Según la consultora Hays

El temor a perder el empleo vuelve a niveles precovid: el 23% de los trabajadores lo ven peligrar

  • Un informe de la consultora Hays señala que una de cada tres empresas prevé congelar sueldos este 2022 pese a la inflación

Trabajadores en una oficina frente al ordenador. 

Trabajadores en una oficina frente al ordenador.  / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El mercado laboral español, pese a los zarandeos de la ómicron, recupera paulatinamente varios de los indicadores propios de la etapa previa al covid. Uno de ellos es la sensación de seguridad de los empleados (o falta de ella) respecto a la probabilidad de ser despedidos de su puesto de trabajo, que según la guía laboral de Hays del 2022 presentada este martes regresa a niveles previos a la pandemia. Si durante el 2021 repuntó hasta el 34%, es decir, uno de cada tres asalariados temía perder su empleo durante el año, actualmente ha vuelto al 23% que registraba en el 2019.

El informe de Hays, elaborado mediante datos recopilados durante octubre 2021 entre 1.300 empresas y 2.900 profesionales de toda España, constata también que los salarios evolucionarán de manera desigual durante este ejercicio, subiendo para algunos profesionales pero tendiendo al estancamiento para otros; pese a la inflación generalizada. También constata las dificultades del teletrabajo para arraigar más allá de la emergencia sanitaria en algunas empresas, pese a ser una demanda generalizada entre los profesionales. Y también apunta a que el empleo mantendrá su tirón durante el año y las empresas mayoritariamente reforzarán con nuevos efectivos sus plantillas.

El grado de inseguridad laboral de los empleados encuestados por Hays sigue siendo elevado en sectores que siguen afectados o bien por restricciones o bien por una demanda no recuperada. El caso paradigmático es el de la hostelería, donde el 47% de los encuestados afirma ver peligrar su puesto en los próximos meses. La atención al cliente -un sector muy vinculado con las reservas gastronómicas, turísticas o culturales-, con el 45%, y la automoción -en plena tormenta perfecta entre falta de semiconductores, encarecimiento de la energía y transición al vehículo eléctrico-, con el 31%, completan el podio de 'más inseguros'.

Esa persistente inseguridad, especialmente en determinados sectores, contrasta con el optimismo que generalmente manifiestan los empresarios consultados. El 71% prevé realizar contrataciones, 10 puntos por encima que el año pasado. Los sectores vinculados con la salud, la informática y la industria farmacéutica serán los de mayor tirón y Catalunya será el segundo territorio (después de Valencia) con mayor previsión de contrataciones. Y los empresarios prevén contratar porque prevén facturar más: el 67% considera que su negocio crecerá durante este 2022.

Subirán los salarios, pero no todos

La inflación acabó el 2021 desbocada, en su mayor nivel en 30 años. No así los sueldos por convenio, que según la estadística oficial del Ministerio de Trabajo subieron el 1,5% (frente a una inflación media del 3,1% y un IPC en diciembre del 6,5%). Las previsiones para el próximo ejercicio de Hays -consultora con impronta entre muchos profesionales que no se rigen directamente por un convenio- son que los sueldos subirán mayoritariamente, pero de forma claramente desigual.

Más de una de cada tres empresas, concretamente el 36%, afirma que apostará por la congelación de masas salariales durante este ejercicio. Lo que, con la actual inflación, forzará una pérdida de poder adquisitivo en sus plantillas. Y las previsiones indican que la escalada de la inflación no aflojará de manera sustancial hasta, como pronto, mediados del año. La opción más frecuente entre quiénes sí pretenden subir sueldos es apostar por una cifra no superior al 2,5%. Si el 36% apostaba por la congelación, el 31% subirá el 2,5% o menos. Y luego hay otro 31% que sí afirma plantearse incrementar nóminas por encima de ese 2,5%.

El sector que mayores incrementos retributivos registrará, según Hays, será el informático o de ingenierías, mientras que los sectores más vinculados con el turismo serán los que peor parte se lleven.

Teletrabajo: muchos lo piden, no todos lo aplican

Noticias relacionadas

La guía Hays muestra que el dicho ese de "el teletrabajo ha venido para quedarse" no ha sido así para un número no menor de empresas. Según sus datos, de todas las empresas que materialmente podían teletrabajar, el 42% ha recuperado el 100% de la presencialidad una vez la pandemia se lo ha permitido. Una cifra que contrasta con el alto apoyo que tiene el trabajo en remoto entre los empleados que lo practican. El 73% de profesionales que trabajan a distancia encuestados por Hays afirma estar más contentos gracias a tener dicha opción.

Y la modalidad preferida es la híbrida, con días en casa y días en la oficina pero más peso de los primeros que los segundos. Algo que muchas empresas han resuelto adoptando la fórmual 3+2 (3 en la oficina, 2 en casa).