Sostenibilidad

La España más verde: 241.000 millones hasta 2030

El plan energético prevé la creación de hasta 348.000 empleados anuales gracias a las inversiones para la descarbonización de la economía

La España más verde: 241.000 millones hasta 2030
3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El camino hacia una España más verde incluye unos 241.000 millones de euros, una suma equivalente a la quinta parte del producto interior bruto (PIB) anual, hasta 2030 para la implantación de energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética y redes. Según recoge el plan nacional integrado de energía y clima 2021-2030, esta gigantesca movilización de recursos para la descarbonización de la economía supondrá, a su vez la creación de entre 253.000 y 348.000 nuevos empleos anuales durante este periodo.

Este proceso de transición ecológica, que requerirá la colaboración público-privada, es uno de los pilares, a su vez, del plan de transformación, recuperación y resiliencia, que el Gobierno remitió a Bruselas y en el que se recogen las reformas e inversiones previstas para beneficiarse de los 140.000 de fondos europeos 'Next Generation', de los que la mitad son a fondo perdido. De los primeros 70.000 millones previstos en los primeros tres años en el plan de recuperación remitido a Bruselas, el 40,29% son para el apartado de la transición verde, apoyado en el despliegue e integración de energías renovables, infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y el despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento, además de una hoja de ruta del hidrógeno renovable, una apuesta de las grandes energéticas en la actualidad -la última delas cuales es la de Repsol, con un plan de 2.500 milones hasta 2030, pero a lo que se han sumado otras grandes compañías como Endesa, Iberdrola o Naturgy, entre otras -- y la estrategia de la transición "justa".

Catalunya, al ralentí

En Catalunya, donde apenas se han instalado un megavatio (MW) de energías renovables en la última década, la transición verde corre el riesgo de seguir al ralentí con el decreto aprobado por el Govern, que prioriza las pequeñas producciones locales y la decisión de los propietarios. Aunque se ha alejado la sombra de la moratoria, que exigía la CUP, el sector vive con preocupación el futuro al considerar que la tramitación de instalaciones, que dura una media de 33 meses en parques eólicos, aunque los hay que superan los 90 meses; seguirá a marcha lenta.

El propio plan de recuperación remitido a Bruselas destaca el Pniec como "marco director del programa de inversiones y reformas" para "una transición medioambiental justa, que desarrolle las capacidades estratégicas de la economía verde. Se estima que la ejecución de estos planes tendrá un efecto estimado en un 1,8% del PIB en 2030. Según las estimaciones del Pniec, las inversiones en renovables generarán entre 107.000 y 135.000 empleos al año; las destinadas a eficiencia y ahorro enerético, entre 56.000 y 100.000; las dirigidas a redes y electrificación, unos 46.000.

Arcas públicas

Este volumen de actividad tendrá, a su vez, un efecto importante en las arcas públicas a través de la recaudación de impuestos que provendrán de una mayora actividad económica e industrial, con un aumento de entre 7.600 y 19.800 millones de euros "sin alterar los tipos impositivos". Y esos ingresos adicionales "pemitirían un aumento similar del gasto público". De hecho, según el plan nacional, el incremento en la recaudación permitirá cubrir todos los gastos vinculados a la financiación pública del propio Pniec, entre 2.900 y 6.900 millones y "liberar una cantidad notable de recursos para otros gastos o transferencias". Eso son en total "entre 4.700 y 12.800 millones de euros adicionales que estarían disponibles para el sector público para otros gastos, inversiones o transferencias no asociados al Pniec".

Otra de las ventajas de esta estrategia es que se podrán ahorrar un total de 67 millones de euros hasta 2030 respecto al escenario tendencial, por la reducción de la demanda de combustibles fósiles, una de las variables que más contribuye al aumento del déficit comercial español.

Además del elemento económico, las medidas de este plan se prevé que tengan una incidencia "muy positiva en términos de salud". De hecho, se estima que la mejora de la calidad del aire evitará la muerte prematura de alrededor de 2.400 personas en España en 2030.


Noticias relacionadas

Todos los artículos de EL PERIÓDICO sobre la Cumbre del Clima de Glasgow

El mundo tiene una última oportunidad de evitar la catástrofe climática y esta es la Cumbre del Clima de Glasgow (COP26). Entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre, gobiernos de todo el mundo debatirán sobre cómo frenar el avance de la crisis climática. Aquí podrás encontrar todos los artículos de EL PERIÓDICO sobre la COP26