Cambios tecnológicos

El presidente de Telefónica defiende que el usuario conozca el valor de sus datos

El presidente de CaixaBank reclama en la Reunió del Cercle las mismas reglas de juego para todos los actores del sector financiero

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, y el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete / ACN

6
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

Los presidentes de Telefónica, José María Álvarez-Pallete; y de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri han admitido durante su intervención en un debate en el marco de la Reunió Cercle d'Economia en Barcelona que la globalización se ha puesto en cuestión, especialmente tras la guerra de Ucrania; y los cambios que las distintas crisis que se han encadenado han acelerado.

Álvarez Pallete ha reclamado que las personas puedan conocer el valor de los datos que crean en su actividad diaria en la red: "Se nos tiene que decir el valor de nuestros datos; si no, es vasallaje digital". Ha asegurado que la actual revolución tecnológica "ha creado un nuevo factor de producción, que son los datos", y cuyo valor la población no conoce. El máximo directivo de Telefónica ha subrayado que los datos que crea cada persona son su propiedad y que "no se pueden expropiar sin contrapartida, y la contrapartida no puede ser un producto gratuito".

Ha lamentado también que las redes sociales se están usando para viralizar noticias, "a veces de forma intencionada", y que hay derechos en el mundo analógico que no existen en la red; por ejemplo, saber si se está hablando con una persona o con un bot, o si se está consumiendo publicidad.

Álvarez-Pallete ha afirmado que las nuevas tecnologías permitirán crear 400.000 nuevos empleos en cinco años en España, pero ha señalado la necesidad de "capacitar a la población para hacer frente a este nuevo empleo". Y ha puesto como ejemplo a su compañía, donde se aplican programas de formación a 23.000 personas.

Por su parte, el presidente de CaixaBank ha defendido que los nuevos actores del sistema financiero operen con las mismas reglas que la banca tradicional. "Es un tema al que hay que enfrentarse y los reguladores lo tienen que hacer y cuanto antes mejor", ha afirmado. Goirigolzarri ha explicado que el sector financiero ha vivido en los últimos años la entrada de nuevos actores como 'startups' y empresas 'fintech' que "legítimamente" quieren romper el 'statu quo' del sector, aumentando así la competencia. Aunque ha defendido la competencia ha reclamado que todos los actores operen con unas mismas reglas de juego, porque la arbitrariedad regulatoria es una "semilla de inestabilidad".

El presidente de CaixxaBank ha defendido “apostar por más Europa”, ya que a su juicio, en el actual contexto tras el estallido de la guerra en Ucrania, “Europa está dando la mejor versión de sí misma”, aunque “tiene muchos deberes por delante”. A su vez ha explicado que España se encuentra ante una oportunidad única de atacar las vulnerabilidades de la economía y acometer un proceso de transformación financiado por unos fondos externos como son los fondos europeos.

Se ha referido a la necesidad de mejorar la productividad, algo que se debe basar en políticas de oferta, que son sinónimo de reformas, como, por ejemplo, en el sistema de pensiones o en las regulaciones que no propician la creación de nuevas empresas. También ha incluido a la educación entre las reformas más necesarias, sobre todo para que la formación incorpore las nuevas habilidades que requiere la economía.

Goirigolzarri ha abordado también el papel que juega la tecnología y la digitalización en el servicio que prestan las empresas a sus clientes, para asegurar que uno de los retos del sector financiero es la gestión de los canales de distribución, qué parte tiene que ser digital y qué parte no. Aunque, ha agregado, “a todos hay que darles un servicio excelente y diferenciado”, ha explicado.

Por su parte, el presidente de Telefónica ha asegurado que el mundo está asistiendo al “nacimiento de una nueva era” que obligará a Europa a dar un paso al frente en diferentes ámbitos. “En esta nueva era, y para reforzar nuestra autonomía estratégica, en Europa tendremos que abordar nuevos paradigmas. Entre ellos, el energético, al tiempo que aceleramos la transición ecológica; sobre la seguridad y la ciberseguridad, que han cobrado una relevancia crítica; sobre la soberanía digital y el uso de los datos; y sobre las relaciones comerciales y la cadena de suministro”, ha expuesto.

En el transcurso del diálogo con Goirigolzarri ha resaltado que la invasión de Ucrania “ha roto ya definitivamente el modelo más radical de globalización”, cuyas primeras grietas ya se habían visto en los últimos años con el conflicto comercial entre China y EEUU, el Brexit o la pandemia. “Se ha evidenciado que nuestras economías son vulnerables y nos hemos dado cuenta de que nuestras economías están basadas en un modelo de comercio mundial con sociedades que no comparten nuestros valores”, ha argumentado.

La aportación de la transformación digital también será clave para el crecimiento. “La digitalización es imparable e irreversible y tiene la capacidad de mejorar nuestras vidas y la actividad de las empresas, impulsando el progreso. Su potencial permitiría aumentar el PIB entre 1,5 y 2,5 puntos porcentuales anuales hasta 2025”, ha defendido. En este sentido, ha añadido que “el uso de la Inteligencia Artificial es fundamental para llevar la transformación de las empresas y del conjunto de la economía a otro nivel”.

Al mismo tiempo, ha enfatizado la contribución de la digitalización y la tecnología para conseguir un mundo más sostenible. “La digitalización y la sostenibilidad van de la mano y nuestro sector es crucial para la transición verde. Las tecnologías y los servicios digitales impulsan la descarbonización y hacen más ecológicas nuestras economías. Pueden reducir las emisiones en más de un tercio de la reducción del 50% requerida para el 2030, ayudando a otras industrias a ser más sostenibles y reducir su huella ambiental”, ha precisado, para concluir: “Si queremos seguir creciendo de forma sostenible debemos apoyarnos en las oportunidades que nos brinda la digitalización”.

Eel presidente de Telefónica ha llamado la atención sobre la necesidad de pensar siempre en las personas. “Todas las revoluciones tecnológicas han tenido un impacto en el empleo, y ésta no es una excepción. Se destruirán empleos, pero se crearán otros muchos. El reto está en asegurar la transición, poniendo a las personas en el centro, sin dejar nadie atrás”, ha solicitado.

La educación desempeñará un papel protagonista para lograr ese propósito. “Estamos ante la gran oportunidad de definir nuevas reglas, para avanzar hacia un modelo de educación acorde con los retos actuales. Un nuevo modelo que abra oportunidades para todas las personas. Porque el gran riesgo de la digitalización es la desigualdad y la transición basada en la educación es esencial”, ha advertido.

Noticias relacionadas

Esta realidad pasa por formar en habilidades digitales, pero también humanas, ha señalado, sin olvidar la necesidad de “abordar la recapacitación de las personas que hoy tienen un empleo”. En este sentido, ha puesto como ejemplo las propuestas de formación y recapacitación con las que Telefónica cuenta, con la creación del Hub mundial de Innovación y Talento de la compañía como gran exponente. La reciente inauguración del nuevo campus de Universitas, que se integra en el Hub, constata ese objetivo al contar con capacidad para formar a los más de 100.000 empleados del Grupo.

Estas capacidades deben llegar también a las personas mayores, que en ocasiones son las grandes olvidadas de la digitalización. “Más allá del empleo, necesitamos asegurarnos de que acceden y participan en el mundo digital”, ha reclamado José María Álvarez-Pallete, quien ha recordado que Fundación Telefónica ofrece talleres para acercar la tecnología a los mayores y asegurar su inclusión y autonomía digital.