Corredor Mediterráneo

Raquel Sánchez: "En 2025 o 2026 estará lista la conexión entre Almería y Francia"

Los empresarios han pedido al Gobierno que no deje pasar "la oportunidad de dejar que España pierda el tren del progreso"

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez. / JOSÉ LUIS ROCA

4
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La ministra de Transportes, Sostenibilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez Jiménez, se ha comprometido este miércoles a que en "2025 o 2026" esté lista la conexión del Corredor Mediterráneo que une Almería con la frontera francesa, aunque no ha hecho ninguna mención sobre el resto de la infraestructura. "Estoy en disposición de decir que en 2025 o 2026, al menos la conexión entre Almería y Francia estará ejecutada, todos los tramos que están en la actualidad en ejecución estarán ejecutados", ha asegurado Sánchez Jiménez frente a más de mil empresarios reunidos este miércoles en Madrid para pedir celeridad en las vías del ferrocarril que aspiran a conectar Algeciras y Francia a través de la alta velocidad.

“Yo quiero ser una ministra comprometida con el Corredor y soy una ministra comprometida porque este Gobierno es un Gobierno comprometido”, ha asegurado Sánchez Jiménez. El ministerio para Transportes suma una cuantía de 6.000 millones de euros en los Prsupuestos Generales del Estado (PGE) que están actualmente en tramitación en el Congreso de los Diputados, de los cuales más de 1.200 millones se destinarán al Corredor Mediterráneo. “Esa es la cantidad consignada y eso nos va a permitir avanzar. Espero que eso contribuya a poner más tramos en servicio”, ha agregado.

En concreto, Sánchez se ha comprometido a tener listo el tramo de Murcia, para conectarlo con Madrid, Cuenca, Albacete y el norte de España. También el puerto de Tarragona, para unirlo con el resto de Europa, así como otros enlaces logísticos como La Llagosta. También la alta velocidad entre Valencia y Castellón para que dejen de interferir en los servicios de Cercanías (doble vía entre Valencia y Castellón), o la conexión "directa y de alta calidad" entre Granada y Málaga por Antequera. "Nos encontraremos en situación de poder conectar las tres capitales de la Comunidad Valenciana con ancho estándar", ha concedido la ministra.

“Estamos en la buena senda, tienen esos compromisos presupuestarios y la voluntad política se está traduciendo en avances tangible. Además, tenemos otro elemento que nos presiona, que es la ayuda de los fondos europeos que, además, nos define unos hitos temporales porque todo lo comprometido por los fondos europeos para el Corredor Mediterráneo lo tendremos que ejecutar antes de 2026", ha explicado. 

Diez años de promesas

Los empresarios lamentan los retrasos constantes que ha habido en los últimos años. "Si los sucesivos Gobiernos de España se hubieran tomado en serio el Corredor Mediterráneo este podría estar construido hace diez años. Perdimos ese tren y todo indica que perderemos el de 2025, ayudemos a no perder más trenes", ha expresado tras las palabras de la ministra, el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Vicente Boluda. Además de Boluda se han dado cita este miércoles en Ifema el presidente de Mercadona, Juan Roig; el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre; el presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri; el consejero delegado de Vectalia, Antonio Arias; el presidente de BP España, Carlos Barrasa; el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, el presidente del grupo Consentino, Francisco Martínez-Cosentino, y el presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, entre muchos otros.

El presidente de AVE se había dirigido previamente a Raquel Sánchez para decirle que "muchos datos le sonarán" porque llevan "repitiéndolos cinco años y sufriéndolo 25". "Ministra, tiene una oportunidad única; la oportunidad de dejar que España pierda el tren del progreso y el tren del siglo XXI, el Corredor Mediterráneo", ha inquirido Boluda. Lo cierto es que la primera vez que se puso el foco desde las autoridades públicas a este corredor fue de la mano de José Blanco (PSOE) en 2011, cuando prometió que en 2020 estaría listo. Unos años más tarde (2013), el entonces ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, lo reclamó como red vertebradora para Europa y en 2014, la ministra de Fomento, Ana Pastor, "lo dejó en el aire".

En 2016, ante los sucesivos retrasos en las promesas, los empresarios se organizaron para tratar de presionar a los distintos Gobiernos para impulsar esta iniciativa. "De la Serna en 2017 nos dijo que teníamos que ser realistas, que las obras entre Almería y Murcia habían comenzado poco antes y no estarían listas", explicaron en el acto a través de un vídeo. Sin embargo, el anterior ministro de Transportes, José Luis Ábalos, prometió que en 2025 podría estar listo el corredor mediterráneo, gracias a los fondos europeos. Su sucesora, Raquel Sánchez, parece que retrasa esa realidad, aunque asegura que para entonces estará listo el principal tramo que une Levante con Francia.

Noticias relacionadas

Comercio online

Por otra parte, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado que "para que el proceso de recuperación no sea flor de un día y tengamos capacidad de que sea estructural necesitamos impulsar la productividad de nuestra economía" y "si hay algo paradigmático en esta transformación es el Corredor Mediterráneo". "Detrás de él hay dos ideas, la combinación de la España radial y la España circular, y otro la relación económica, desde el punto de vista estructural", ha añadido Goirigolzarri. Mientras, el economista Fernando Trías de Bes ha defendido que "en un mundo global y con el comercio online, que ha avanzado en un año lo que debería haber avanzado en cinco, el nexo entre transporte portuario y terrestre se ha convertido en una de las ventajas competitivas geopolíticas". "Cada día sin corredor España pierde una oportunidad económica sin parangón", ha añadido.