y dar empleo a 500 personas. En un momento de transición del sector del auto hacia el vehículo eléctrico, Catalunya consigue atraer la que será la primera planta de producción que abrirá Iljin en Europa y que llega tras un año de trabajos de prospección de la agencia de la Generalitat Acció. Así lo ha anunciado el 'conseller' d'Empresa i Treball, Roger Torrent, este lunes después de reunirse en la capital de Corea del Sur, Seúl, con directivos de la compañía.

Después del fiasco hace dos años de la también surcoreana LG Chem -cuyo interés por montar una fábrica de baterías eléctricas en Zona Franca no acabó cuajando- y de que la Generalitat valenciana se acabará llevando la gigafactoría del grupo Volkswagen a Sagunto, Torrent ha conseguido anotarse un tanto con el anuncio de Iljin. El 'conseller' ha destacado que la inversión de la surcoreana dedicada a la fabricación de láminas de cobre para baterías de vehículos eléctricos y productos electrónicos es la mayor captada en los últimos 20 años. Catalunya así consigue un fabricante de componentes que proveerá a los fabricantes de baterías, que a su vez proveerá a los fabricantes de automóviles.

Operativa a partir de 2024

La inversión anunciada este lunes hay previsión de que sea una realidad a partir del 2024. Las obras se ejecutarán en el futuro polígono industrial de Els Comellarets, una superficie hasta ahora virgen de 30.000 metros cuadrados, entre la fábrica, las áreas de almacén y un edificio técnico. Esta está ubicada a escasos 30 kilómetros de la ciudad de Tarragona y su puerto industrial y bien conectada con la A-7 y la AP-7. Directivos de la compañía coreana visitaron previamente en cuatro ocasiones los terrenos de Mont-roig y fue en la última, el pasado 4 de abril, cuando el consejero delegado de la compañía dio el visto bueno a la inversión, según explican fuentes del consistorio municipal.

Iljin, fundada en 1968 y con sede central en Seúl, cuenta actualmente con 1.100 trabajadores a escala internacional. Desde su fundación solo disponía de una planta de producción a Iksan (Corea del Sur), pero hace pocos años construyó una nueva fábrica en Malasia. La compañía cuenta con clientes como LG Energy Solution, Samsung SDI, Volkswagen o Northvolt, entre otros. La empresa se dedica a la fabricación del producto elecfoil, una lámina de cobre- patentada por la multinacional - que es más fina que un cabello humano y es un elemento básico para las baterías de litio.

¿Con quién trabajara Iljin? En un momento en el que la industria del automóvil está virando hacia los vehículos de la electromovilidad, los surcoreanos han acelerado su desembarco en Catalunya. Un territorio con fuerte implantación del auto -liderada por Seat y antaño Nissan- y en un país que es el segundo fabricante de automóviles de toda Europa. Varias fuentes consultadas del sector desconocen quién serán los socios prioritarios de este fabricante de componentes de baterías. "Con la fábrica de Sagunto no será suficiente", coincide una fuente consultada, en referencia al previsible aumento de demanda de este tipo de piezas en los próximos años.

Mercado coreano: cerdo y videojuegos

Noticias relacionadas

Las relaciones comerciales entre Catalunya y Corea del Sur se intensifican con el aterrizaje de Iljin. Según datos de la agencia Acció, Catalunya exporta anualmente unos 400 millones de euros anuales al país del sureste asiático e importa unos 1.200 millones. La balanza comercial catalana tiene un claro déficit con los surcoreanos. Las empresas de Catalunya venden principalmente cerdo, productos farmacéuticos y plásticos y las surcoreanas colocan vehículos -el fabricante automovilístico Kia proviene de allí-, productos químicos y plásticos.

No es la primera vez que una firma surcoreana elige Catalunya para instalar allí su primera sede fuera de Asia, aunque sí es la operación de mayor montante económico. En 2021, Smilegate, especializada en la producción de videojuegos, abrió filial en el centro de Barcelona, con una plantilla de entrada de 35 trabajadores y previsión de ganar mercado desde tierras catalanas. Entre su catálogo de producciones destaca Crossfire, un 'shotter' en línea. Otro desembarco reciente es el de Miwon, que invirtió siete millones en una nueva planta en Manresa para fabricar productos químicos enfocados al mercado de la pintura industrial.