Sustituta de Roldán

Alejandra Kindelán será la nueva presidenta de la patronal bancaria AEB

  • La ejecutiva del Santander ha contado con un fuerte apoyo del BBVA en un proceso donde el otro gran candidato era el socio de KPMG Francisco Uría

Alejandra Kindelán

Alejandra Kindelán

3
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

Alejandra Kindelán será la nueva presidenta de la patronal bancaria AEB a partir del 5 de abril en sustitución de José María Roldán, que el año pasado anunció su intención de no presentarse a un tercer mandato tras ocho años al frente de la organización que representa a los bancos tradicionales. La actual responsable del servicios de estudios, asuntos públicos y relaciones institucionales del Santander se ha impuesto al otro candidato que contaba con más opciones: Francisco Uría, socio de la consultora KPMG.

Pese a provenir del banco presidido por Ana Botín, la ejecutiva del Santander ha contado desde el principio con un fuerte apoyo de su tradicional competidor, el BBVA, según se apunta en el sector. Uría, un abogado del Estado que ocupó altos cargos en la administración y también en la propia AEB (fue su vicesecretario general entre 2004 y 2010), también contaba con un perfil idóneo, pero diversas fuentes indican que su candidatura no ha prosperado porque, entre otros motivos, su sueldo actual está por encima del que hubiera cobrado como presidente de la patronal (en torno al medio millón de euros, según algunas fuentes), con lo que el cambio le hubiera hecho perder salario.

Kindelán, licenciada en economía y ciencias políticas por el Wellesley College (Massachusetts), cuenta con estudios de postgrado en el IESE (Madrid) e INSEAD (Fontainebleau). Nacida en Caracas (Venezuela), ha vivido en Reino Unido y Estados Unidos y tiene tres hijos, según ha apuntado la AEB. Comenzó su carrera como consultora en el Banco Mundial en Washington en 1993, para después incorporarse al departamento de estudios del Banco Central Hispano en 1994, que posteriormente se fusionó con Santander. Desde 2001 es responsable del servicios de estudios, responsabilidad a las que añadió los asuntos públicos en 2008 y las relaciones institucionales en 2018. Orgánicamente, depende de José Manuel Cendoya, director general de comunicación, marketing corporativo y estudios del grupo y vicepresidente de Santander España.

La primera presidenta

Oficialmente, la persona elegida para presidir la AEB la proponen los cinco principales bancos de la asociación (actualmente Santander, BBVA, Sabadell, Bankinter y Deutsche Bank España) al resto de socios. En la práctica, dada la mayor ponderación de votos que los estatutos conceden a las entidades más grandes por activos, ha sido tradicionalmente un proceso liderado por el banco de origen cántabro, que llega a un consenso con el BBVA para después someterlo a la consideración del resto.

Desde la segunda mitad del año pasado y con ayuda de una firma de cazatalentos ('head hunter'), las grandes entidades han ido depurando una lista inicial con numerosos candidatos hasta quedarse con los finalistas. Desde el pasado verano, los bancos han contemplado como una opción positiva que la presidencia de su organización la ocupase una mujer por primera vez, como finalmente ha sucedido. "Si fuese una mujer estaría bien", confirmó Ana Botín hace unas semanas. "Ojalá fuera una mujer, sería un paso en la buena dirección, pero se trata de encontrar a la persona adecuada", confirmó al día siguiente el presidente del BBVA, Carlos Torres Vila.

Más largo de lo habitual

Noticias relacionadas

La búsqueda del candidato ideal, en cualquier caso, se ha alargado más de lo habitual y de lo previsto por las propias entidades en el cuarto trimestre del año pasado. Durante el proceso, han llegado a plantearse nombrar a un presidente con una función más representativa e institucional y a un número dos, con el cargo de consejero delegado o director general, que se ocupase de las tareas ejecutivas. La selección se ha llevado con discreción para evitar filtraciones potencialmente polémicas como las que se produjeron la última vez que tuvieron que renovar la presidencia de la AEB.

En 2013, el Santander y el BBVA eligieron a José Manuel Campa, entonces profesor de la escuela de negocios IESE y actualmente presidente de la Autoridad Bancaria Europea. Se lo hicieron saber al entonces ministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, pero este se opuso porque Campa había sido secretario de Estado de Economía con el PSOE entre 2009 y 2011. Pese a que el ministro no tenía capacidad legal de veto, las entidades lo aceptaron y eligieron a José María Roldán, del Banco de España. Guindos volvió a oponerse, incluso públicamente, pero esa segunda vez los bancos no cedieron.

Temas

Bancos