Recuperación

El transporte por carretera recupera los niveles prepandemia

La falta de profesionales y el alza de costes reduce los márgenes empresariales

Un camión en la autopista.

Un camión en la autopista.

3
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El transporte de mercancías por carretera creció el pasado año en torno a 7% con lo que recuperó el volumen de actividad prepandemia. Según datos de la consultora DBK, tras el descenso de la facturación del 5,1% en el 2020, el sector volvió a crecer el año pasado en la península Ibérica, fruto de la recuperación económica y el impulso del comercio electrónico. La facturación del sector pasó de de 17.550 millones de euros en el 2020 a superar una cifra de negocio de 18.800 millones en la península Ibérica. El mercado español mostró un comportamiento algo más desfavorable que el de Portugal, registrándose una tasa de variación negativa del 5,2%, frente a la caída del 4,6% en Portugal en el 2020. "La reducción de los desplazamientos internacionales y del comercio exterior provocada por la pandemia provocó que el segmento de transporte internacional mantuviese en 2020 la evolución más negativa, contabilizándose un descenso de facturación superior al 7% en el conjunto del mercado ibérico", explica el informe de DBK.

A pesar del repunte de la demanda en el 2021, "a corto plazo se espera una fuerte presión sobre los márgenes de rentabilidad, derivada de la tendencia alcista de los costes, principalmente de los carburantes y de la mano de obra", añaden los expertos de DBK.

El mercado de transporte de mercancías en España y Portugal se caracteriza por la elevada atomización, existiendo un elevado número de empresas de pequeño tamaño. Se observa, además, una alta participación de trabajadores autónomos, que por lo general explotan un único vehículo. En 2020 operaban en el conjunto del mercado ibérico 112.142 empresas transportistas, un 1,2% más que las existentes en el ejercicio precedente. De ellas, 104.424 eran operadores domiciliados en España, mientras que en Portugal existían 7.718 empresas.

Concentración

El parque de vehículos de transporte público de mercancías se cifró en 275.864 unidades, de los que 257.462 pertenecían a empresas españolas y los 18.402 restantes eran propiedad de compañías portuguesas. Resulta, por tanto, una media en el conjunto del mercado ibérico de 2,3 vehículos por empresa, cifra que refleja el pequeño tamaño medio de las flotas y la atomización de la oferta. A este respecto, la cuota de mercado conjunta de los cinco primeros grupos del mercado ibérico se situó en 2020 en torno al 13%, en tanto que los diez primeros reunieron tan solo el 19%.

Falta de conductores

Noticias relacionadas

El sector del transporte de mercancías atraviesa una alarmante falta de profesionales por los bajos salarios y las pésimas condiciones de trabajo. Conductores de variados países, principalmente de países del Este y asiáticos, con salarios bajos han devaluado el prestigio social del transportista internacional. Los sistemas logísticos de optimización de rutas implantados en los últimos años han dado la puntilla para hacer que ser camionero sea una de las profesiones menos deseadas. Europa tiene una escasez estimada de 400.000 conductores de camiones, según el grupo de investigación Transport Intelligence.

DBK se dedica al suministro de información comercial y financiera especializada para empresas, con una facturación consolidada de 90,2 millones de euros en 2020. La firma cuenta con una base de datos nacional con siete millones de agentes económicos censados, integrada en el grupo Dun & Bradstreet, que ofrece acceso a la información 'on line' de más de 400 millones de empresas de todo el mundo. Informa D&B cuenta con una plantilla de más de 350 personas, tiene su sede social en Madrid y cuenta con delegaciones en 20 ciudades españolas. D&B es parte de Cesce, especializada en la gestión integral del riesgo, contando con más de 1.500 empleados que dan servicio a más de 140.000 clientes, con un beneficio neto superior a los 21 millones de euros.