Automoción

El impuesto de matriculación vuelve a subir el 1 de enero

  • El 31 de diciembre finaliza la congelación del impuesto de matriculación, con lo que el 1 de enero se encarecerá el 40% en los coches nuevos.

  • La patronal de concesionarios, Faconauto, alerta que la subida del impuesto podría comportar la pérdida de 100.000 ventas en el conjunto del año.

El impuesto de matriculación vuelve a subir el 1 de enero
3
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

La congelación del impuesto de matriculación llega a su fin el 31 de diciembre y el gravamen subirá para encarecer, a partir del 1 de enero, el 40% de los coches nuevos. Este impuesto está directamente relacionado con las emisiones de cada vehículo y establece tramos de pago según la cantidad de CO2 que emite por el tubo de escape. Así, los eléctricos y los híbridos enchufables quedan exentos del pago, así como los vehículos de combustión menos contaminantes.

El impuesto de matriculación subió realmente en enero de 2021, cuando entró en vigor la normativa de homologación de emisiones WLTP, más precisa que la permisiva NEDC, la que sustituyó. Bajo la nueva normativa, muchos vehículos nuevos saltaron de tramo impositivo, pasando a pagar cuanto antes no tenían que hacerlo o a pagar más de lo que pagaban antes. Con cifras, hasta junio, mes en el que el Senado decidió congelar la subida hasta el 31 de diciembre, la recaudación del gravamen subió un 113% en comparación con el mismo período del año anterior. Todo aquel que compró un coche antes de la congelación del tributo, pagó entre 600 y 1.000 euros más de media.

Esto provocó un efecto negativo para el mercado automovilístico español, que perdió hasta el cierre de junio, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), un tercio de las ventas respecto al primer semestre de 2019. Desde la patronal destacaban entonces el desplome del canal de particulares, que en junio cayó un 35% respecto al mismo mes de 2019, con la crisis de los chips empezando a afectar al estoc en los concesionarios. Por todo esto, el sector pidió durante todo el primer semestre que se congelara el impuesto, hecho que se materializó el 1 de julio tras aprobarse la medida en el Congreso y ser ratificada por el Senado dentro de la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

Nuevos tramos impositivos

Con la congelación del impuesto de matriculación, los tramos impositivos subieron un 20% para adaptarse a la normativa WLTP y volver a niveles de 2020. Así, todos los coches que emitían menos de 144 gramos de CO2 por kilómetro no pagaban impuesto, mientras que los que declaraban unas emisiones de entre 144 y 192 gramos pagaban un 4,75%, los que emitían entre 192 y 240 gramos pagaban un 9,75% y los que superaban los 240 gramos pagaban un 14,75%. A partir del 1 de enero, los tramos volverán a reducirse, liberando de pago a los vehículos de menos de 120 gramos, gravando un 4,75% entre los 120 y los 160 gramos, un 9,75% entre los 160 y los 200 gramos y un 14,75% al superar los 200 gramos.

El pasado mes de noviembre, las emisiones medias de los coches nuevos vendidos en España, según Anfac, fueron de 120,5 gramos de CO2 por kilómetro, situándose por encima del mínimo del impuesto de matriculación. Desde las patronales del sector del automóvil ya alertan que la subida tendrá, de nuevo, efectos muy negativos para el mercado. Además, recuerdan que esta subida se produce en un contexto fatal por culpa de la crisis de abastecimiento de semiconductores, que ha alargado tiempos de espera y eliminado el stock de casi todas las marcas. Según la patronal de concesionarios, Faconauto, la subida del tributo podría significar la pérdida de hasta 100.000 unidades en el conjunto del año.

Coches que saltan de tramo

Noticias relacionadas

De un día para otro, muchos coches pasarán a encarecerse de media un 5%. El coche más vendido de 2021 al cierre de noviembre, el Seat Ateca, es uno de los ejemplos más claros de lo que se encontrarán los compradores en 2022. En su motorización de acceso, el motor de gasolina TSI de 110 CV, declara unas emisiones de 137 gramos de CO2, quedando ahora exento del impuesto pero encareciéndose un 4,75% a partir del 1 de enero. Todas sus motorizaciones, incluso la diésel de 115 CV, que emite 127 gramos, saltaran de tramo.

De la lista de los 10 coches más vendidos en España en 2021 hasta noviembre, solo el Fiat 500 y el Toyota Corolla se librarán de saltar de tramo. Tanto el Seat Arona, como el Hyundai Tucson, el Dacia Sandero, el Peugeot 2008, el Seat León, el Peugeot 3008, el Citroën C3 y el Volkswagen T-Roc tienen motorizaciones que se encarecerán el 1 de enero.

Temas

Coches