Operación empresarial

Grifols compra por 1.100 millones el 90% de la alemana Biotest y lanza una opa por el resto

Ambas compañías sumarán 7.000 millones de euros de ingresos y 2.000 millones de Ebitda

El presidente de Grifols, Víctor Grifols.

El presidente de Grifols, Víctor Grifols. / EFE

3
Se lee en minutos
EFE

Grifols ha acordado la adquisición por 1.100 millones de euros de la totalidad del capital social de la farmacéutica Tiancheng Pharmaceutical Holdings, propietaria del 90% de las acciones ordinarias y del 1% de las acciones preferentes de la compañía alemana Biotest. En paralelo a esta transacción, Grifols lanzará una opa para adquirir en efectivo el resto de las acciones ordinarias y preferentes de Biotest por 43 y 37 euros, respectivamente, e intentar hacerse así con la totalidad del capital, según ha informado este viernes la compañía catalana a la CNMV.

Biotest es una empresa del sector de la salud que cotiza en bolsa y está especializada en hematología e inmunología clínica innovadora, con un portafolio de I+D que incluye nuevas proteínas plasmáticas, que complementan la cartera de productos de Grifols. La operación valora Biotest en 1.600 millones de euros.

Según Grifols, esta adquisición reforzará su posición en el sector de las terapias plasmáticas, acelerando y ampliando su cartera de productos y su presencia comercial, y le permitirá mejorar su rentabilidad e ingresos por litro de plasma. En este sentido, Grifols ampliará y diversificará su suministro de plasma con la incorporación de los 26 centros de donación de plasma de Biotest en Europa y reforzará sus operaciones e ingresos en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África).

Una vez completada la compra de Tiancheng, Grifols poseerá indirectamente 17.783.776 acciones ordinarias de Biotest, representativas del 89,88% del capital con derecho a voto, y del 44,94% del capital total, y 214.581 acciones preferentes de Biotest, representativas del 0,54% del capital total. Las acciones de Biotest que posee indirectamente Tiancheng International Investment se han valorado a 43 euros cada acción ordinaria y a 37 euros cada acción preferente. Este es el precio que Grifols ofrecerá en la opa por el resto de acciones ordinarias y preferentes de la compañía.

El grupo prevé que las nuevas proteínas y las sinergias, tanto de ingresos como de costes, generen un importante valor añadido, impulsando el crecimiento de ingresos y la expansión de márgenes: más de 7.000 millones de euros de ingresos combinados, más de 2.000 millones de euros de EBITDA, margen EBITDA superior al 30 % y ratio de apalancamiento inferior a 3,5x en 2024. La transacción está sujeta a diversas aprobaciones y condiciones regulatorias y su cierre está previsto a finales del primer semestre de 2022.

Raimon Grífols Roura, co-consejero delegado de Grifols, destaca que la operación permitirá a Grifols y Biotest "hacer evolucionar la industria del plasma" y acelerar el desarrollo de nuevos productos plasmáticos. "Esta operación nos ofrece una oportunidad única para impulsar nuestro centro de innovación europeo y colaborar con una destacada compañía alemana reconocida por su experiencia en desarrollos clínicos. Uniendo nuestras fuerzas avanzaremos en el desarrollo científico y de terapias plasmáticas innovadoras para ofrecer una mayor calidad de vida a los pacientes", añade Víctor Grífols Deu, el otro co-consejero delegado del grupo.

Para financiar la operación, Grifols, que ha contado con Osborne Clarke y con Proskauer Rose como asesores legales y con Nomur y UBS Europe como asesores financieros, tiene comprometida con Bank of America (BofA Securities) una financiación puente no garantizada por importe de 2.000 millones de euros. Además, explorará opciones de financiación con instrumentos de deuda no garantizada.

Fundada en 1946, Biotest es una multinacional que cotiza en la Bolsa de Fráncfort y está especializada en soluciones innovadoras de hematología e inmunología clínica. La firma, con 1.928 trabajadores en todo el mundo, desarrolla, produce y comercializa medicamentos biológicos con aplicaciones en hematología, inmunología clínica y cuidados intensivos. Su cartera incluye 12 productos diferentes que se comercializan en más de 90 países.

Como parte de un proyecto más amplio, Biotest está liderando ensayos clínicos con proteínas plasmáticas innovadoras para tratar enfermedades congénitas y adquiridas. Entre ellos destaca un estudio en pacientes con una elevada pérdida de sangre durante la cirugía de la columna vertebral y en cirugía abdominal para el tratamiento del pseudomixoma peritoneal (PMP), y otro para el tratamiento de pacientes con neumonía adquirida grave.

Noticias relacionadas

Biotest cuenta con una capacidad de fraccionamiento de hasta 1,5 millones de litros de plasma al año, que está previsto duplicar a través del proyecto Biotest Next Level. Su red de centros de plasma incluye 26 centros situados en Alemania, República Checa y Hungría. En 2020, Biotest registró unos ingresos de 484 millones de euros y un EBITDA ajustado de 108 millones de euros.

Grifols, por su parte, es una de las mayores empresas de plasma, con cerca de 24.000 empleados en 30 países y regiones y ventas en un centenar de países.