Según CCOO

El bombero muerto en Ascó salvó antes la vida a una trabajadora

La Guardia Civil ha iniciado la investigación con la declaración de testigos, si bien las pesquisas aún se encuentran en una fase preliminar

Central nuclear de Ascó

Central nuclear de Ascó / Joan Revillas

2
Se lee en minutos
EFE

CCOO ha puesto en valor la actuación del equipo de bomberos en el accidente ocurrido ayer en la central nuclear de Ascó I (Tarragona) que permitió desalojar el espacio y, en especial, la del bombero que murió y cuya labor "salvó la vida de una trabajadora", a la que pudo sacar de la zona de peligro antes de fallecer.

El accidente se produjo cuando, por causas que todavía se desconocen, se disparó el dióxido de carbono (CO2) del sistema contra incendios, lo que afectó a un bombero de la empresa Falck, que opera dentro de las instalaciones de la nuclear, que falleció.

En un comunicado, el sindicato lamenta la muerte del bombero y transmite su apoyo a la familia y a las otras tres personas que resultaron heridas y que evolucionan favorablemente.

Los Bombers de la Generalitat también han trasladado, en un tuit, el pésame a la familia y amigos del fallecido, del que han destacado que era un antiguo voluntario de este cuerpo y que ayer perdió la vida en el ejercicio de su cargo.

Este mediodía se llevarán a cabo tres minutos de silencio en la central de Ascó en recuerdo del trabajador muerto y en apoyo a los heridos. 

La investigación

Con respecto a la investigación del accidente, la Guardia Civil ha iniciado la investigación con la declaración de testigos, si bien las pesquisas aún se encuentran en una fase preliminar.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, la Guardia Civil ha asumido la investigación por este accidente mortal, en colaboración con el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), al ser la planta de Ascó, como todas las centrales nucleares, una infraestructura crítica.

Noticias relacionadas

La investigación se encuentra por el momento en una fase muy inicial, con la toma de declaraciones testificales, aunque la previsión es ir avanzando en la revisión de todos los sistemas de seguridad para detectar qué falló para que se produjera la fuga de dióxido de carbono (CO2) que causó el mortal accidente.

La Asociación Nuclear Ascó Vandellós (ANAV) ha informado en un comunicado de que también mantiene abierta una investigación.